tecnologia

Química para un futuro sostenible

La innovación se posiciona como una pieza clave del éxito. BASF propone una iniciativa basada en reciclar químicamente los residuos plásticos para convertirlos en una materia prima secundaria que sustituya a los recursos fósiles

15 DE octubre DE 2021. 10:25H Dirigentes

728df1a8b401d407f968c0e614a8ca34.PNG

En los últimos años, la sostenibilidad se ha convertido en una tendencia global. Cada vez más clientes toman decisiones de compra basadas en valores y respetuosas con el entorno. La transparencia ahora es una cuestión clave. Bajo esta premisa y con la intención de alcanzar este fin, en BASF destacan la innovación como uno de sus principales compromisos, de forma que combinan el éxito económico con la responsabilidad social y la protección del medio ambiente. Prueba de ello es cómo ha repercutido este elemento en sus resultados, atestiguados en el segundo trimestre de 2021 en el que han alcanzado un aumento del 56% de las ventas a nivel global.

En este contexto, los residuos plásticos, entendidos como uno de los grandes desafíos globales, juegan un papel importante en la economía sostenible y eficiente en el uso de los recursos. Sus beneficios son visibles y están probados en aspectos tan diversos como los envases, cuya aplicación evita la pérdida de alimentos; la automoción, a través de la creación de vehículos ligeros; o en la construcción, al permitir el aislamiento de edificios, entre otros ámbitos. Por ello, desde hace tiempo la misión de BASF es crear química para un futuro sostenible. Para lo cual, una de sus grandes metas es el desarrollo de una economía circular que sustituya a la tradicional economía lineal, basada en extraer, producir, consumir y tirar, por otro sistema en el que los recursos se mantienen durante el mayor tiempo posible.

Siguiendo esta línea, para hacer frente a los retos de la energía inteligente, la alimentación, la movilidad y la vida urbana, este modelo económico se sitúa en uno de sus focos prioritarios. Así, desde 2018, la estrategia de sostenibilidad de la multinacional centra parte de sus esfuerzos en el desarrollo del proyecto ChemCycling, basado en reciclar químicamente los residuos plásticos mediante pirólisis y así convertirlos en una materia prima secundaria en sustitución de los recursos fósiles. En otras palabras, convierte dichos residuos plásticos en productos de calidad orientados a sectores demandantes. 

De esta manera, la tecnología que utilizan y que es complementaria al reciclaje mecánico, consigue ahorrar emisiones de CO2 en comparación con la producción convencional, además de fabricar unos materiales con la misma calidad que la del plástico virgen, proponiendo de esta forma una solución a los residuos más complicados de darles una segunda vida. En este sentido, ChemCycling propone convertir aquellos residuos difíciles de reciclar mecánicamente, tales como materiales mixtos, con residuos o envases multicapa de alimentos, que suelen terminar en incineradoras o vertederos, en materia prima para la fabricación de nuevos plásticos, reduciendo así el consumo de recursos fósiles finitos.

Durante la fase del proyecto piloto, iniciada hace ya tres años, BASF presentó los primeros prototipos que incluían envases de queso mozzarella, componentes transparentes de refrigeradores y cajas aislantes para aplicaciones sensibles, mientras que, en 2020, clientes del mercado alemán lanzaron los primeros productos comerciales. Un ejemplo es el recipiente innovador utilizado para conservar las salchichas de carne de pollo orgánica de la marca Gutfried, basado en materias primas recicladas.

Un futuro sostenible sobre ruedas

Por su parte, otro caso de cómo el sistema ChemCycling contribuye al desarrollo de la economía circular es el EcoCart e-180, un carro de supermercado ecológico ideado por Polycart y fabricado en su totalidad con plástico reciclado de origen posconsumo. De este modo, su puesta en marcha contribuye a que las tiendas lleven a cabo una actividad sostenible y más respetuosa con el medio ambiente. Desde la compañía han anunciado que, antes de que acabe el año, se enviarán los primeros carritos de plástico a algunos supermercados y, dentro de poco, se podrán ver en grandes minoristas como Carrefour o Mercadona. 

La ligereza es una de sus principales ventajas, lo que facilita su movilidad, también pueden personalizarse para que su color coincida con los de la imagen de marca del cliente y, además, son menos propensos a ser objeto de robo que los de metal, valorados habitualmente como chatarra. Igualmente, su innovación también es extensible a las compras 2.0, al poder integrar fácilmente chips de RFID que permitan la identificación sin contacto y la localización de objetos usando ondas de radio

El reciclaje químico es una tecnología preparada para su uso industrial a gran escala. Aun así, todavía quedan retos pendientes para que sea capaz de ser utilizada de manera generalizada. En este sentido, BASF señala tres. La necesaria mejora continua de los procesos de pirólisis y purificación, el aumento de los volúmenes para satisfacer la demanda y el desarrollo de alianzas para seguir impulsando su desarrollo.

Por su parte, el compromiso del sector químico para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU se reflejan en el marcado carácter innovador de BASF. A este respecto y fiel al compromiso que la entidad mantiene con este ámbito, el pasado mes de septiembre expuso en el salón Expoquimia 2021 de Barcelona la Ren Chair. Se trata de un disruptivo prototipo de silla de ruedas, creado conjuntamente con Wheel-Line Co. Ltd y REHTO Design, cuya principal novedad es la experiencia que brinda al usuario, permitiéndole llevar una vida más activa y autónoma gracias al control mediante una aplicación conectada a través del smartphone del propietario. Asimismo, sus materiales son más ligeros y tienen mayor durabilidad que los convencionales, haciendo estas sillas más resistentes al deterioro por el uso, además de más confortables, sin poner en riesgo el diseño y la funcionalidad.


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"