tecnologia

La tecnología que identifica casos de COVID-19 por la voz

Dirigentes entrevista a Simon Marchand, Chief Fraud Prevention Officer en Nuance

12 DE mayo DE 2020. 08:30H Mario Talavera

Hace pocos meses, las autoridades europeas obligaron a los bancos a introducir dos medidas de autentificación de usuarios en sus sistemas. Se trata de una medida que buscaba elevar la seguridad a la hora de acceder a servicios bancarios digitales que, no obstante, se encuentra a cierta distancia de lo que ya se aplica en la orilla oeste del Atlántico.

El jefe de de prevención del fraude en Nuance, Simon Marchand, ilustra a DIRIGENTES sobre cómo la voz es una cualidad que identifica a cada individuo y lo hace completamente diferente a los demás. El punto de vista de su compañía es que la voz, más allá de servir como herramienta para distintos servicios como los que realiza, también puede utilizarse para registrarse, como identificador.

Sin embargo, la voz no solo es única y distingue a cada persona, sino que puede decir mucho de ella, incluso de su estado de salud. DIRIGENTES abordó cómo la biometría, el reconocimiento de voz puede ayudar en la actual crisis del coronavirus. "La biometría de voz, y en concreto la tecnología de Nuance, puede utilizarse para detectar si alguien tiene una enfermedad que afecta a varios órganos respiratorios, desde los propios pulmones hasta las fosas nasales", dice el experto en tecnología de la compañía, Brett Beranek.

De ese modo, se pueden establecer los parámetros comunes de aquellas personas con COVID-19 para identificar nuevos casos o, al menos, para dar pistas sobre su salud. No obstante, también puede ser útil para "identificar si se trata de una persona de alto riesgo o no (como personas mayores), de manera que se pueda priorizar el servicio para ellos".

En ese sentido, puede servir para saber a quiénes hay que agilizar los procesos o si es recomendable que estén menos expuestos. Desde Nuance, se explica a este medio que se está "trabajando con organizaciones en España para brindar la mejor atención al cliente posible dada la situación de la pandemia del COVID-19".

La voz como contraseña

En todo caso, el foco de esta compañía está en los bancos y en la seguridad. ¿Por qué es mejor utilizar la voz que una contraseña? Las contraseñas pueden contener datos que sirvan de guía para los cibercriminales, mientras que la voz, entre otras cualidades biométricas, carece de valor para un delincuente. Las características de esta forma de identificación controla "no sólo cómo suenas, sino también cómo usas la gramática, tu ritmo al hablar o el vocabulario, independientemente del idioma que uses", dice Marchand.

No obstante, Europa aún tiene que aprender de Estados Unidos, a pesar de que la regulación al respecto: "En general, hay una mayor concienciación de los riesgos, pero vemos cómo en Norteamérica está empezando a crecer la preocupación en este aspecto, sobre todo en lugares como Canadá y California, que ya están iniciando procesos regulatorios".

Eso no contradice que "en Norteamérica la biometría sea algo muy popular" y que "un montón de bancos en Norteamérica usan esta tecnología desde hace años". En el caso de España, Marchand predice que "es un mercado en el que empezará a verse este mismo año". De hecho, Nuance ya trabaja con grandes bancos como Santander o BBVA que, por otra parte, aún no han llevado este tipo de soluciones a suelo español.


Un obstáculo para los cibercriminales

Las aplicaciones de este tipo de tecnología son variadas, aunque se enmarcan dentro del mismo segmento. Es decir, son las empresas las que pueden sacar un mayor partido para mejorar la experiencia del usuario, por un lado, y para establecer mejores controles de seguridad, por otro. En el primer ámbito, Marchand cree que es útil porque "aporta información de cómo interactúas con tus consumidores".

En cuanto a la seguridad, reconoce que "los cibercriminales son más rápidos". En ese sentido, "es útil estar al tanto de acciones sospechosas". Por ejemplo, si se abre una cuenta que realiza movimientos sospechosos, el banco tardará tiempo en comprobar qué está pasando. "Pero si tu primer paso es identificar quiénes son los que intentan realizar estas acciones, podrás frenar el ataque mucho más rápido", reflexiona el dirigente canadiense.

En ese sentido, Marchand considera que es importante el tratamiento de los datos que hacen las empresas, aunque Nuance no gestiona datos de usuarios. Así, invita a las compañías a preguntarse si están haciendo lo suficiente para proteger los datos de sus clientes. "¿Hasta qué punto es necesario tener cierta información? Y, ¿cuánto tiempo tengo que guardarla? Tenemos una gran responsabilidad de cómo la recogemos y por cuánto tiempo", concluye Marchand. No obstante, las empresas están más concienciadas ahora, aunque este proceso "ha tomado un par de años".

Artículos relacionados

“La tecnología que se está desarrollando en España no llega a nuestras empresas”
El futuro de la inversión en tecnología
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"