tecnologia

"Tras esta crisis, muchas empresas tendrán que replantearse cómo toman decisiones"

Entrevista al director general de Nutanix, Iván Menéndez

27 DE marzo DE 2020. 07:20H Alexandra Gheorghiu

7643abc4e0ba8649f1a72899d8ea25a6.jpg

El uso de la nube se ha consolidado a escala global como el principal cimiento tecnológico sobre el que la industria ha erigido la transformación de sus negocios. Así lo indica la consultora Quint. En la misma línea, IDC Research España también se pronuncia sobre el potencial del cloud en cuanto a que la inversión en esta tecnología se disparará en los próximos años y alcanzará para 2022 el 40% del gasto core de IT, una cifra que se doblará para 2028.

En este contexto de incertidumbre provocado por el coronavirus, queda patente la necesidad de replantear los modelos de negocio incluyendo como factor prioritario la digitalización. En este sentido, para conocer los beneficios de esta tecnología, comprobar su aporte a la empresa pública y privada y ver cómo está avanzando su implementación en el país, DIRIGENTES charla con el director general de Nutanix, Iván Menéndez. Una compañía especializada en soluciones de computación en la nube para empresas.

¿Cuál es el valor añadido de Nutanix y cuál es su aporte al mundo de la tecnología?

Nutanix nació hace diez años, en un momento en el que estaban empezando a crecer todas las propuestas de valor de cloud.

En tecnología, todo lo que es la construcción de servicios de negocio, es terriblemente complejo porque hay especialistas por cada uno de los hilos tecnológicos. Al final, si sumas la complejidad, los tiempos o los riesgos, los costes de construir servicios tecnológicos son muy grandes. 

Cloud lo que trae es la sobresimplificación de la tecnología. Lo que hacemos en Nutanix es mirar toda la simplicidad que traer el entorno de cloud y aplicar ese modelo. Nutanix permite construir un entorno IT sencillo, a la imagen de los entornos cloud, pero dando la posibilidad de construirlo en cualquier sitio. 

Con los días que vivimos, ser capaces de dar una solución rápida para que tus empleados puedan seguir trabajando en casa, para que tus colaboradores puedan acceder a las aplicaciones, es tremendamente importante. 

En apenas cuatro años han alcanzado el status de compañía unicornio en Silicon Valley, siendo la primera que más rápido ha facturado 1.000 millones de dólares de las que figuran en el Nasdaq en la dos últimas décadas. ¿Cómo han conseguido esto tan velozmente?

La forma tan rápida de conseguir eso tan rápido es hacer confluir dos cosas. 1) Una necesidad que los clientes tienen y que resuelve un problema y 2) hacerlo en un mercado masivo y en el que eficiencias como las que podemos traer generan una tracción enorme. 

Conseguimos ese megacrecimiento teniendo una idea clara de dónde están algunos de los problemas, ya existentes, y complejidades más grandes de nuestros clientes en un mercado muy grande. 

Varios estudios de Gartner o IDC hablan de un crecimiento del cloud, año sobre año CAGR del 35%. En el mercado de tecnología de empresa, no hay segmentos que crezcan a esa velocidad. Ni el outsourcing, ni el CRM, prácticamente el único que se parece es el de cloud. 

Según el informe de Autelsi y Nutanix, tres de cada cuatro planes de modernización de las Administraciones Públicas contemplan la nube. En este sentido, ¿qué aporta esta tecnología a nivel público y de empresa privada?

Las soluciones tipo cloud te permiten hacer las cosas más rápido, más sencillo, con menos recursos y con menos riesgos. Esto equivale a dinero.

Para una empresa privada, en mi opinión, lo que están buscando es time to market. A día de hoy de lo que las empresas son conscientes es de que si tardan el doble o el triple que su competidor en sacar un producto determinado eso va a generar un impacto indudable sobre sus clientes. 

En las Administraciones Públicas, evidentemente, no es lo mismo porque no tienen competencia. Lo que quieren y requieren es ser cada vez más eficientes. En el sector público hay una presión de eficiencia muy grande para dar un mejor servicio al ciudadano. 

Lo que une ambos mundos son los recursos. La mayor parte del sector público español, cuando le pregunto cuál es su mayor dificultad, me dicen que no pueden contratar más funcionarios y tampoco externalizar el servicio.

¿Cómo se está avanzando en el uso de la nube dentro de las empresas? ¿Hay una cultura y un conocimiento por su parte para adoptar esta tecnología?

Una de las cosas más llamativas es que hay una gran carencia de perfiles técnicos formados en determinadas áreas. Las empresa grandes tienen presupuesto, capacidad de contratar o de atraer talento de una forma que muchas veces las empresas pequeñas y medianas no. 

Precisamente, si en algo ayudamos a nuestros clientes es en capitalizar los beneficios de esas infraestructuras cloud sin tener la complejidad y la curva de aprendizaje y de cambio que public cloud te requiere. 

Hemos buscado una forma para que los clientes construyan sus propias cloud, simplificando su uso. En España tenemos cerca de 300 clientes, muchos son pequeños. Llevamos la visión de consumo, de sencillez a esa tecnología y eso posibilita su adopción por parte de muchos más clientes, en más casos de uso y escenarios. 

¿Cómo está afrontando el sector IT el coronavirus? 

Voy a separar industria y clientes. Desde el punto de vista de la industria, la mayor parte de los eventos y viajes a nivel mundial se han cancelado y en Nutanix lo que estamos haciendo es preparar un evento virtual. Es decir, vamos a hacer el evento desde casa, con un fondo común, para que la experiencia de nuestros clientes desde casa, sea la más parecida a estar en un evento. 

Desde ese punto de vista es un cambio, pero si algo creo es que las compañías tecnológicas tienen una facilidad de adaptación al cambio brutal. Van a buscar formas imaginativas de acabar resolviendo su trabajo del día a día. 

¿Qué creo que pasa con buena parte de los clientes? Dar servicios IT es caro, lleva tiempo, no hay recursos. Imaginemos como han sido las circunstancias como la que nos rodean de muchos clientes que han tenido que construir servicios IT en 2-3-5 días. 

El entorno está muy movido, pero si hay algo que podía ser tan negativo como el coronavirus para la sociedad, seria que la economía se parase. Eso sería un problema por encima del que ya tenemos, entonces en compañías como la nuestra hay una parte de RSC, que ayudamos a que eso no ocurra y tenemos tecnología para ello. Pensemos en un escenario tan sencillo en que organismos y empresas lo que tienen en muchas de ellas son PC de escritorio, no es planteable que cada uno coja su ordenador y se lo lleve a su casa.

Para que un trabajador trabaje de forma efectiva en su casa hay que tener en cuenta muchas cosas: conectividad de red, securización, control de la información y de los accesos, asegurar cierto nivel de rendimiento para que el trabajador pueda hacerlo de forma adecuada. La complejidad que tiene un escenario como este, es un buen ejemplo de en qué consisten los entornos tecnológicos. 

En este contexto de crisis, ¿queda patente que la digitalización es una urgencia?

Después de tratar con muchos clientes, muchos asumían que había cosas que no iban a cambiar. Muchas compañías daban por hecho que los trabajadores iban a poder ir a trabajar a sus puestos, ¿y si no pueden? 

Va a haber un crecimiento muy fuerte de la inversión tecnológica de las empresas para hacer que sus trabajadores puedan trabajar en cualquier sitio y cualquier momento. 

Creo que es evidente que muchas empresas hablaban de digitalización y yo creo que lo hacían en el marco de mejorar sus procesos, su mercado o su forma de atraer clientes y lo que muy pocas han hecho es asumir que en algún momento no puedes trabajar como trabajas hoy. 

Si hay una constante es el cambio y creo que para las empresas lo que muchas veces es problemático es la gestión del corto-medio-largo. El corto plazo siempre te aconseja cosas que el medio y el largo plazo no necesitan. Por ejemplo, en los primeros días de la crisis, había mucho revuelo con que si había que repatriar o no todos los centros de fabricación que se han desplegado en China. 

Hacer algo sólido, estable y eficiente a largo plazo es más complejo, pero es infinitamente más reconfortante. Soy un firme creyente en el medio y largo plazo. 

Tras esta crisis muchas empresas tendrán que replantearse cómo toman decisiones y por qué. El corto plazo siempre te lleva a recortar, no necesariamente a la solidez y a la innovación. 

¿Cuál es el papel de la tecnología en la lucha contra el coronavirus?

Creo que tiene que ver con permitir que personas trabajen juntas de la forma más análoga a la forma en la que venían trabajando, estén donde estén. Hace 10 años, muchos de los mecanismos de acceso, de colaboración, de virtualización de aplicaciones, de acceso remoto del presente no existían. La tecnología tiene un papel fundamental en simplificar el acceso a bienes y servicios desde cualquier lugar, de forma sencilla y accesible para todos. 

Usos, lugares o necesidades donde antes los clientes no invertían dinero, ahora están teniendo que hacerlo casi de forma forzosa, pero no olvidemos que construir un servicio IT es costoso, largo, complejo. Y creo que hay empresas que todavía no tienen claro que la tecnología es un habilitador de negocio insustituible. Creo que muchos paradigmas van a revaluarse por circunstancias como esta y volver a ponerse al día probablemente les cueste mucho más de lo que les hubiera costado plantearse las cosas de otra forma desde el principio. 

¿Cuál es el presente y el futuro de Nutanix?

Nutanix es una compañía que se encuentra en uno de los momentos más interesantes de su historia después de haber tenido un crecimiento exponencial. Estamos en el mercado IT, quitando el de cloud o junto con el de cloud, que más crece porcentualmente. Creo que tenemos dos o tres años por delante que, posiblemente, lo que acaben trayendo es que Nutanix se consolide como una de las compañías punteras en el sector tecnológico. 

Moro: "Invertir en oro me parece la mejor opción para estar en el mercado"