tecnologia

“El turismo espacial es un sector emergente en España, es una gran oportunidad”

Michael-López Alegría, astronauta español, relata en SUTUS 22 el primer viaje privado al espacio

29 DE septiembre DE 2022. 08:16H Alba Guerrero

El turismo espacial es un sector emergente en España es una gran oportunidad Dirigentes Digital

 

Michael López-Alegría es el jefe de la misión Axiom Space. En la primera jornada de SUTUS 2022, el primer evento mundial sobre turismo espacial y subacuático celebrado en Marbella los días 28,29 y 30 de septiembre. El astronauta español ha querido compartir su experiencia como comandante de Axiom Ax-1, la primera misión tripulada de particulares a la Estación Espacial Internacional. “La NASA y socios de la Agencia Espacial Europea nos han apoyado en el montaje de módulos que se van a fijar en la Estación Espacial Internacional”, ha explicado.

El objetivo de Axiom es ir abriendo mercado propio para misiones privadas. De hecho hay otra misión planificada para mayo. El astronauta español ha querido recalcar que no se trata solo de turismo espacial sino que hay que ir más allá y “aprovechar las ventajas económicas que da un nicho aún por explorar”. Además se ha mostrado entusiasmado ante las novedades respecto a la Agencia Espacial Española cuya sede está a punto de ser elegida. “España lleva mucho tiempo trabajando en los programas de la Agencia Espacial Europea. Es un sector emergente en España y eso es interesante, se trata de una gran oportunidad para que España ocupe una posición prominente en ese sector. Creo que esta nueva agencia tiene la oportunidad de trabajar en ese sentido. Deben facilitar las condiciones para que las empresas puedan innovar, el régimen regulatorio debe ser suave y eso la Agencia lo debe tener en cuenta”.  

Vida en el espacio

López-Alegría ha recordado cómo fue esta primera experiencia: “Fuimos con tres personas de EE.UU., Canadá e Israel. El turismo es una forma de disfrute, pero el equipo trabaja muy duro para prepararse para esta misión”. Los viajeros tuvieron una primera toma de contacto en un avión con gravedad cero. “Tenemos un aparato que permite reproducir cualquier nivel de gravedad que queramos, imitamos la aceleración de cohete al ascender, la entrada a la atmosfera”, explica. También hicieron una expedición a Alaska de la mano de la Escuela Nacional de Liderazgo, con ellos se forman los astronautas que forman parte de una tripulación. El objetivo es colocar a los futuros astronautas en una situación incómoda para que se preparen para momentos difíciles. 

“Luego empezamos la formación técnica de seis meses en Houston. Aprendimos a vivir en el espacio: usar el baño, hacer la comida… Lo más importante era la formación para situaciones de emergencia como incendios, despresurización o fugas de amoniaco”, relata López-Alegría, y añade: “No hay nada que pueda igualarse al día del lanzamiento. Había volado otras cuatro veces y la experiencia fue muy distinta. Estaba preocupado de cuidar bien del equipo”. Después 30 segundos se alcanza al área de máxima presión y en la segunda fase la nave pasa de cero a 28.000km/h en menos de nueve minutos. La vuelta a la Tierra también fue bien: “En 37 minutos desde el amerizaje estábamos ya en recuperación. Al llegar a la estación, en el periodo de adaptación se puede sufrir un poco de malestar pero no sentimos nada de eso y es poco frecuente que las personas disfruten de una llegada suave”

Artículos relacionados

El turismo espacial llega a Marbella
El turismo espacial: de quimera a negocio
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"