bolsas y mercados

Un 2020 sin recesión, eso piensan los expertos

Según pasan los meses, las posibilidades de vivir una recesión en 2020 van alejándose. Los estímulos económicos y el año electoral en EEUU juegan un papel determinante.

25 DE noviembre DE 2019. 08:00H Patricia Malagón

La recesión es la principal preocupación de los inversores y de los gestores. Hace unos meses, las predicciones señalaban que en el segundo semestre de 2020 podría producirse una recesión tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea. Sin embargo, los últimos informes comienzan a descartar que esa situación se dé en 2020, lo que significaría que el ciclo expansivo más largo de la historia estadounidense seguiría creciendo.

En Europa, “esperamos que el perfil de crecimiento e inflación se mantenga en niveles muy anémicos y mejore en el segundo semestre de 2020, liderado por Alemania, España, Italia y Grecia. Alemania debería beneficiarse de un paquete des estímulos presupuestarios de alrededor el 1% del PIB”, comenta Sébastien Galy, estratega macroeconómico de Nordea AM

Este mismo experto, también aboga por una recuperación en el crecimiento de China durante el 2020. La economía china ha comenzado a poner en marcha un gran paquete de medidas para frenar la ralentización económica. Ha bajado los tipos de interés, ha devaluado el yuan, ha iniciado una reforma fiscal para incentivar el consumo y ha comenzado a inyectar capital en la economía. Es un pack muy similar al que se usó entre los años 2015 y 2016 cuando su economía comenzó a ralentizarse.

En Estados Unidos

“Estamos mucho más cerca de una ralentización que de una recesión”, comenta Jeff Schulze, director de estrategia de ClearBridge, filial de renta variable en Estados Unidos de Legg Mason. Además, para apoyar su visión, el experto hace referencia a una serie de indicadores que están funcionando bien. “Cuando se produce una crisis, uno de los más afectados es el mercado laboral. Sin embargo, por primera vez en la historia vemos que hay más ofertas de empleo que personas desempleadas”, añade.

Desde la filial ClearBridge toman doce indicadores económicos para conocer el estado actual de la economía en Estados Unidos. De esos doce factores, solo la inversión de la curva, las commodities y el ISM muestran datos preocupantes. Los beneficios de las compañías, el crecimiento de los salarios y la oferta del dinero están en estado “intermedio”. Finalmente, los spreads de crédito, el mercado inmobiliario, el laboral, las ventas del sector retail, la confianza de los consumidores y el consumo se muestran en buen estado.

“Es importante saber que, en la actualidad, la economía familiar está mucho mejor que hace diez años. El consumo se mantiene fuerte y se mantendrá fuerte en los próximos meses”, apunta Schulze.

La importancia electoral

Finalmente, otro factor clave en 2020 será el proceso electoral de Estados Unidos. Si Donald Trump consigue librar el impeachment, como parece, y llega a las elecciones con una situación económica positiva tiene muchas posibilidades de ser reelegido. Desde 1956 todos los presidentes que se han presentado a la reelección en un momento económico bueno, sin estar en recesión, han revalidado su cargo.

En conclusión, el impulso económico de China a su economía a través del citado paquete, los estímulos que se pueden aprobar desde Europa y el año electoral de Estados Unidos, que hará que Trump esté más dispuesto a no provocar daños económicos en el país son los factores que podrían hacer que en 2020 no se viviera una recesión. “Las probabilidades de una recesión inminente son del 20%”, comenta por su parte, Matthieu Grouès, director de gestión institucional y responsable de estrategia y asignación de activos de Lazard Frères Gestion.



Artículos relacionados

Alemania evita la recesión por la mínima
¿Por qué la recesión no está tan cercana como pensamos?
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"