Internacional

La crisis de las Big Tech: Amazon y los despidos masivos en todo el mundo

Amazon será otra gran empresa de tecnología que se verá obligada a reestructurarse masivamente.

17 DE noviembre DE 2022. 08:30H Cristina Rodríguez (Nueva York)

Hasta 10.000 empleados planea despedir la tecnológica Amazon, sobre todo en los departamentos de organización de dispositivos, la división minorista y los recursos humanos de la empresa.

A principios de este año, el crecimiento de Amazon se desaceleró a la tasa más baja en dos décadas. Las pérdidas generales de Amazon ascendieron a alrededor de 3.000 millones de dólares en lo que va del año, y el precio de las acciones del gigante minorista también recibieron un golpe significativo.

El minorista en línea más grande a nivel mundial se convirtió en la primera empresa pública del mundo en perder los mil millones de dólares en valor de mercado. Pasó este año adaptándose a una fuerte desaceleración en el crecimiento del comercio electrónico y enfrentó altos costos por las decisiones de sobreinvertir y expandirse rápidamente. Además se vio afectada por la alta inflación, las políticas monetarias más estrictas y las ganancias decepcionantes de la empresa de comercio electrónico, que en el reporte trimestral de octubre cayeron más del 20%. A eso hay que unir la caída de otro 4,3% hace dos semanas dejando su valor de mercado a unos 879.000 millones de dólares desde un cierre récord de 1.880 millones de dólares en julio de 2021.

Esto ha afectado también al propio Jeff Bezos, fundador de Amazon. Desde principios de año ha visto cómo su fortuna se reducía en unos 83.000 millones de dólares hasta los 109.000 millones de dólares, según datos de Bloomberg.

El mes pasado, Amazon proyectó el crecimiento de ingresos más lento en la historia de la compañía para un trimestre festivo (que incluye el Black Friday y la Navidad), ya que se prevé que los compradores reduzcan sus gastos ante la incertidumbre económica.

Todo esto ha llevado a Amazon a preparar despidos masivos en todo el mundo. Si la cifra finalmente llega a los 10.000 despidos, representaría aproximadamente el 3% de los empleados corporativos de Amazon y menos del 1% de su fuerza laboral global de más de 1,5 millones, que se compone principalmente de trabajadores que trabajan por hora y reciben un salario por hora trabajada.

La compañía está realizando una revisión de sus negocios no rentables para reducir costos, cerrando equipos en áreas como robótica y venta minorista, y redistribuyendo el personal de ciertos equipos a áreas más rentables. Además ha detenido la mayoría de las transferencias internas. Amazon busca así una reestructuración.

Según algunos trabajadores, la compañía les está diciendo a los empleados de esos departamentos que comiencen a buscar trabajo en otros lugares. Estos despidos ya han empezado ya que según una publicación de Linkedin del ex ingeniero de software de IA de Amazon Robotics, Jamie Zhang, “ya no existe el equipo de Amazon Robotics”. Zhang, que estuvo en la empresa durante 18 meses, describió la pérdida de su propio trabajo como sorprendente.

Parece que entre los afectados estarán los trabajadores del departamento recursos humanos, en trabajos corporativos y tecnológicos así como en dispositivos de la compañía, en particular los que trabajan en Alexa, el asistente de voz del hogar de Amazon. Según The Wall Street Journal Alexa tiene pérdidas operativas de más de 5.000 millones por año. Supuestamente, la compañía está debatiendo si agregar nuevas capacidades a Alexa (lo que requeriría una mayor inversión) después de aceptar que la mayoría de los clientes solo usan las funciones más básicas del asistente inteligente. Los responsables de Alexa podrían estar entre los despedidos.

A principios de noviembre, un ejecutivo de la compañía dijo a Reuters que Amazon congelará la contratación en su fuerza laboral corporativa ya que el gigante del comercio electrónico se enfrenta a un “entorno macroeconómico inusual”. “Anticipamos mantener esta pausa durante los próximos meses, y continuaremos monitoreando lo que estamos viendo en la economía y el negocio para ajustarnos cuando creamos que tiene sentido”, dijo Beth Galetti, vicepresidenta sénior de People Experience and Tecnología en Amazon.

Lejos queda el tiempo de pandemia que benefició a las tecnológicas, de hecho fue a era más rentable de Amazon registrada, ya que los consumidores acudieron en masa a las compras en línea y las empresas a sus servicios de computación en la nube. Amazon duplicó su fuerza laboral en dos años y canalizó sus ganancias hacia la expansión y la experimentación para encontrar las próximas “grandes cosas”. Amazon creció mucho en 2020 y ese año la industria tecnológica representó alrededor del 10,2% del PIB de EE.UU., según el Departamento de Comercio del país. Durante la pandemia, las empresas de tecnología crecieron rápido e invirtieron miles de millones de dólares en la contratación de nuevos trabajadores y en la construcción de nuevos centros de datos para aprovechar lo que se consideró “un cambio único en la vida”. Pero a medida que las restricciones pandémicas disminuyeron y la mayoría de las personas volvieron a sus hábitos previos, las empresas tecnológicas se han visto afectadas considerablemente.

La situación ha cambiado también mucho para los trabajadores tecnológicos que antes contaban con docenas de ofertas por sus habilidades y ahora van a tener que competir por puestos de trabajo con miles de personas que van a perder sus trabajos. Los últimos despidos en varias compañías tecnológicas, como Twitter, han reducido significativamente el número de empleados en tecnológicos en el país, pero la mayoría de las grandes empresas todavía tienen más personal que en 2019.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"