Internacional

El negocio de los satélites

La guerra actual en Ucrania no sería posible sin el uso de los satélites. España pretende avanzar en este segmento de supervisión militar, también con ayuda de los alemanes.

18 DE mayo DE 2022. 08:30H Stefanie Claudia Müller

Una red de telescopios distribuida por toda la Tierra, también en España, ha compuesto la primera imagen de Sagitario A*, el agujero negro supermasivo en la Vía Láctea. Para el mundo astronómico internacional supone un enorme éxito porque este tipo de imágenes explica cómo, a su alrededor, pueden existir miles de millones de estrellas y planetas, incluido nuestro Sistema Solar. Astrónomos españoles hablan de “un tiempo mágico” que empieza ahora con las nuevas tecnologías de imagen que permiten explorar el universo de mucho más cerca lo que nos permiten entender los enigmas del espacio. Los buenos astrónomos, meteorólogos e ingenieros aeronáuticos españoles aportan su parte en un esfuerzo conjunto y un interés mundial en explorar el universo. A pesar de todas las guerras que hay actualmente en cuanto a intereses geopolíticos, respecto a la Tierra como planeta en el universo, aún trabajan todos los países juntos.

El Universo nos une, por lo menos por el momento

Sin embargo, aunque la tecnología avanza, lo que faltan son personas que puedan utilizar los ordenadores cuánticos, que sepan interpretar los datos y entiendan de satélites y telescopios. GMV, miembro de la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio (TEDAE), fundada en 2009, es una de las empresas del sector en España que está buscando urgentemente personal pero no lo encuentra fácilmente. “Matemáticos, físicos, ingenieros – todos son bienvenidos”, dice Jorge Potti, director general del sector “Espacio” en GMV: “España tiene buenas universidades y asignaturas STEM, pero todavía no existen suficientes graduados para ocupar todas las vacantes que hay abiertas.” Actualmente, GMV emplea alrededor de 3.000 personas y es la empresa empleadora más grande en España en el sector: “Tiene abiertas 269 vacantes, 179 en España y 90 a nivel internacional”, señala. Padre de dos hijas, Potti invita, sobre todo a las mujeres, a incorporarse a este sector en el que se espera un gran crecimiento en las próximas décadas. Y no sólo eso, además es un sector que ofrece buenos salarios y estabilidad laboral.

“En breve, además, España dispondrá de una agencia espacial propia, así que habrá todavía más estímulo, tanto para la industria nacional como para atraer más inversiones extranjeras.” GMV es uno de los líderes en Europa en el área espacial con vínculos con los principales actores del sector, entre ellos la agencia espacial en Alemania (Deutschen Zentrum für Luft- und Raumfahrt) o BMW.  GMV está proporcionando a la Bundeswehr alemana un sistema de vigilancia espacial, que le permitirá monitorizar la situación en el espacio y proteger las infraestructuras críticas alemanas en órbita, una tecnología que está muy demandada ahora en la guerra con Rusia. En cuanto a BMW, GMV está desarrollando tecnologías de posicionamiento para su nueva generación de vehículos. El multimillonario tecnológico Elon Musk, por ejemplo, está ayudando a Ucrania a acceder a Internet desde el espacio a través de su red satelital Starlink. En una entrevista con DIRIGENTES, el directivo de GMV, Jorge Potti, habla de los asuntos más y menos inteligentes que se emprenden actualmente en el espacio.

¿La agencia española del espacio, cuya sede se va a decidir pronto, tiene sentido?

Sí. Casi todos los países en Europa tienen su agencia espacial, a nosotros nos faltaba. En cuanto a su ubicación es algo que todavía no sabemos. Como estrategia de país no habría problema en que estuviese fuera de Madrid, que es donde se encuentran la mayoría de las empresas del sector, y ubicarla en Puertollano o Teruel, ciudades que se están barajando también y en las que falta inversión empresarial. Sin embargo, quizás no sería lo más practico ya que lo ideal es que, además de estar bien comunicada, la Agencia concentrase al personal que actualmente trabaja en distintos ministerios u organismos que llevan los temas de espacio.

¿Qué piensa del turismo espacial como opción de negocio?

A nivel de negocio es válido pero un lanzamiento es costoso por lo que, por el momento, no es viable “democratizarlo” y abrirlo al público en general tanto por la emisión de gases que generarían como por la falta de alternativa al combustible utilizado actualmente. Hay estudios que señalan que la huella climática de lanzar un turista al espacio es 100 veces más grande por viajero que la de las líneas aéreas. Sin embargo, hay otros modelos de turismo espacial que podrían ser una opción como, por ejemplo, el lanzamiento de cápsulas que te elevan sin llegar a la órbita.  De todas formas, nos encontramos muy al principio de todo esto.

En general, ¿qué importancia tienen los satélites?

Se puede decir que los satélites son esenciales en nuestro día a día en áreas como las telecomunicaciones, la navegación o la predicción meteorológica. En el caso de los conflictos armados, las imágenes que se pueden recibir desde los satélites son esenciales. Por ejemplo, en el actual conflicto armado entre Rusia y Ucrania, la compañía espacial de Musk, SpaceX, ha puesto a disposición de Ucrania su red de satélites Starlink, lo que está siendo vital para las autoridades y las tropas ucranianas al fallar las comunicaciones móviles. Creo que no somos conscientes de cuántas tecnologías y áreas dependen de los satélites.

¿Cómo podemos limpiar la cantidad de basura que ya hemos dejado en el espacio?

Actualmente existe un número muy elevado de satélites en el espacio, muchos ya en desuso y otros obsoletos, y no sabemos muy bien cómo deshacernos de esta basura. Hay tecnologías para atraerlos con una red hacia nuestra atmósfera terrestre, de tal manera que en su reentrada se deshagan en piezas minúsculas. Sin embargo, esta tecnología es sólo válida para aquellos satélites que están cerca de la Tierra. Sin embargo, hay miles de satélites en órbitas más lejanas a los que hay que llevar a una órbita de aparcamiento. Ya hay muchos objetos muy cerca de la Tierra y, cada vez habrá más, por lo que se hace cada vez más necesario regular los lanzamientos al espacio y su posterior eliminación una vez que hayan finalizado las misiones de los satélites con el fin de evitar más basura innecesaria. Hay países que destrozan sus satélites con misiles, lo que  es bastante peligroso.

Artículos relacionados

¿Cómo invertir en la carrera espacial de los millonarios?

 

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"