liderazgo

"A la hora de encontrar financiación, los modelos bancarios tienen un patrón bastante masculino"

Entrevista a Montse Basora, directora del Área de Emprendimiento de Barcelona Activa, y responsable de los ambiciosos programas de esta entidad para mujeres emprendedoras y directivas, como 'Lidera'

18 DE diciembre DE 2019. 11:14H Manuel Gutiérrez

571b3f40552955a76ca413a223aeaf19.jpg

Barcelona Activa es una agencia de desarrollo local con el que el Ayuntamiento de Barcelona ejecuta todas las políticas públicas en el ámbito de apoyo al emprendimiento. DIRIGENTES habla con Montse Barrera, directora del Áreas de Emprendimiento de Barcelona Activa, para conocer el programa Lidera, orientado al emprendimiento femenino.

¿Qué es lidera, iniciativa de la que es responsable?

Al ser la directora de emprendimiento de Barcelona Activa, dirijo toda la estrategia de apoyo a las personas que quieran emprender. Nacimos con un programa de apoyo a mujeres emprendedoras hace 30 años, y en este tiempo hemos ido evolucionando hasta convertirse en Lidera, que más que un programa es una plataforma que apoya tanto a mujeres que quieran emprender como a aquellas profesionales o directivas en su progreso profesional.

¿Cuáles son las mayores trabas que percibes en el emprendimiento femenino?

Las trabas que encuentran las mujeres emprendedoras son las que, en general, encuentran todas para romper lo que llamamos "techo de cristal". Hay un tema de organización familiar y conciliación de la vida personal con la laboral. Aunque las cosas están evolucionando, las mujeres todavía tienen que soportar muchas cargas familiares y eso hace difícil el querer apostar por puestos de más responsabilidad. Aun así, es una cosa que se va trabajando ya que, cada vez más, las empresas van introduciendo en su proyecto de RSC más elementos de conciliación.

Si miramos en el perfil de emprendedoras hay un tema de aversión de riesgo que va muy vinculado a que emprender significa arriesgar. Hay que romper muchas barreras que las mujeres sufren por ese mayor instinto de protección. Por otro lado, a la hora de encontrar financiación, los modelos de financiación bancarios o inversores tiene un patrón bastante masculino, y las mujeres tienen tendencia a pedir menos dinero y generar empresas que no se planteen crecer sino sostenerse.