las empresas hablan

CaixaBank lanza una campaña solidaria contra el COVID-19

Con el lema 'Ningún hogar sin alimentos', la Fundación 'La Caixa' y CaixaBank han hecho un llamamiento a la sociedad para apoyar a los bancos de alimentos

01 DE abril DE 2020. 18:09H Dirigentes

CaixaBank, junto a la Fundación 'La Caixa' han puesto en marcha 'Ningún hogar sin alimentos', una campaña con la que persiguen responder "a la emergencia social derivada de la actual crisis sanitaria y social" y con la que pretenden recaudar comida y fondos con los que cubrir la demanda habitual de sus actividades presenciales, que se han visto afectadas por la situación actual.

A partir de este miércoles, los interesados pueden realizar donaciones a través de la red de cajeros automáticos de la entidad bancaria, o bien con CaixaBank NOW, disponible tanto en aplicación como en pagina web. Los no clientes pueden hacerlo mediante el portal corporativo de la firma. Según detallan en un comunicado, también se puede colaborar con el envío de un SMS con la palabra 'Alimentos' al 38014 o desde la página web 'www.ningunhogarsinalimentos.org'. De manera inicial, la Fundación 'La Caixa' ha aportado 100.000 euros para paliar las primeras consecuencias derivadas de esta emergencia social.

Ante el nuevo escenario, los Bancos de Alimentos han establecido un dispositivo de servicios mínimos tras la suspensión de las operaciones presenciales de recogida de alimentos y otras donaciones. De este modo, para mantener las existencias en sus almacenes, necesitan aumentar sustancialmente la compra de productos, así como contar con donaciones económicas para paliar la falta de recursos.

Desde CaixaBank aseguran que, con tan solo dos euros, los bancos de alimentos pueden proporcionar el sustento básico para una persona durante un día entero, y con la contribución de 20 euros, se puede mantener una familia pequeña una semana. En el momento actual, necesitan aprovisionar, principalmente, stocks de productos infantiles como leche, dado que hay como 41.000 lactantes entre los usuarios. Las provisiones del banco de alimentos son distribuidas a través de las entidades asistenciales y de ayuda social que están registradas y homologadas oficialmente por las administraciones. 

Según la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (AROPE, por sus siglas en inglés), en España, más de diez millones de personas se encuentran en riesgo de pobreza.

La idea es distribuir la cuantía total entre los 54 Bancos de Alimentos, asociados en la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), que hacen una llamada a los ciudadanos para que les ayuden a entregar sustentos a quienes más lo necesitan. A nivel nacional, estas organizaciones atendieron el año pasado a 310.000 familias –1,1 millón de personas desfavorecidas– con el reparto de 144,5 millones de kilos de comida.

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"