liderazgo

Alfio Bardolla: "Las personas ricas son más felices"

Entrevista a Alfio Bardolla, coach financiero y autor del bestseller 'El dinero te hace feliz'

08 DE noviembre DE 2019. 07:06H Carmen Muñoz

El embargo de una vivienda es uno de esos momentos que supone un antes y un después en la vida de cualquier persona. Una amarga situación que Alfio Bardolla (Italia, 1972) supo convertir en una oportunidad que acabaría por explotar al máximo en su edad adulta. Aunque apenas era un adolescente cuando eso ocurrió, su capacidad de resiliencia le llevó a estudiar cómo funcionaban las subastas inmobiliarias y conseguir alcanzar un acuerdo con su entidad bancaria para evitar que eso ocurriera. Y lo logró. Fue precisamente a raíz de ese acontecimiento cuando se dio cuenta de que no quería depender únicamente de la riqueza vinculada al trabajo, sino que él buscaba obtener la libertad financiera.

Más de dos décadas después y con muchos proyectos sacados adelante, Bardolla, a través de la compañía que lleva su nombre, Alfio Bardolla Training Group, se dedica a impartir conferencias a lo largo del mundo sobre educación financiera. Fundada hace casi quince años, esta firma cotiza en la Bolsa de Milán desde 2017. Con motivo de su visita a España, Bardolla recibe a DIRIGENTES en un famoso hotel madrileño con un jersey de color naranja y una camisa blanca. Confiesa que siempre viste así porque esos dos colores conjugados atraen el dinero.

Su última obra se titula El dinero te hace feliz. ¿Lo considera usted así?

No creo que el dinero te haga más feliz, sino la sensación de controlar tu vida. El libro y el refrán proceden de una investigación realizada en Inglaterra que dice que las personas ricas en promedio son más felices. Hay tres cosas importantes que sí te hacen feliz: tener experiencias importantes, crecer como persona y contribuir a crear un mundo mejor.

Habéis escogido Barcelona para desembarcar en España. ¿Por qué esa ciudad?

El domicilio social está en Madrid, pero el primer curso lo impartimos en Barcelona. Esta ciudad mantiene relaciones muy estrechas con mi país. Hay muchos italianos que viven en la ciudad condal, más que en la capital. Nos pareció la opción más inteligente, ya que la participación sería mayor teniendo en cuenta este hecho. Sin embargo, estamos muy preocupados y lamentamos mucho la situación a la que se ha llegado. Barcelona es una ciudad fantástica y esto hace perder la confianza en su economía.

En base a la información recabada con los cursos impartidos, ¿existe una falta generalizada de cultura financiera en España?

Absolutamente. Se trata de una cuestión también que se extiende a Italia y a otros países del Mediterráneo como Grecia e incluso Francia. Desgraciadamente, hemos nacido en un país en el que no se enseña a gestionar las emociones o el dinero en las aulas. Si desde niños no aprendemos cómo funciona y sus reglas, seremos adultos que toman decisiones equivocadas desde el punto de vista financiero.

¿Qué significa para usted la libertad y el éxito financiero?

Estos dos factores se encuentran relacionados con el tiempo que podemos dedicar a las cosas que son importantes para nosotros. Una vez solucionado este problema, es decir, cuando el dinero ya no supone un impedimento, las personas se pueden dedicar a lo que realmente les interesa. Mucha gente se pasa la vida intentando buscar este dinero y luego no acaban de solucionarlo. No pueden estar con quién quieren durante el tiempo que les apetezca. Considero que esta es una gran conquista que todo el mundo debería conseguir en su vida.

Una gran cantidad de personas dependen de un salario para poder sobrevivir. ¿Cómo pueden salir de esa situación?

El primer paso es estudiar. El dinero es una cuestión de cabeza, no de dinero previo. Entonces si no entienden cómo funciona, no conocen sus reglas y se pasan el tiempo intentando producirlo sin haber aprendido la manera de hacerlo.

Cuando era pequeño mis padres me daban como consejo que tenía que licenciarme y buscar un empleo fijo, luego jubilarme y ser feliz. Pero eso valía para antes de 1971. El mundo ha cambiado. Con la llegada de Internet se ha agravado aún más. Por tanto, la posibilidad de producir dinero viene de la capacidad de estudiar y tener un mentor. Una persona que ya haya entendido ese concepto y seguirla. Eso es lo que hice y lo que enseño en mis cursos. Las finanzas personales deberían ser una asignatura como cualquier otra.

Hay un famoso dicho popular que dice ' no es más rico quien más tiene, sino el que menos necesita'. ¿Está de acuerdo?

Mi concepto de persona rica es aquella que tiene dinero para dedicarlo a lo que realmente le gusta. No lo asocio a poseer cosas y, menos aún, a hacer gala de ellas. Esto tiene más que ver con el estilo de vida de cada uno. Hay gente rica que no se siente feliz si no luce determinado coche o reloj, mientras que otros prefieren ir por el mundo con una mochila. La riqueza depende de los ingresos automáticos que cada uno tiene, porque esto les permite llevar el estilo de vida que desean. Por ingreso automático me refiero a aquellos que no dependen del tiempo que invierto en ellos: inmuebles, trading o royalties. Tenemos muchos clientes cuya aspiración no es ganar más, sino pasar más tiempo con sus hijos. Enseñamos a desvincularse de aquellas actividades que no tienen mucho sentido para ellos.

¿Qué consejo le darías a una persona con aversión al riesgo y cuyos ingresos proceden prácticamente de su salario?

Primero hay que estudiar y aprender, porque esto ayuda a saber analizar los riesgos y, por ende, obtener los rendimientos adecuados. El riesgo va asociado al conocimiento. Cuanto más conoces el mercado en el que te quieres mover, menor es el peligro. No es necesario arriesgar para ganar dinero. Hay actividades con las que se puede conseguir como hacer network marketing o escribir un libro.

Inversis: "Vemos rentabilidades atractivas en algunos tipos de préstamos privados corporativos"