economia

Bankia: sus ingresos aumentarían 500 millones sin los "tipos anómalos"

El consejero delegado, José Sevilla, se inclina a pensar que la privatización se retrasará hasta que se normalice la situación en el sector

28 DE octubre DE 2019. 13:18H Mario Talavera

Los tipos de interés en negativo, como se ha encargado de recalcar José Sevilla durante la presentación de resultados de Bankia, se han alargado durante más tiempo del previsto por el sector. El consejero delegado de la entidad cree que el momento no es el más propicio para la banca, ni tampoco para la privatización de su banco.

La cuestión de los tipos de interés ha sobrevolado el discurso de Sevilla, dado que influye en varios puntos candentes en la actualidad de Bankia. En primer lugar, el carácter público del banco y el compromiso de que se privatice antes del final de 2021. Sevilla cree que teniendo en cuenta "la situación de tipos anómalos" hace que sea "razonable pensar que no se dan las circunstancias má favorables" para la privatización, puesto que además la cotización de Bankia no resulta atractiva para ello. Sin embargo, confía en encontrar el momento adecuado en el futuro, por lo que de momento es un asunto que queda aparcado.

En cuanto al propio negocio, los tipos de interés también provocan que los márgenes no sean tan amplios como lo serían con tipos en positivo. De hecho, Sevilla ha explicado que sus ingresos serían 500 millones de euros mayores de lo que prevén cosechar a final de año. Sin embargo, el consejero delegado de Bankia ha asegurado que "es razonable que no se repercutan costes" de mantenimiento a los clientes particulares, si bien Bankia ha extendido las comisiones a las empresas.

El contexto invita a "repensar el modelo de negocio para hacerlo más rentable", reflexiona Sevilla. No obstante, vaticina que no se verá una nueva bajada de la tasa de facilidad de depósito: "Tendría poco sentido y tendría más consecuencias negativas que positivas".


No ve indicios de desaceleración

Con respecto a las advertencias acerca de una desaceleración económica, José Sevilla se ha mostrado optimista. Ha explicado que su banco tiene la cuota de mercado suficiente (10%) en el negocio de retail como para poder observar que los malos augurios son exagerados: "No estamos percibiendo esa desaceleración tan clara de que esto se ha parado. No vemos eso de lo que tanto se habla a nivel social y de medios". En ese sentido, observa "cierto desacople" entre los mensajes acerca de una posible desaceleración y los datos en segmentos como la demanda de vivienda o el consumo.


Sin fusiones a la vista

Preguntado por la posibilidad de que Bankia se una con otra entidad de mayor nivel, Sevilla ha recordado que se ha relacionado a su banco con un buen número de competidores, tales como Banco Sabadell, BBVA, CaixaBank e ING más recientemente. Cree que "todos son pensamientos interesantes y útiles", pero que están lejos de materializarse. No obstante, esa tendencia del mercado a buscar fusiones habla del "interés que existe en el tema de la consolidación", reconoce el consejero delegado.


Artículos relacionados

Los beneficios de Bankia caen un 22,6% hasta septiembre
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"