DIRIGENTES-PORTADA_ENERO24
Suscríbete a la revista
Sábado, 15 de junio de 2024
D
D

“Queremos ayudar a las empresas a transformar su modelo productivo”

En Cesce afrontan 2023 con prudencia, pero también con optimismo. En una charla con DIRIGENTES, Ricardo Santamaría, director de Riesgo País y Gestión de Deuda de la compañía, analiza el papel de la sostenibilidad en el desarrollo de negocio, reafirma su compromiso con la lucha contra el cambio climático y confía en que este nuevo […]

Gestión y Liderazgo

Dirigentes Digital

18 ene 2023

En Cesce afrontan 2023 con prudencia, pero también con optimismo. En una charla con DIRIGENTES, Ricardo Santamaría, director de Riesgo País y Gestión de Deuda de la compañía, analiza el papel de la sostenibilidad en el desarrollo de negocio, reafirma su compromiso con la lucha contra el cambio climático y confía en que este nuevo año “será un buen ejercicio para el sector asegurador en general y para Cesce en particular”.

¿A qué desafíos se enfrenta el sector asegurador en 2023?

Como no podía ser menos, 2023 se presenta como un año de grandes retos, pero también plagado de incertidumbres. La mayoría de las previsiones indican que el comienzo del ejercicio será complicado y que iniciaremos también el año arrastrando el grueso de las incertidumbres y preocupaciones que hemos venido soportando todo 2022 y que giran en torno a la guerra de Ucrania. Este escenario gris marcará la actividad de la mayoría de los sectores, pero muchos confiamos en que la segunda mitad del año sea distinta y que el crecimiento se revitalice, con especial referencia a España.

Este contexto de incertidumbre es especialmente desafiante para el sector asegurador, y muy especialmente para los que cubrimos riesgos de crédito y de caución. Nuestro sector debe jugar su papel clave y aportar un marco de seguridad y confianza a los actores del mercado, contribuyendo al desarrollo de su actividad. El éxito de nuestros clientes será nuestro éxito también. En este sentido, en Cesce confiamos que 2023 será un buen ejercicio para el sector asegurador en general y para Cesce en particular. Será, en cualquier caso, un año que seguirá marcado indudablemente por la geopolítica internacional, los desafíos energéticos y los acontecimientos políticos relevantes.

En este escenario internacional, no podemos olvidarnos, además, de aquellos problemas que nos acechan más de cerca. A este respecto, la deuda empresarial, especialmente elevada en todo el mundo y también en España, provoca un aumento del riesgo de impago comercial que, ya viene creciendo y prevemos que seguirá haciéndolo, poco a poco, a lo largo de 2023.

Cesce viene advirtiendo sobre la trascendencia de las 4 D’s: desglobalización, descarbonización, digitalización y demografía. ¿Cómo pueden afectar cada uno de estos elementos al crecimiento y desarrollo del sector asegurador en España?

Hablamos de las 4 D’s con insistencia en nuestro departamento de Riesgo País porque son los 4 drivers estructurales que van a condicionar la evolución económica internacional a medio plazo. Está de moda hablar de desglobalización. Nosotros creemos que no se va a producir una involución de la globalización, pero muy resumidamente sí pensamos en una probable reorganización y acortamiento de las cadenas de suministro en sectores estratégicos y esto se va a traducir en un aumento de algunos costes y precios. En lo relativo a la transición hacia la descarbonización de la economía y la sustitución por energías limpias, sabemos que estamos ante un proceso imparable, por cuestiones medioambientales y también por razones geopolíticas y estratégicas. Ahora bien, nadie ha dicho que ese proceso no vaya a tener también un coste y que este último no se termine trasladando a los precios.

La digitalización y el desarrollo de las nuevas tecnologías está suponiendo una auténtica disrupción, no solamente tecnológica, también económica y en todos los niveles y para todos los sectores. La inteligencia artificial cambiará el mundo en las próximas décadas y también la forma de funcionar el mismo. Y ya, por último, la demografía es objeto de especial preocupación. El envejecimiento de la población ya no es solo un problema de los países desarrollados, se aprecia también en Latinoamérica y Asia (especialmente China) y conlleva una serie de retos en términos de sostenibilidad de las pensiones, gasto sanitario, impacto sobre el mercado laboral, flujos migratorios…

¿Cuál es el nivel del riesgo de impago al que se enfrentan actualmente las empresas españolas?

El deterioro del riesgo comercial va a ser especialmente significativo en países emergentes altamente endeudados, con desequilibrios en sus cuentas públicas y necesidad de financiación exterior, pues están viviendo un fuerte deterioro de su solvencia, que en muchos casos va a requerir mecanismos especiales de tratamiento y reestructuración de esa deuda por parte de sus acreedores internacionales. Hoy ya hay más de 13 países emergentes en debt distress y otros 43 están en riesgo alto de insostenibilidad de su deuda, según el FMI. Por lo que se refiere a las economías más maduras, muchas han salido del Covid19 con sus administraciones públicas y sus empresas muy endeudadas.

En España entramos en la pandemia con una deuda pública viva del 100% sobre el PIB y hemos salido con niveles próximos al 120%. En esta coyuntura de elevada inflación, restricción del crédito y subida del coste del dinero, por la política monetaria contractiva de los bancos centrales, será inevitable que los acreedores evalúen la calidad de las deudas atendiendo a los compromisos de equilibrio presupuestario de los deudores (estados y empresas).

En este nuevo escenario en el que la percepción del riesgo de impago crece y la aversión al riesgo también es mayor, resulta crucial alinear la política de gasto y fiscal con la monetaria, buscando el equilibrio presupuestario y la confianza de nuestros acreedores y nuestros aseguradores de crédito. El impago comercial va creciendo y lo seguirá haciendo, pero seamos positivos. La evolución está siendo mejor de la prevista gracias al dinamismo del mercado y muchos pensamos que 2023 es un año que terminará, con el permiso de la guerra, mucho mejor de lo que empieza.

¿Qué beneficios aportan a las empresas las conocidas como Pólizas Verdes?

En Cesce estamos decididamente comprometidos con la lucha contra el cambio climático y pensamos que podemos ayudar a las empresas españolas que apuestan también por mitigar el cambio climático. Por ello, en febrero de 2022 empezamos la comercialización de nuestras Pólizas Verdes, conformes con la taxonomía europea y resto de normativa comunitaria sobre la materia. Estas pólizas ofrecen condiciones especiales a nuestros clientes en caso de que cubran el riesgo de exportaciones verdes de bienes y servicios, o en el caso de que procedan a la inversión en el exterior en proyectos verdes. Las ventajas de estas pólizas se materializan en menores costes y plazos de aprobación, mayor flexibilidad en los criterios de elegibilidad…

De especial mención son las pólizas verdes de inversión exterior, que permiten cubrir riesgos comerciales, políticos y extraordinarios a los financiadores de proyectos de inversión verde protagonizados por empresas españolas en el exterior. Estas pólizas se convierten así, en un claro estímulo a las inversiones en este tipo de proyectos en el exterior por parte de nuestras empresas.

¿Qué papel tiene la sostenibilidad en todo el desarrollo de negocio de Cesce?

La sostenibilidad es uno de los pilares de nuestro Plan Estratégico 2021-2024. Ya desde hace 20 años Cesce viene velando porque se apliquen a los proyectos que apoyamos unos estándares medioambientales y sociales en línea con las mejores prácticas internacionales de cada uno de los sectores. Con el último Plan Estratégico de Cesce, sin embargo, la sostenibilidad adquiere una importancia vital para la compañía, pues ya no se trata solo de velar por la sostenibilidad de nuestra cartera y su cumplimiento normativo, sino que queremos, con nuestra actividad, ayudar a las empresas a transformar su modelo productivo, haciéndolo compatible con los compromisos de España en la lucha contra el cambio climático.

¿Qué retos se ha marcado como director de Riesgo País y Gestión de Deuda de Cesce de cara a este nuevo año?

Nuestro principal reto este 2023 seguirá siendo la vigilancia de los riesgos internacionales, con especial mención a los países en los que tenemos concentrada nuestra cartera. El seguimiento de los riesgos geopolíticos y las tendencias en las relaciones políticas y comerciales internacionales seguirá siendo también una prioridad para todo el equipo, pues solo así seremos capaces de anticipar y reaccionar frente a posibles acontecimientos disruptivos y que pueden condicionar el entorno económico global.

Sn duda estamos asistiendo a un tiempo de cambio y mutación. Resulta apasionante estudiarlo y tratar de anticiparlo. Es un desafío, es un riesgo y es nuestro trabajo. Nuestro éxito será el de nuestros clientes y estamos seguros del mismo.

Artículos relacionados

Directivos

Se abre el plazo para la presentación de candidaturas al VII Premio de Buenas Prácticas en Gestión

 Tiene como objetivo reconocer, fomentar y potenciar la difusión de la gestión excelente, innovadora y sostenible a través del intercambio de conocimiento y experiencias que han obtenido resultados
Directivos

Habemus plan de negocio

“Recomendamos crear un Plan de Negocio en una sola hoja para que se pueda tener la visión completa de hacia dónde vamos, cómo vamos y con quién vamos”
Directivos

Gestión 5.0: liderando hacia el futuro

Opinión de Susana Fábregas directora de Socios y Sostenibilidad del Club Excelencia en Gestión
Cargando siguiente noticia:


Suscríbete a nuestra newsletter para estar informado


Carlos González: "El value presenta una oportunidad histórica"


Nuestros podcasts. 
Todo sobre economía y sus derivados

Po



© Piles Cincuenta S.L 2024 Todos los derechos reservados