Últimas noticias | trabajo - hidrógeno - 5g - i+d+i

Liderazgo

El nuevo obstáculo del profesional sénior: el edadismo

Adolfo Ramírez, asesor en transformación digital e innovación y reconocido ex dirigentes en diferentes grupos bancarios, habla con DIRIGENTES sobre esta nueva preocupación en el ámbito laboral

12 DE diciembre DE 2022. 08:21H Paz Pineda

El ansiado concepto de “eterna juventud”, la añoranza sobre que “cualquier tiempo pasado fue mejor” o simplemente el temor a llegar a la madurez hace que envejecer en el trabajo se haya estereotipado e incluso se tema, hasta el punto que existe un término que hace referencia a tal discriminación contras las personas según su edad: el edadismo.

DIRIGENTES ha hablado con uno de los mayores expertos a nivel internacional sobre esta creencia que se está convirtiendo en un mal generalizado. Adolfo Ramírez, más que conocido en el mundo de la banca española, donde alcanzó la cima como Director General en Banesto o como Director General Adjunto del Grupo Santander, nos acerca más al edadismo y nos hace entender el por qué de ese miedo de la sociedad a contratar profesionales de una generación concreta.

Concienciado y activista del impacto provocado por la evolución social, especialmente en lo relacionado con la digitalización, Adolfo Ramírez se refiere al edadismo como una “plaga a combatir”. No hay más que leer una de sus últimas entradas en su blog titulada “Un mundo para todas las generaciones”.

Lograr entender -o al menos intentarlo- el por qué de esa discriminación a la hora de contratar personas de determinada edad, el especialista lo tiene claro: “Por algunos mitos, tan inciertos como interesados, como menor productividad, cansancio, escasa adaptación y resistencia a los cambios, problemas con la tecnología, etc. Pero el talento, las ganas y el compromiso no dependen de la edad”.

La respuesta de Ramírez al preguntarle si se trata de un ‘mal’ social, o que solo tiene que ver con la política de empresa, o si es el edadismo una realidad plenamente naturalizada en la sociedad actual resulta, cuanto menos, sorprendente. “Lamentablemente, estamos hablando de un problema que va mucho más allá del ámbito empresarial. La ONU calcula que una de cada dos personas en el mundo tiene actitudes edadistas. Y la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) recurre al término “edadismo” para referirse a cómo pensamos (estereotipos), sentimos (prejuicios) y actuamos (discriminación) hacia otras personas o nosotros mismos por razones de edad”, declara.

Sin embargo, el experto lo tiene claro al referirse al edadismo no como una cuestión de sectores en los que se dé más esta problemática, sino más como un conflicto que pende de la cultura y las personas. “Son los dirigentes de las organizaciones los que marcan las estrategias y definen sus valores y cultura. Es en estos ámbitos en los que se “inicia” la discriminación que posteriormente se materializa en los distintos procesos de gestión (selección, desarrollo, promoción, etc.)”.

Cómo afecta el edadismo al conjunto de la economía

Tiene un impacto negativo enorme en el conjunto de la economía, por tres motivos fundamentales, asegura Ramírez.

  • En primer lugar, por la pérdida de la experiencia y talento de personas que han demostrado su valía a lo largo de los años.
  • En segundo lugar, por el coste que supone para las arcas de la Seguridad Social convertir en pensionistas a personas que tienen mucho que aportar y que, además, lo quieren seguir haciendo.
  • Y, en tercer lugar, por impedir la transmisión de su conocimiento a otras generaciones. Pensemos por un momento cuántas pymes y startup se podrían haber salvado de la desaparición si hubieran tenido un asesoramiento especializado de alto valor y coste muy ajustado.

 

Artículos relacionados

El trabajador sénior lo tiene crudo en España
Talento Femenino senior y su vuelta al trabajo: retos y soluciones
El mercado laboral tiene rostro sénior
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"