economia

Alemania entra en recesión: registra el mayor desplome del PIB desde 2009

La gran potencia económica europea enfrenta este año la recesión más grave. Registra caídas en el consumo privado, la inversión de capital y las exportaciones

25 DE mayo DE 2020. 11:26H Alexandra Gheorghiu

1977e33720aa59dbcd89f7a318677099.PNG

El coronavirus está arrasando con todo a su paso, dejando consecuencias devastadoras desde el punto de vista económico y social. Hoy, otro de los golpes de la pandemia lo recibe Alemania, que acaba de anunciar que oficialmente entra en recesión en el primer trimestre del año.  

El PIB de la mayor potencia europea se contrajo un 2,2% en los tres primeros meses, lo que supone el mayor desplome desde el primer trimestre de 2009. Así lo reflejan los datos de la Oficina Federal de Estadística (Destatis). El país entra en recesión técnica. Desde el organismo estadístico explican que, en los meses de enero y febrero, la propagación del coronavirus no tuvo un efecto económico destacable, no obstante, en el primer trimestre el impacto fue "bastante grave". En términos interanuales, el Producto Interior Bruto germano se contrajo un 1,9% y un 2,3% ajustado por calendario, respecto al año anterior.

En este sentido, la paralización de la actividad empresarial a causa de la pandemia ha provocado el descenso más fuerte desde la reunificación del país (1989-1990). En concreto, la reducción de la riqueza radica especialmente en que la COVID-19 se ha cebado con el gasto del consumidor privado, ya que se hundió un 3,2% en términos trimestrales, además de haber experimentado una contracción la inversión de capital, con casi un 7% en comparación al trimestre anterior. Dos aspectos que han contribuido a suavizar la contracción de la economía han sido el aumento del consumo público (un 0,2% trimestral), el sector de la construcción (un 4,1% más trimestral), junto al crecimiento en un 0,3 puntos del PIB de los cambios de inventario.

Asimismo, las exportaciones y las importaciones aportaron a la caída del PIB. Retrocedieron en este periodo de tiempo un 3,2% y un 1,7%, respectivamente, según refleja Destatis. 

Sin embargo, la Comisión Europea estima que este año la economía alemana se verá mermada un 6,5%, lo que supondría la mayor contracción desde finales de la Segunda Guerra Mundial. Un descenso menor si se compara con el que podría tener España, que se calcula en torno al 9,4% o el 9,5% de Italia. Estos dos países, que son de los más perjudicados por la crisis, están a la espera de la decisión sobre el Fondo de Reconstrucción de 500.000 millones creado por Alemania y Francia para apoyar a los sectores y regiones más afectadas por la pandemia.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"