economia

El impacto económico de los destinos de sol y playa en cifras

Representan el 70,5% en el conjunto del PIB turístico español y más de seis de cada diez empleos del sector

05 DE marzo DE 2021. 08:30H Carmen Muñoz

La fórmula de ‘sol y playa’, que ha permitido a España hacerse un hueco como referente en el sector turístico mundial, contribuye a la economía nacional con 108.000 millones de euros y 1,6 millones de puestos de trabajo. Desde Gerona hasta Huelva -incluidos los archipiélagos- las comunidades que ofertan esta propuesta concentran el 70,5% del PIB turístico español y el 62% de todo el empleo generado por el sector, según recoge la primera edición del informe Monitor de competitividad turística de los destinos del ‘sol y playa’ españoles (SolyTur), elaborado por Exceltur en base a datos de 2019. 

Desde el lobby han salido en defensa de los 733 municipios costeros -excluyendo grandes ciudades- que componen el estudio, asegurando que estos “han desempeñado y desempeñan un papel esencial en el modelo turístico español, no siempre lo suficientemente conocido y reconocido por la sociedad española y los responsables políticos”, a pesar de que canalizan el 63% de toda la oferta hotelera española y el 65% de la demanda total. 

A este respecto, 16 de los 20 destinos con más plazas hoteleras se ubican en la citada zona, con capacidad para atraer al 75% de los visitantes internacionales que vienen a España, especialmente durante los meses de verano. De hecho, el 58% de la demanda turística en el litoral se concentra entre julio y septiembre. Esto también contribuye al hecho de que 14 de los 20 mayores aeropuertos españoles se concentra en uno de estos destinos.

En este contexto, el estudio ha hecho una clasificación de los quince destinos más competitivos en esta área. Por este orden son: Adeje, Calvià, Benidorm, Marbella, Santa Eulària des Riu, San Jóse, Salou, Pàjara, Chiclana de la Frontera, Calella, Yaiza, Torremolinos, Roquetas de Mar, Peñíscola y Gandía. La clasificación se ha realizado en base a 58 indicadores como el mantenimiento y la puesta en valor de la costa como principal recurso y atractivo turístico, la accesibilidad por medios de transporte, la diversificación de productos o el nivel de seguridad ciudadana y sanitaria, entre otros. En cualquier caso, precisan que ocupar los primeros puestos “no significa que no haya recorrido de mejora” y ser el último no quiere decir que los resultados sean negativos.

El litoral concentra el 75% de la demanda extranjera

Por norma general, el ‘sol y playa’ se ha posicionado como un modelo de turismo intensivo, caracterizado por precios ajustados y alta rotación con las medias y bajas como principal segmento, lo que se traduce en unos ingresos medios por cabeza en hoteles de 37,7 euros. Precisamente, esto conduce a los municipios a sufrir problemas de financiación. De media, los ayuntamientos reciben unos ingresos públicos per cápita de 1.055 euros, cifra que se reduce hasta los 647 euros en el caso de los municipios del litoral, lo que les posiciona en una clara situación de desventaja, si se tiene en cuenta que “no disfrutan de los ingresos que genera la actividad turística” y, a su vez, se ven obligados a incrementar las prestaciones de servicios públicos durante la temporada alta como consecuencia del incremento de la población, que llega a multiplicarse en ese periodo en relación con la cantidad de habitantes censados.  

En estas circunstancias y ante un inminente cambio de paradigma, los expertos del sector abogan por dotar a estos de una mayor capacidad financiera, así como por la puesta en marcha de un sistema de gobernanza basado “en la máxima cooperación público-privada”, garantizar la seguridad sanitaria ante el riesgo epidemiológico o redefinir los modelos turísticos territoriales para conseguir un mayor impacto socioeconómico. “Su capacidad de adaptación competitiva va a ser determinante para abrir un nuevo ciclo de prosperidad, sostenible y basada en los parámetros diferenciales que definen el nuevo escenario turístico global”, apostillan. En esta línea, el director del área del Estudios e Investigación de Exceltur, Óscar Perelli, ha remarcado la oportunidad que se abre para impulsar una política turística basada en el refuerzo de la competitividad. 

Más cerca del pasaporte sanitario

En el marco de 'Nuevos paradigmas competitivos en los destinos de sol y playa' donde se ha presentado el citado estudio, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha avanzado que desde el Gobierno trabajan en el desarrollo de un pasaporte sanitario. En concreto, a través de una comisión interministerial, se encuentran estudiando un proyecto piloto con el que probar su idoneidad dentro de un programa coordinado con la Unión Europea. 

El objetivo de este planteamiento pasa por estar preparados para hacer uso de este certificado digital cuando la evolución epidemiológica de la pandemia lo permita. En esta línea, ha recordado el despliegue de corredores turísticos seguros. “España quiere ser pionera en el uso del certificado digital”, ha añadido, al tiempo que ha detallado que esto les permite ver el horizonte y ser más optimista en cuanto a la recuperación de los viajes internacionales de cara a los próximos meses. 

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"