economia

"España no apuesta por la educación"

Los dirigentes insisten en fomentar la educación y la formación como palancas que impulsan la competitividad, el desarrollo y la economía española en su conjunto

23 DE junio DE 2020. 16:00H Alexandra Gheorghiu

435cf39e140729c226271b2fd69364ad.PNG

"El salto de competitividad que necesita nuestro país tiene que venir de la educación y la formación". Así de rotundo se muestra el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, en la mesa redonda de la Cumbre Empresas españolas liderando el futuro dedicada a estos dos ámbitos, considerados como "pilares básicos" para el crecimiento de la economía española. De hecho, Garamendi subraya las palabras formación y educación como "claves" en este contexto de deterioro del empleo derivado de la pandemia. 

En esta segunda jornada del día, se ha puesto sobre la mesa la necesidad de mejorar la formación en capital humano como vías para incrementar la productividad y el nivel de vida, la apuesta clara y decidida por la educación, así como la transformación del sector para ejercer de palanca de crecimiento económico. Se trata de un ámbito que requiere medidas que faciliten el proceso de reactivación en la nueva normalidad. En esta segunda jornada del día, han sido altavoces de todas estas ideas el presidente de la Conferencia de Consejos Sociales de Universidades, Antonio Abril, el presidente de la Fundación Princesa de Girona y de la Fundación Bertelsmann, Francisco Belil, y el presidente de la Comisión de Educación y Formación de CEOE, José Antonio Sarría. 

¿En qué punto se encuentra la educación española?

"La educación es la asignatura pendiente de la sociedad y la economía española" , asegura en su intervención Abril. El dirigente considera que en España "no somos suficientemente conscientes de que el talento de nuestras personas es el verdadero motor del desarrollo económico y social". En este punto, introduce el papel de las universidades, concretamente las públicas, como "protagonistas insustituibles" en la formación de esos profesionales. 

No obstante, la situación actual de las universidades está lejos de ser la deseada. Abril urge a acometer reformas estructurales en el ámbito de la gestión y el gobierno de estos centros y su "insuficiente financiación llevan años lastrando su capacidad para hacer frente a estos retos de un mundo global, competitivo, cambiante y disruptivo". En esta línea afirma que "España no apuesta por la educación" y añade que los datos reflejan esta situación, siendo el sexto país europeo a la cola en gasto público educativo en porcentaje del PIB y es líder en abandono educativo temprano, el desempleo joven o el infraempleo. Con estos elementos, el escenario futuro se presenta complejo y más si se agrega a ello la demanda por parte de las empresas de perfiles adecuados a sus necesidades que no encuentran, principalmente de áreas STEM

¿Qué se necesita?

Promover la innovación, el emprendimiento entre los jóvenes, fortalecer los idiomas y el empleo en áreas tecnológicas se presentan como medidas fundamentales para avanzar. De hecho, el presidente de la Fundación Princesa de Girona y de la Fundación Bertelsmann, Francisco Belil, insiste en "facilitar la transición del estudio al empleo, con orientación profesional de calidad". Incide en la necesidad de acercar la educación a las compañías y que el propio tejido empresarial tenga un mayor protagonismo a la hora de transmitir sus necesidades. Belil indica que la orientación profesional "eficaz" ayuda a las empresas a desarrollar el potencial, a las economías a ser más eficientes y a caminar hacia una sociedad más justa. 

Para avanzar hacia una mayor productividad y competitividad, el impulso de la Formación Profesional Dual es fundamental, tal y como plasman los dirigentes a lo largo de sus ponencias. De hecho, Francisco Belil afirma, en base a datos de la comunidad europea, que dos tercios de la demanda de empleo en el año 2030 serán puestos de FP. "En países avanzados de nuestro entorno se crean alianzas publico-privadas y se trabaja en red con los agentes involucrados". Pero el porcentaje de estudiantes que cursan FP dual en España se sitúa en el 3%, muy lejos de otros como Alemania en los que asciende al 55%. La mayoría de puestos que se van a ofrecer serán de FP. Por su parte, el presidente de la Comisión de Educación y Formación de CEOE, José Antonio Sarría, insiste en otro aspecto: "Recomendaría al Gobierno que haga esfuerzos por prestigiarla". 

En este contexto en el que hay que reconstruir el país, Sarría, finalmente, recuerda, una vez más, que "la formación y la educación están llamadas a ser un catalizador crítico en la salida de la crisis". Por lo que deben ser considerados como dos elementos estratégicos en este cometido. Es en este sentido creen que es el mejor medio para lograr más empleo y de mejor calidad y, al mismo tiempo, garantizar el conocimiento y la cohesión social. 


“El mercado está caro, descuenta expectativas de una recuperación demasiado optimista”