economia

La inversión en start-ups continúa su crecimiento en España

Con un enfoque disruptivo, el grupo de 'business angels' Lanai Partners aspira a poner la semilla de los próximos unicornios españoles, considerando a los emprendedores como el valor diferencial de negocio

31 DE mayo DE 2021. 08:47H Isabel Garrido

26e7362d0bfc417d237cf8378b2dc3ae.jpg

La resiliencia del emprendimiento no ha sucumbido a los efectos de la pandemia, ya que, en la actualidad, la inversión en empresas emergentes se encuentra en su momento más dulce. Tal y como destaca el informe Scanner Startups Ecosystem, elaborado por Closa Investment Bankers y Barcelona Tech City, el volumen de inversión en start-ups se mantuvo al alza en 2020 con un crecimiento del 4,3% respecto al ejercicio anterior, alcanzado los 2.100 millones de euros. 

En su primera edición, el documento, que ha recogido las operaciones cerradas en 2018, 2019 y 2020 del sector emprendedor en España, concluye afirmando que, a pesar del impacto de la COVID-19, este ecosistema ha logrado mantener su actividad y consolidar su posición económica como uno de los motores de la creación de oportunidades laborales. Así, las operaciones nacionales se han consolidado y ocupan más del 60%, mientras que las internacionales continúan con su tendencia alcista, a pesar de que su nivel haya descendido respecto al de 2019.

En este contexto, Lanai Partners ha doblado su compromiso con las start-ups disruptivas a través de una inversión prevista de 2,5 millones de euros para los próximos tres años. Este conjunto, considerado el primer grupo de emprendedores business angels que apareció en España, inició su andadura en 2016. Uno de sus tres cofundadores, Rubén Ferreiro, explica a DIRIGENTES que la iniciativa surgió “a raíz de la inquietud de ocho amigos con amplio bagaje dentro del ecosistema emprendedor que, de forma independiente y recurrente, ya invertíamos cada uno como Business Angel”. En aquel momento se dieron cuenta de que hacerlo de forma conjunta “mejoraba las posibilidades de retorno y maximiza el valor aportado a las start-ups”.

De izquierda a derecha: Rubén Ferreiro, Jeroen Merchiers y Guillermo Brille

Desde Lanai Partners aseguran que en el primer trimestre de 2021 la inversión en este tipo de empresas ha alcanzado los 1.080 millones de euros, logrando un récord histórico en venture capital en España. A pesar de este dato, también mencionan que, en las fases iniciales, continúa siendo complicado encontrar capital para los emprendedores, de forma que su misión se basa en apoyarles desde sus orígenes e, incluso, también antes del lanzamiento, cuando solamente existe una idea. Siguiendo esta línea, han anunciado que destinarán hasta 200.000 euros por start-up, con el objetivo de contribuir a poner la semilla para que se conviertan en los próximos unicornios españoles. 

En los últimos cinco años, el grupo ha aportado otros 2,3 millones de euros en 30 propuestas emergentes y, en lo que va de 2021, ya suman cuatro: Ritmo, Blok, ChatWith y Pulpo. “Entre un 30% y un 40% de las compañías invertidas con nuestro fondo anterior están ahora levantando rondas de financiación significativas, incluso con inversores internacionales”, detalla Jeroen Merchiers, el segundo cofundador. Por esto, considera que “sería un orgullo muy grande poder contribuir a que start-ups españolas en las que nosotros hemos apostado dedicando tiempo y dinero hayan sido capaces de crecer con unos volúmenes de facturación que les permitan convertirse en unicornios, por todo lo que eso implica en creación de riqueza para empleados, proveedores e inversores”.

Las personas como elemento disruptivo

A la hora de llevar a cabo la selección de las empresas en las que destinarán la cantidad prevista, su enfoque innovador emerge al considerar el factor humano que lidera cada iniciativa como el valor diferencial de negocio. “Cada start-up tiene un equipo fundador excepcional, este es el patrón más relevante que siempre sacamos tras más de 30 inversiones en proyectos disruptivos y escalables”, comenta Guillermo Brille, el último cofundador de Lanai Partners.

En este contexto, destaca que “las personas siempre marcan la diferencia”, por lo que evalúan al emprendedor más que la idea en sí, teniendo continuamente presente que, “en el caso de una start-up donde está todo por hacer, el equipo lo es todo. La ambición y la experiencia son una mezcla muy compleja de gestionar, ya que, en su exacta medida suma. Sin embargo, desbalanceado este mix puede resultar explosivo”, matiza.

Fidelity: "Hay una gran oportunidad de inversión dentro del consumo en China"