economia

Los empresarios tachan de "ofensa" que se piense en subir impuestos

El presidente de la patronal catalana cree que en eventuales catástrofes como la pandemia se debe apostar por combinar economía y sanidad

18 DE mayo DE 2021. 08:30H Dirigentes

Los dirigentes políticos españoles están lanzando diversos mensajes durante las últimas semanas. Desde las empresas no ocultan su recelo ante medidas poco concretas y que van en contra, a su parecer, de lo que tendría que hacerse. El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ratificó este lunes esa perspectiva.

Durante un evento virtual organizado por el Consejo General de Economistas, el presidente de la patronal catalana cargó contra diferentes actuaciones que, en su opinión, se han ejecutado mal. En primer lugar, Sánchez Llibre cree que debe ponerse más energía en el proceso de vacunación pero, sobre todo, apunta al reparto del programa de 11.000 millones de euros de ayudas directas aprobado hace dos meses.

"España necesitaba 50.000 millones de euros de ayudas directas", analiza el dirigente catalán. "Es para hacérselo mirar", dice, acerca de que ya hayan pasado más de dos meses y medio desde que se aprobaron: "Todavía no han llegado a los destinatarios, a estas empresas que están a punto de cerrar o han cerrado". Por eso, considera imprescindible "que lleguen rápidamente" para evitar que cierren más.

También reflexionó sobre los cierres y las restricciones en los primeros meses de la pandemia. "No nos podemos permitir que la economía se pare una vez más", considera, por lo que apuesta por combinar la economía con la sanidad en "futuras tragedias". "Que no se vuelva a paralizar nunca más", pide el empresario.

Por otro lado, Sánchez Llibre cree que es momento para un gran pacto de Estado entre empresas, Gobierno y sindicatos para extender los ERTE "mientras dure esta crisis". Asimismo, el objetivo de ese pacto es conseguir que la recuperación llegue a todos los sectores de la sociedad sin que haya "una ruptura de la cohesión social". Así, critica las diferencias salariales: "No puede haber en España de 700, 800 o 900 euros. Si no puede ganarse la vida la gente...".

Para ello resulta imprescindible "incrementar la productividad, la competitividad y generar puestos de trabajo de valor añadido". En ello jugarán un importante papel los fondos europeos, "vitales" desde el punto de vista de la patronal catalana. "No nos podemos permitir desaprovechar la oportunidad", comenta, por lo que se necesita de la política "ejemplo de buena gobernanza y transparencia".

Lo que para Sánchez Llibre es el mayor motivo de confrontación con el Gobierno son los impuestos. "Hablar de subidas de impuestos con la que ha caído es una barbaridad, es una ofensa al tejido productivo español", sentencia. En ese sentido, señala los diferentes mensajes de "armonización fiscal" lanzados desde la política.

"Si la armonización fiscal significa un incremento no queremos ni oír hablar de ello". En ese aspecto, cree que la fiscalidad debe desempeñar un rol para facilitar la competitividad. No obstante, sí que se posiciona con respecto a dos figuras concretas, como son el Impuesto de Patrimonio, el de Sucesiones y el de Donaciones, que cree que deben eliminarse. En lugar de subir impuestos, Foment del Treball aboga por "atacar la economía sumergida".

En cuanto al futuro, Sánchez Llibre es optimista porque cree que la economía española se recuperará en el 2022, si bien determinados sectores lo conseguirán en la segunda mitad de este 2021. De hecho, hay actividades en los que se tardará 2 años en alcanzar los niveles de ocupación previos, dice el representante empresarial.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"