Nacional

“El sector inmobiliario cada vez crea más empleo y de más calidad"

Entrevista a Pablo Trejo y Laura Alemany, socios e interioristas de TRONC3

19 DE mayo DE 2023. 06:18H Isabel Garrido

digitalizacion-inmobiliario-construccion-tronc3-dirigentes-digital

El mundo de la construcción se dirige a la creación de nuevos espacios destinados a ser una herramienta polivalente para las personas. Así lo ven Pablo Trejo y Laura Alemany, socios e interioristas de TRONC3. En una entrevista con DIRIGENTES, los expertos apuntan a la digitalización como uno de los retos que debe afrontar el sector para avanzar en la confortabilidad, el diseño y el autoconsumo.

¿Podrían hacer una valoración de la situación actual del sector?

PABLO TREJO (P.T.): El sector inmobiliario, en general, es un sector fuerte y previsible en nuestro país. Es decir, lo miremos como lo miremos, se trata de bienes raíces y más considerándose un país donde la mayoría de su población apuesta por la compraventa de inmuebles en un 70% y en un 30% por el alquiler. A partir de ahí, podemos decir que es un sector muy significativo para nuestra economía nacional representando entre el 12 y el 15% del PIB. Por otro lado, estamos en un momento de cierta incertidumbre mundial, hemos sufrido una pandemia brutal, estamos inmersos en una guerra de resultado incierto en Europa y que está cambiando no solo el nuevo orden mundial, sino nuestra forma de pensar. Ambas cuestiones han interferido directamente en nuestro sector, provocando unas subidas y desajustes temporales de costes en la construcción (energéticos y de materias primas como el hierro, aluminio, cemento, etc.) y de subidas de tipos de interés que afectan a la financiación.

Tales elementos han puesto en alerta al sector, peligrando muchas cuentas de explotación y, en definitiva, algunos miles de puestos de trabajo. Teniendo en cuenta nuestra legislación actual, estos incrementos de costes no previsibles no son repercutibles al cliente de obra nueva que ha comprado una vivienda en construcción, pero, finalmente, si la demanda lo permite, son repercutibles a los clientes necesariamente para las obras acabadas no vendidas.

Por otro lado, el mercado residencial tanto de obra nueva como de rehabilitación, sobre todo aquí en Cataluña, requiere de una mayor seguridad jurídica y urbanística, simplemente para obtener las licencias y permisos en un tiempo razonablemente corto que permita que la actividad se desarrolle con normalidad. En este asunto, países de nuestro entorno como Francia, Portugal o Alemania, tienen unas legislaciones más preparadas y que fomentan limitar al máximo la burocracia en beneficio de la efectividad y, en consecuencia, de generar seguridad a los empresarios del sector. Por todo lo anterior, tenemos una base muy sólida contando con actores profesionales muy comprometidos con la eficiencia energética, con la confortabilidad y con dar respuesta a todos los tipos de demandas que se plantean.

¿Hacia dónde vamos?

P.T.: Como hemos expresado antes, en estos momentos vamos en la dirección correcta y apostamos por la innovación, por las nuevas tecnologías y por la sostenibilidad en todos los campos. Creemos que hoy en día cualquier vivienda nueva o rehabilitada, independientemente del grado de intervención que se realice y de la calidad, cuenta con instalaciones que garantizan una buena eficiencia energética y un buen nivel de aislamiento, como puede ser el térmico o el acústico. Vamos hacia unas nuevas construcciones que están destinadas a ser una herramienta polivalente para las personas, (trabajar, compartir, vivir cómodamente y relajarnos). Por supuesto, las mejoras en las ciudades y las conexiones con todos los servicios públicos y privados, permitirán conseguir el equilibrio deseado.

A nivel general, desde la pandemia, las viviendas que se realizan son más amplias, con terraza y en todas ellas se prevé que haya un despacho. La conciliación familiar es un hecho muy relevante que cada día tiene más presencia, por eso hablamos en los términos de polivalencia. El uso de la vivienda ya no es pernoctar y estar, sino que tú puedes estar trabajando perfectamente desde tu vivienda y unas buenas instalaciones hacen que todo sea mucho más fácil.

¿Cuáles son los principales retos a los que se deben enfrentar las empresas inmobiliarias?

P.T.: Clarísimamente, uno de los principales retos será construir viviendas que dependan cada vez menos de las compañías eléctricas y puedan, en su mayor parte, generar energía para su autoconsumo. Otro reto, más allá de seguir trabajando en la confortabilidad y diseño, será, sin duda, digitalizar al máximo la vivienda.

Entre los beneficios para la comodidad de las personas, con la domótica en el sentido más amplio, por ejemplo, podemos controlar el consumo, que una cocina empiece a funcionar a una hora determinada, que se suban o bajen las persianas o accionar distintos tipos de electrodomésticos que, a su vez, te van a ayudar cuando llegues a la vivienda.

¿Cuál es la situación del mercado dirigido a la reforma de vivienda?

P.T.: En los últimos años la reforma de viviendas es una necesidad manifiesta para los consumidores. Esta línea de negocio tiene mucho futuro. Se trata de transformar la vivienda que ya se tiene y adaptarla a la nueva era que estamos viviendo.

¿Consideran que una parte del mercado ahora opta por reformar su vivienda antes que por comprar una nueva?

P.T.: Sí. Hoy gracias a Dios ya no se dice aquello de “prefiero comprar una vivienda nueva que reformar la que tengo” porque las construcciones que tenemos son robustas y rehabilitar un edificio existente y adecuarlo a la normativa es una realidad necesaria y bienvenida. TRONC3 Interiorismo, nuestra compañía, es experta en reformas integrales de alto standing, reformas que conllevan la transformación de la vivienda sin límite de actuación. Nuestra compañía quiere ser líder en venta de viviendas de lujo en zona prime.

Necesitamos dar respuesta a la demanda existente para este tipo de producto, y ofrecer este servicio es cubrir un espacio demandado por nuestros clientes. Cuando adquirimos un activo a reformar para posteriormente vender, nuestro departamento de interiorismo, dirigido por Laura Alemany, lidera rápidamente el equipo técnico que se crea con nuestros interioristas y con nuestros arquitectos para conseguir una adaptación total del producto a la normativa actual. Tan solo se aprovecha y refuerza, si es menester, la estructura y las fachadas allí donde estas no pueden ser alteradas, bien por estar protegidas o por no estar permitido y, todo lo demás, absolutamente todo lo demás, se hace nuevo.

No hay proyecto que en todas sus fases no lleve el sello del departamento de interiorismo. El resultado final de este tipo de producto es la satisfacción de nuestra compañía y del cliente exigente, que quiere lo mejor y que se lo encuentre listo para entrar a vivir en la mejor zona de la ciudad. Clarísimamente, TRONC3 Interiorismo aporta valor al mercado y con esta línea de negocio también patrocina nuestra ciudad.

¿Cuál es la situación actual en las cadenas de suministro?

P.T.: En estos momentos ya podemos decir que todo empieza a funcionar con una mínima normalidad, si bien en algunos casos los plazos de entrega son ligeramente superiores a los plazos antes de la pandemia. Pero, por lo general, cada vez podemos planificar mejor.

Con respecto a los precios, algunos han bajado ligeramente, pero otros se mantienen altos. Por ejemplo, el hierro y el aluminio se mantienen muy altos. Llegaron a subir hasta un 70% de media y ahora están un 35% por encima de la etapa de antes de la pandemia. A partir de aquí hay derivados que afectan directamente. Por ejemplo, las cocinas también han subido y aquí nos afecta mucho el plazo de entrega. Antes, desde que solicitabas una cocina hasta que te la concluían y la montaban podían pasar de cinco a seis meses y, ahora, estamos en ocho o diez meses. En definitiva, el mensaje es que con la pandemia todo subió mucho y había falta de material. Hoy ha bajado ligeramente y siguen siendo unos costes altos, pero el proceso de entrega ya se ha normalizado un poco.

¿Cuál es el grado de implantación de la tecnología en las empresas inmobiliarias en España a la hora de llevar a cabo proyectos de reforma?

LAURA ALEMANY (L.A.): Cada vez es más alto. En nuestro país somos punteros en la implantación de tecnología, no solo en lo referente a sistemas constructivos o eficiencia energética y domótica, sino también a la hora de diseñar y presentar la reforma al cliente final y a los intervinientes en el proceso de ejecución. Poder ver desde el inicio de la obra cómo va a quedar acabada es algo que ayuda notablemente a la toma de decisiones en todos los aspectos.

¿Cuáles son las herramientas más utilizadas?

L.A.: Queremos destacar la elaboración de renders de alta calidad. Ahí es donde ves cómo quedará realmente lo que proponemos y cuando comparamos un render con la realidad es muy igual por no decir idéntico. Después hacemos los cambios hasta que el cliente está satisfecho, de forma que podemos hacer la obra con más detalle y sin sorpresas.

¿Cuáles son las principales ventajas que aporta la tecnología en el día a día de su trabajo?

P.T.: Muchísimas, a la hora de estudiar cualquier proyecto la utilización de la tecnología es fundamental, desde poder hacer un buen estudio de mercado y de la competencia, hasta entregar un proyecto en realidad virtual.

Y respecto a los clientes. ¿Qué ventajas o facilidades reciben?

L.A.: Antes de empezar a reformar nada el cliente ya sabe y entiende correctamente cómo va a quedar la vivienda, lo que le permite participar activamente en la toma de decisiones y planificar con detalle.

¿Está el sector preparado para asumir esta carga de trabajo?

L.A.: Sí. Aunque en la reformas de alto standing como las que lleva a término en TRONC3 Interiorismo, los industriales que participan, todos absolutamente todos, son especialistas. De esta forma, absorben la carga de trabajo que no implica esfuerzos adicionales, sino que significa que todo el personal que tienen e intervienen están altamente cualificados y, por lo tanto, solo acometen proyectos que permiten la rotación natural de sus profesionales y no precisan improvisar. Los equipos que tenemos están fidelizados y trabajamos siempre con los mismos proveedores

¿El sector cuenta con los profesionales suficientes o creen que puede suponer un impulso para la creación de empleo?

P.T.: Después de la crisis del 2007, el sector se rompió, lo que significó que muchos de los profesionales que se dedicaban al sector cambiaran de trabajo y se incorporaran a otros campos. Por otro lado, los que se quedaron se profesionalizaron más y hoy, gracias a Dios, aunque sigue haciendo falta mano de obra cualificada, está saneado y tiene los profesionales suficientes para, de una forma sosegada, acometer los proyectos que se tiene en marcha. Desde luego, el sector inmobiliario cada vez crea más empleo y de más calidad.

Con respecto a la presencia femenina en el sector, la mujer cada vez es más activa y en los puestos de dirección y diseño es bastante notable. No obstante, en los procesos de ejecución no se da este caso.

Artículos relacionados

El mundo de la construcción apunta a la sostenibilidad y la industrialización
Retos y oportunidades en el mundo de la construcción
“Es un momento clave para definir la estrategia de descarbonización del patrimonio inmobiliario”
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"