economia

¿Por qué la recaudación fiscal casi triplica el crecimiento de la economía?

Los datos de Hacienda nos muestran que la inflación domina el aumento de la recaudación especialmente en IVA y el Impuesto sobre Sociedades

20 DE diciembre DE 2021. 08:30H Natalia Obregón

La realidad nos muestra que la recaudación fiscal en España, en los últimos datos disponibles hasta el mes de octubre, nos indican que se está produciendo una progresión muy elevada, incluso de mayor cuantía a la prevista. Incluso desde la AiRef, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, se ha rebajado la estimación de déficit en tres décimas para este año, hasta el 7,3% del PIB, por las cifras fiscales. 

LA DIFERENCIA ENTRE PIB Y RECAUDACIÓN 

La gran pregunta son las razones de fondo para que esto ocurra en una economía, como la española, que está creciendo cada vez menos de lo que se esperaba. Teóricamente, la mayor actividad posibilita mayores ingresos. Salvo los datos oficiales, lo cierto es que la última revisión de la evolución del crecimiento de nuestro país corresponde al panel de expertos de PwC, formado en su mayoría por dirigentes empresariales, que esperan un aumento del Producto Interior Bruto del 4,8% para este año, 1,5 puntos menos de lo estimado

Esto sin duda contrasta con el incremento de la recaudación tributaria que está creciendo a un ritmo homogéneo que roza el 14% y que además supera, en las últimas cifras registradas hasta el mes de octubre, en un 3,6% lo conseguido en los diez primeros meses de 2019. En el acumulado de los ingresos supera incluso el 16,3%.

Y todo ello teniendo en cuenta que la recaudación de algunas figuras tributarias, como en el caso de la Tasa Google y la Tasa Tobin, los números se colocan muy por debajo de lo esperado, como ha reconocido Hacienda. Recaudación que crece especialmente en el caso del IVA, con niveles que, como destaca la Agencia Tributaria, ya se encuentran prácticamente en niveles prepandemia. A pesar de la rebaja del tipo impositivo en el caso de la electricidad al 10% desde el 21% anterior. 

A eso se suma los ingresos brutos de las pymes, que han crecido con intensidad, dice la Agencia, tanto por retenciones del trabajo como por el Impuesto sobre el Valor Añadido, por encima de las cifras de 2019. Y lo mismo reconoce en el caso del Impuesto sobre Sociedades. Aquí los ingresos de 2021 superan los de los dos primeros pagos de 2019 en 350 millones de euros. 

Solo en octubre, los ingresos tributarios superaron los 37.494 millones de euros, un 26,3% más que lo recaudado en el mismo mes de 2020. Aunque sin duda puede haber distorsión por el confinamiento, la comparativa con 2019 no engaña: crece un 10,6%. 

RAZONES DE ESTE INCREMENTO DE RECAUDACIÓN FISCAL

Visto así, puede parecer que el consumo se ha disparado, ante el despegue de un impuesto como el IVA así como por la facturación de las empresas. Pero no es del todo cierto, porque aquí entra en juego la inflación. Y recordemos que, hasta octubre, los precios de consumo han venido creciendo manera exponencial hasta el 5,3%, mientras que la fiscalidad de nuestro país no corrige esas variaciones de precios, no las deflacta

De esta forma el mayor impuesto indirecto del país, el del Valor Añadido, tras el encarecimiento elevado de los precios, aumenta la recaudación sobremanera. Este hecho incice especialmente en el caso de las pymes, mientras suben sus ingresos por ese efecto del incremento del IPC y no por un mayor nivel de negocio. Efectos contables que no reales para las empresas. 

Desde la Agencia Tributaria su responsable Jesús Gascón atribuye este incremento al mayor peso de las ayudas públicas en la economía, aunque sobre todo al mayor control tributario, con pago con tarjetas, menor uso de efectivo y la efectividad de la lucha contra el fraude fiscal. 

Y es que hay quien achaca a un afloramiento de la economía sumergida como otro factor a considerar, por efecto de los Ertes y las ayudas públicas. Aunque no todos están de acuerdo, porque los españoles siguen pensando que con la pandemia la economía en negro se ha elevado, según el último informe del Instituto de Estudios Fiscales. Cierto es que el control bancario de los pagos tiene mucho que decir en esta materia. 

España presenta la mayor presión fiscal de su historia en datos OCDE

La tasa “Google” y la tasa “Tobin”: un mal negocio recaudatorio para España


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"