eeuu

Fusión de los dos brokers más grandes de Estados Unidos en gestión de patrimonio

Charles Schwab es el mayor e-broker que cotiza en la Bolsa de Nueva York, seguido por Fidelity Investments. En tercer lugar se situaba TD Ameritrade, pero tras la unión, Fidelity tendrá que competir con el nuevo gigante

29 DE noviembre DE 2019. 07:30H Cristina Rodríguez (Nueva York)

fc7890014932d06a1854bd329f68b3af.jpg

La compra de TD Ameritrade por parte de Charles Schwab por 26.000 millones de dólares convertirá a la compañía resultante en la más grande en gestión de patrimonio online. La nueva empresa contará con 24 millones de cuentas de clientes en todo el mundo, cinco billones de dólares en activos y generará unos ingresos anuales que rondarán los 17.000 millones de dólares.

La unión de los dos gigantes que ofrecen servicios de asesoramiento, planificación e intermediación a pequeños inversores, podría durar de entre 18 a 36 meses y la compra se hará a través del intercambio de acciones. 

Esta adquisición por parte de Charles Schwab “podría democratizar el acceso a los servicios financieros”, según algunos analistas, que piensan que será bueno a largo plazo. “Un acuerdo entre Schwab y TD Ameritrade consolida una industria que enfrenta una rentabilidad limitada”. “Las mesas de corretaje han estado bajo presión este año debido a la disminución de los volúmenes de negociación de acciones”, explican. 

Para otros expertos “con la unión habrá una opción menos para los inversores que buscan una ‘corredora de descuento’ y podría meter presión a los grandes bancos que se dedican a la gestión de patrimonio como Morgan Stanley. “Charles Schwab y TD Ameritrade creen que una compañía combinada puede operar con costos aún más bajos, y eso realmente arroja el guante a otros gigantes bancarios que sentirán cierta presión como resultado de esta unión”, explica Mark Hamrick, analista económico senior de Bankrate.

Charles Schwab es el mayor e-broker que cotiza en la Bolsa de Nueva York, seguido por Fidelity Investments. En tercer lugar se situaba TD Ameritrade, pero tras la unión, Fidelity tendrá que competir con el nuevo gigante. 

La fusión de dos de las marcas más reconocidas en la industria de la gestión de activos tendrá que pasar el examen de las autoridades de la competencia que determinarán el impacto que esta unión tendrá en el mercado.

Cero comisiones

Los inversores se han vuelto más cautelosos en medio de las preocupaciones sobre la desaceleración del crecimiento global y las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. Al mismo tiempo, la Reserva Federal ha reducido los costos de los préstamos tres veces este año, lo que ha afectado la capacidad de los corredores electrónicos de cobrar intereses sobre el efectivo de los clientes. 

La agresiva guerra de precios llevó a Charles Schwab en octubre a decir que eliminaría las comisiones sobre el comercio de acciones en línea, ofreciendo a los clientes un comercio sin cargo en acciones o fondos negociados en bolsa.

Los rivales en ese momento, TD Ameritrade y E-Trade, hicieron lo mismo, ofreciendo intercambios sin comisión. Las firmas de gestión de activos, incluidos Fidelity Investments y Vanguard Group, también han eliminado recientemente las tarifas de muchos fondos. La carrera hacia ‘comisiones cero’ se produjo después de años de disminución de las comisiones en la industria de corretaje.

Las tarifas más bajas generalmente han ayudado a los inversores porque su dinero da más de sí y ganan más. Según los expertos, los nuevos inversores deben tener precaución y cuidado con las apuestas de acciones arriesgadas. Aún así, explican, “los consumidores ahora enfrentan menos obstáculos para comerciar”.

“El comercio de bajo costo respalda en gran medida la agenda del consumidor al eliminar las barreras en forma de costos, incluso para alguien que recién comienza”, explica Adam Holt, director ejecutivo de Asset-Map, una compañía de tecnología financiera asesora. Holt cree que “para los inversores, la consolidación continua en esta industria finalmente reducirá los costos para el consumidor”.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"