hemeroteca

El G7 busca recetas para relanzar la economía mundial

26 DE mayo DE 2016. 09:00H Dirigentes

img_DD10796_0_DD10796_MG401542.jpg

La reunión del G7 tiene como escenario en esta ocasión el santuario de Ise, un paraje elegido por su "belleza única" y por representar "la esencia de la cultura y de la tradición niponas".

Durante dos días los mandatarios mundiales buscarán acuerdos para relanzar la economía mundial y también analizarán la aplicación del polémico Acuerdo de Asociación Transpacífica. Otro asunto clave serán las divisas y las llamadas 'devaluaciones competitivas' mirando de reojo al país anfitrión.

El G7 se propone dar una respuesta a la lucha contra la corrupción y la evasión fiscal, a raíz de la filtración de los "papeles de Panamá". Tanto el presidente de EEUU como el primer ministro japonés Shinzo Abe destacan la voluntad del G7 de "liderar un crecimiento robusto y estable a nivel mundial ante la creciente incertidumbre económica", poro Abe ha sido claro al comparar ante sus homólogos que el panorama económico actual se asemeja al escenario de crisis global que quedó, tras la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers.

En este sentido, recuerda los últimos datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre precios de productos primarios, en los que se aprecia una caída del 55% interanual con respecto al arranque de 2014, cuando la ralentización de China y los emergentes comenzó a aflorar. El dato es similar al hundimiento de la demanda que se registró en 2008 cuando el banco de inversión estadounidense se declaró en bancarrota y desató la crisis financiera global.

Por eso Japón, junto a Estados Unidos y Canadá, defienden que políticas comunes de estímulos fiscales e inversión pública como las activadas después de la quiebra de Lehman ayudarían a potenciar la demanda. Reino Unido o Alemania, por su parte, se han mostrado más partidarios de la disciplina presupuestaria y de las reformas estructurales con vistas a incrementar la competitividad.

Se cree que el primer ministro podría proponer un aplazamiento de una subida del IVA prevista para abril de 2017 por miedo a que ahogue la recuperación de Japón en un momento en el que los efectos del llamado "Abenomics" -el programa de reforma económica de Abe- para terminar con la deflación se difuminan por la caída del crudo.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"