jueves, 21 junio 2018
ZONA PREMIUM
Hemeroteca

“España lo tiene todo para recibir ese número de turistas y más”

12 de febrero de 2018. 09:00h
  • “España lo tiene todo para recibir ese número de turistas y más”

Con una dilatada trayectoria profesional en el sector del turismo, Rafael Gallego puede presumir de ser una de las personas que mejor conocen el mercado. Aterrizó en la industria en 1992, tras ser nombrado secretario general de la Asociación Provincial de Agencias de Viajes de Las Palmas, cargó que ostentó hasta 1996, cuando ascendió a vicepresidente de esta misma organización (1996-2001), hasta que finalmente consiguió dar el salto a la presidencia. Desde 2011 es el máximo responsable de CEAV, la patronal de las agencias de viajes, una posición que le ha permitido presenciar de primera mano los logros que ha alcanzado este sector, como convertirse en la segunda potencia turística mundial, solo por detrás de Francia. También es miembro del Consejo Español de Turismo (Conestur), dependiente del Ministerio de Turismo y secretario del Instituto para la Calidad turística Española (ICTE). En su entrevista a DIRIGENTES se muestra optimista con respecto a este 2018 para que España se sitúe entre los primeros puestos de los ránkings turísticos. El gran reto: mejorar las zonas de interior. La industria turística ha batido récord en 2017 tras la llegada de 82 millones de extranjeros. ¿Cuál es la tendencia para este año?  Sí, tan solo por detrás de Francia, pero no hay solo que quedarse con la cifra de llegada de visitantes a nuestro país. En los datos que se acaban de publicar hay otro que ha pasado desapercibido pero que también tiene una gran relevancia. España ocupa el primer puesto en competitividad turística y de viajes por encima de dos grandes potencias como son Reino Unido y Alemania y esto significa cómo nos ven más allá de nuestras fronteras. Para 2018, a diferencia de otros años, el clima que se respira es de mucho optimismo. Hasta el año 2015 y 2016 podemos hablar de que había un optimismo moderado. Por lo que se puede hablar de un gran optimismo si las condiciones de España se mantienen como en la actualidad.  ¿Considera que una vez finalice la inestabilidad en los países del Magreb descenderán estas cifras? Este año volveremos a batir el récord, no en la misma medida, pero se volverán a superar porque ya hay destinos que se encontraban cerrados como es el caso de Turquía que vuelve a crecer, el de Egipto que está recuperando la ocupación en su zona de sol y playa, o Túnez. Por tanto, aunque el crecimiento no sea en la misma medida va a volver a ser un gran año de récords en cuánto a llegadas. Y en cuanto a los viajes de los españoles estamos en una situación similar a antes de la crisis. ¿Qué condiciones reúne España para ser capaz de gestionar ese nivel de turistas, especialmente en temporada alta?  España lo tiene todo para recibir este número de turistas y aún más. Tiene el sol y playa que es lo más demandado por los turistas extranjeros que nos visitan, una de las mayores concentraciones de ciudades o conjuntos Patrimonio de la Humanidad, el clima, la gastronomía, una oferta cultural amplia y variada, tradiciones mundialmente reconocidas, una oferta hotelera moderna y adaptada a las nuevas necesidades, una red de transportes accesible y rápida. Lo tiene todo para situarse, como ya hace, en los primeros puestos de los rankings turísticos con 82 millones de visitantes y eso sin tener en cuenta los más 170 millones de viajes que hacen los propios españoles sin salir del país. Pese a ello, siempre hay margen de mejora. Hay que renovar la oferta alojativa y alguna zona turística que se ha quedado obsoleta con el paso del tiempo. Y, sobre todo, la gran asignatura pendiente, es realizar una importante inversión en la promoción turística de las zonas del interior para que esta industria pueda seguir creciendo en los próximos años.  En un contexto de economía colaborativa, ¿qué pueden hacer las agencias de viajes para diferenciarse?  El sector de las agencias de viajes ha estado siempre en primera línea a la hora de descubrir nuevos nichos de mercado y formas de trabajar. Por este motivo no podía estar al margen de una situación que ha venido para quedarse como es la economía colaborativa. Así, conocedores de esta situación, queremos ser los primeros en poner al servicio de este modelo la experiencia de las agencias de viajes españolas. Si nos centramos, por ejemplo, en los apartamentos turísticos sucede, más o menos lo mismo. Hay que recordar que en la oferta que hay en el mercado de este tipo de alojamientos no toda es ilegal, una buena parte es legal y las agencias de viajes si utilizan sus servicios. Nos encontramos el caso de Bmate del grupo Room Mate de Kike Sarasola que fue el primero en regularizarlo y con el que venimos trabajando ya desde hace prácticamente dos años. Además, hace un año Hotusa, una de las principales cadenas hoteleras españolas compró también una plataforma de este tipo. Entendemos que es una situación que se está viviendo y que los clientes demandan y, por este motivo, desde la Confederación Española de Agencias de Viajes exigimos que se regularice con unas medidas que sean accesibles para que los empresarios que se dediquen a este negocio y también las familias puedan facilitarlo. Es un modelo que debe existir de forma reglada para que los turistas que la solicitan no se vean obligados a buscarla en otros destinos.  ¿Qué puede hacer este sector para la creación de un turismo sostenible?  Como hemos comentado, la principal oferta turística de España es de sol y playa, y este segmento aún tiene bastante que hacer por la sostenibilidad, tanto desde las instituciones públicas como la iniciativa privada. Si bien es cierto que, en los últimos años, los inversores privados vienen realizado una gran apuesta en este sentido, pues están adaptando los hoteles a la demanda de los mercados. Esto se debe a que los clientes cada vez valoran más que los hoteles reúnan una serie de medidas que tengan que ver con la protección del medio ambiente. No hay que olvidar que un reciente estudio de tripadvisor destacaba que el 90% de los viajeros elegirían un hotel sostenible y el 34% estaría dispuesto a pagar más por alojarse. En cambio, donde sí se está al día, es en la oferta turística interior y de la zona norte de España, ya que en este sector se ha apostado por un modelo de negocio sostenible en cuanto a los propios establecimientos y al respeto por el entorno. El desarrollo sostenible no es sólo ahorro energético, sino que debe suponer un cambio progresivo en la calidad de vida social, económica y laboral de las personas. Tiene que ver con impulsar y promover las tradiciones, potenciar los productos locales y mucho más en lo que aún hay que trabajar para llegar a un modelo como el de Costa Rica que han hecho del Turismo sostenible su seña de identidad. Además del turismo clásico enfocado al ámbito de los monumentos, también están surgiendo con fuerzas otros nichos de mercado como el de compras o festivales. Y aún hay muchos más nichos de mercado que están adquiriendo cada vez más fuerza. Está, por supuesto, el turismo de compras, el sanitario, el LGTB, el enoturismo, el turismo de aventura, el cultural, el de ciudades impulsado por la expansión de las compañías low cost, el de cruceros y hasta el micológico en temporada. Son tendencias que cada vez van cogiendo más fuerza y las que solo se puede dar respuesta desde la especialización y es aquí donde las agencias de viajes van a jugar un papel fundamental. La importancia de estos nichos de mercado es esencial para potenciar nuestros destinos a nivel internacional. Por ejemplo, si hablamos de turismo de compras hay que saber que España ya ocupa el séptimo lugar mundial de destinos internacionales en este segmento con Madrid y Barcelona a la cabeza. El turismo de salud está también en auge. El visitante que se traslada por motivos relacionados con la salud gasta hasta ocho veces más que un turista convencional. O el turismo LGBT que crece año a año y una de las mejores pruebas son los más de tres millones de visitantes que se dieron cita en el World Pride Madrid. ¿La turismofobia surgida en determinados lugares puede dar lugar a enfrentamientos? Para empezar a nosotros, desde la Confederación Española de Agencias de Viajes preferimos no llamarlo turismofobia. Si bien es cierto que determinados políticos desde sus posiciones han hecho algunas declaraciones en contra del turismo que se han transmitido al conjunto de la sociedad a través de grupos violentos. No hace falta recordar que, por ejemplo, en Mallorca, el pasado verano llegaron a asaltar a algunos barcos que se encontraban fondeados o que llegaron a entrar en restaurantes protestando contra la llegada de turistas. Con estas acciones lo que han hecho es abrir un debate y encender una llama que para nada es real. La masificación y, por tanto, la llamada turismofobia es solo visible en determinadas zonas de las ciudades y en momentos del día muy precisos. Lo que se debería hacer es que las autoridades se sentaran con los empresarios turísticos, que son los que traen a los turistas y ver de que manera se podría ir diversificando para evitar estas concentraciones. París recibe el 80% del total de los turistas de toda Francia y no creo que nadie haya oído hablar de que allí hay turismofobia.