lifestyle

Juegos infinitos: una forma diferente de entender las organizaciones

Simon Sinek publica 'El juego inifinito' para explicar, de forma práctica, la teoría ideada por James Carse

24 DE enero DE 2020. 11:45H Manuel Gutiérrez

28b97d70c3fc0185292431ee699537f3.jpg

Hace ya más de 30 años que el profesor emérito de historia y literatura de la Universidad de Nueva York, James Carse, publicó su libro Finite and Infinte Games: A vision for life, play and posibility. En él, Carse explicaba los conceptos de juego finitos e Infinitos. Los primeros tienen un fin y, por lo tanto, ganas o pierdes. Por el contrario, los juegos infinitos son una carrera de fondo: lo importante es seguir participando. Ahora, Simon Sinek da un giro de tuerca a este planteamiento.

Sinek va más allá. En su nuevo libro El juego infinito aplica esta teoría a las organizaciones: "La vida y las organizaciones son juegos infinitos que están siendo jugados con mentalidad de juegos finitos. Son los líderes tradicionalistas los que no entienden el tipo de juego al que están jugando", revelan las palabras de Sinek, cedidas a DIRIGENTES por la editorial Empresa Activa. Esta mentalidad cambia el escenario de las empresas en las que trabajamos. Vemos que las cosas no funcionan bien, pero aceptamos las formas del líder al tener "más dinero y más poder".

Asegura que "hay pocas ideas que sean verdad". Y la de los juegos infinitos lo es: "No está libre a la interpretación, es una verdad fundamental". Con este libro, el profesor de Comunicación Estratégica en la Universidad de Columbia ha conseguido explicar la teoría con una fórmula "muy práctica". Algo así como un manual para entender de forma muy diferente cómo funcionan las organizaciones.

Un reflejo del autor

Simon Sinek explica que sus libros tienen siempre un gran componente autobiográfico. Son el reflejo "de lo que es y del viaje de la vida". Por eso, asegura que resuena tan bien en la gente, porque su vida "es muy similar al viaje de los demás".

Siempre piensa que ha escrito su último libro. Y es que lo tiene muy claro. Si no llega una idea que le entusiasme y sea valiosa, no escribe. El juego initito es su tercer libro. Anteriormente publicó Empieza con el porqué y Los líderes comen al final. Ahora, parece que tendremos que esperar a otra idea brillante para volver a adentrarnos en la mente de Sinek.

Omega IGF: “Aún queda incertidumbre como para ver una ligera depreciación de la libra a corto plazo”