opinion

La automoción, clave en la lucha contra el cambio climático

Sonsoles Martín-Garea, directora de Marketing, Comunicación y RSC de ALD Automotive

04 DE diciembre DE 2019. 13:58H Sonsoles Martín-Garea

Madrid es por estos días la capital mundial de la lucha contra el calentamiento global, un tema que preocupa y ocupa a líderes de todo el planeta, que hasta el 13 de diciembre se dan cita en la capital española para tomar decisiones frente a la emergencia climática. Pero no solo atañe a quienes tienen el poder, pues nos afecta a todos por igual; por ello debemos generar conciencia de que desde nuestras casas, en cada una de nuestras actividades, podemos colaborar para reducir nuestra huella medioambiental, haciendo pequeños cambios día a día. Medidas que no solo ayudarán en la lucha contra el cambio climático, sino también a nuestros bolsillos, al permitirnos bajar la factura de energía y combustible.

En el sector de la movilidad es quizás donde parece que en los últimos años ha comenzado ya ese cambio de hábitos de consumo dirigidos a reducir nuestras emisiones. Ello queda en evidencia con el aumento de la demanda de coches menos contaminantes por parte de los consumidores, la oferta también cada vez mayor de vehículos con combustibles alternativos por parte de los fabricantes y la apuesta de las empresas por formas sostenibles de transporte. Claro está que en estos aspectos han sido clave las medidas restrictivas tomadas por las autoridades, pero sea cual sea la razón, lo cierto es que estos cambios son ya una realidad.

El compromiso por la sostenibilidad ha permitido el surgimiento de nuevas formas de movilidad basadas en la economía colaborativa, donde el concepto de propiedad de un vehículo se ha ido transformando en un concepto más de uso, fomentando así actores como el renting y el carsharing. Dos nuevas formas de movilidad que ayudan a reducir de forma considerable el número de coches que circulan diariamente por las calles. 

Un coche compartido permanece en circulación prácticamente todo el día, a diferencia de uno en propiedad que está parado la mayor parte del tiempo. De hecho, disfrutan de él varias personas diariamente que utilizan el coche solo cuando existe una necesidad real de movilidad, reservándolo y devolviéndolo en los lugares que les interesan, con la comodidad y practicidad que ello conlleva.

Sin embargo, para lograr una movilidad sostenible no basta solo con los cambios en las formas de consumo, también se deben llevar a cabo otras acciones como la renovación del parque automovilístico. En España el parque móvil tiene una antigüedad media de 12,3 años, por lo que se hace necesario ir, poco a poco, cambiando los coches antiguos y contaminantes por vehículos de bajas emisiones.

En este aspecto el renting tiene una ventaja frente a otros actores, pues los contratos suelen ser de máximo cinco años y los coches están en constante renovación. Esto lo han entendido los ciudadanos y, por ello, este tipo de servicios crecen de manera exponencial. Sin embargo, debemos entender que la sostenibilidad solo se logrará si gobiernos, empresas y sociedad caminan juntos hacia ella. 

En materia de ahorro energético España aún está muy lejos de ser un ejemplo a seguir. En España, la mayoría de la energía que se usa proviene de combustibles fósiles o energía nuclear. Incluso, de acuerdo con cifras de la ONG Greenpeace, España, junto con otros cinco países de la Unión Europea, acumulan alrededor del 70% de todos los gases de efecto invernadero del continente. 

La transición hacia energías limpias permitirá controlar la contaminación del aire, una de las principales preocupaciones de los gobiernos actuales, pues las emisiones constituyen ya no solo un problema social, sino también económico. De acuerdo con el informe 'Energía y Contaminación Ambiental' realizado por la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la mala calidad del aire representa la cuarta amenaza global para la salud después de la hipertensión, la malnutrición y el tabaco. De allí la necesidad de que todos y cada uno de nosotros busquemos la forma en la que podemos colaborar a reducir nuestra huella ambiental.

Groupama AM: "La mentalidad de largo plazo y la selección de compañías son clave"