economia

La escasez de agua plantea un reto muy caro

Al Gobierno le costará más de 46.000 millones de euros, divididos en tramos hasta 2033, reinvertir esta situación

25 DE octubre DE 2019. 09:32H Manuel Gutiérrez

En la escasez de agua entran en juego variables como el aumento de la población, el uso que se le dé y la consecución de sequías. Pues bien, España es uno de los países europeos con un mayor nivel de estrés por escasez de agua. Un 20,6%, uno de los más altos en la UE según el estudio La circularidad del agua elaborado por la Cámara de Comercio. Este es un ratio entre el total de agua dulce extraída sobre los recursos de agua dulce disponible, y arroja una cuestión: es de urgencia aplicar medidas.

Siete de las diez cuencas hidrográficas con sequía crónica en Europa se encuentran en España. Con todo este ecosistema, para empezar es necesaria una inversión en la renovación de infraestructuras. El nivel de renovación debería estar alrededor del 2%, cosa que no está ocurriendo: en el caso de la red de distribución es del 0,9% y en el del alcantarillado, menor del 0,6%.

Al Gobierno le costará más de 46.000 millones de euros, divididos en distintas fases hasta el año 2033, reinvertir esta situación. Entre las medidas se encontrará fomentar la reutilización del agua generada en las estaciones depuradoras de agua residuales. Y los desafíos siguen: quedan “actuaciones pendientes de ejecución contempladas en los Planes de Gestión del Riesgo de Inundación y las necesarias para la adecuación de las redes de alcantarillado en relación al cumplimiento de la normativa que permite autorizar los vertidos de los aliviaderos en tiempo de lluvia”, explican desde la Cámara de Comercio.

COLABORACIÓN PÚBLICO-PRIVADA

Es un requisito fundamental la colaboración de agentes públicos y privados para solventar el problema. La transferencia de conocimientos y buenas prácticas entre ambos se traducen en una mejora la eficiencia. Pero, ¿qué beneficios palpables traerían en la prestación del servicio?

El documento explica que liberaría recursos públicos que podrían destinarse a otras partidas, economías de escala, una mayor competitividad e innovación y evitar intereses coyunturales o partidistas que se puedan dar en la Administración. Para llegar a ello, se incorpora en un solo contrato el diseño, financiación, construcción y operación de la infraestructura.

España es el país más vulnerable de la Unión Europea al cambio climático, según la Agencia Europea del Medio Ambiente. En este siglo, alrededor de la octava parte de este país será desierto. Con un panorama de estas características, no sólo es preocupante el presente, incluso lo es en mayor medida el futuro.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"