economia

Las bombas solares pueden marcar el desarrollo de África

El uso de maquinaria en la agricultura puede aumentar la eficiencia cinco veces o más

17 DE enero DE 2020. 08:29H Manuel Gutiérrez

5887013cb904941ee24b9a3e039f9be0.jpg

En África Subsahariana, el acceso a la red eléctrica es limitado o incluso inexistente para muchos de sus habitantes. La cifra de personas que sufren este escenario ronda los 600 millones, según un estudio elaborado por el Banco Mundial. Y, concretamente, se vive en las zonas rurales, dedicadas principalmente a actividades agrícolas.

Esta actividad requiere de electricidad para el proceso de cultivo, sistemas de riego, refrigeración... De lo contrario, los rendimientos agrícolas serán globalmente bajos. Pero ya hay una solución potencial: aparatos para pequeños agricultores alimentados por energía solar fuera de la red.

“El uso de maquinaria en la agricultura puede aumentar la eficiencia cinco veces o más”, detalla el documento. Esta fuente de energía lleva a una mayor producción de alimentos y reducir las pérdidas posteriores a la cosecha. Kenia es uno de los países que ha demostrado esto. Y es que cada aumento del 10% en el rendimiento agrícola ha llevado a una disminución del 7% en la pobreza de África.

El caso keniata

Más de 4,5 millones de hogares ya han adquirido productos con esta fuente de energía en los últimos 10 años. En lo referente al riego solar, el país africano ha demostrado un alto rendimiento en la inversión de cultivos hortícolas en Kenia. Una bomba solar puede permitir a un agricultor diversificar los cultivos y, además, disminuir las consecuencias de períodos de poca lluvia.