europa

Las pymes centralizan en 2019 la financiación del BEI

España es el segundo país más beneficiado de la financiación del BEI, con 92 proyectos

03 DE febrero DE 2020. 16:59H Dirigentes

7f53a9f8bde410a0fe76749c49eae66d.jpg

El año pasado volvió a confirmar el coompromiso de la Unión Europea con España. En particular, esa unión se materializó con el Banco Europeo de Inversiones a la cabeza, que facilitó casi 9.000 millones de euros (8.966 millones) para 92 proyectos en España, todos ellos "con un impacto claro para la economía española y que mejorarán la vida de los ciudadanos", según ha explicado la vicepresidenta del organismo, Emma Navarro, este lunes (3).

El principal foco del BEI continúan siendo las pequeñas y medianas empresas, que en España recibieron 4.755 millones de euros en 2019, con unas condiciones "flexibles y atractivas", tal y como aseguran desde el banco de la UE. De hecho, en lo que atañe a las pymes, las compañías de nuestro país fueron las que más se beneficiaron en toda Europa. Así, las pymes y midcaps beneficiarias alcanzaron las 91.000 pymes, que dan trabajo a 625.000 personas.

Si se considera la financiación de esta entidad en el conjunto de Europa, hay que explicar que las cifras de 2019 superaron los 72 mil millones de euros, de modo que España, con 9.000, se convirtió en el segundo país de la UE que más inversiones recibió procedentes del BEI.

Hay que destacar que otra de las prioridades de la Comisión Europea se refleja en los datos de financiación facilitada por el BEI. En concreto, se trata de la lucha contra el cambio climático y la mitigación de sus consecuencias. En España, los fondos alcanzaron los 2.240 millones de euros, que se destinaron al desarrollo del transporte limpio, eficiencia energética, energías renovables y modernización de redes eléctricas. No en vano, Navarro asegura que "el BEI continuará apoyando los esfuerzos de los promotores españoles, tanto en mitigación como en adaptación climática".

El tercer pilar de la acción del BEI es impulsar la innovación, con especial atención a la digitalización, puesta en marcha de procesos productivos más eficientes o investigación farmacológica. En números, el apoyo del BEI en este sentido se cuantifica en 1.300 millones de euros. "Este año ha destacado el fuerte aumento de nuestra financiación para luchar contra el cambio climático, pero también hemos mantenido un importante apoyo a la innovación y pymes", ha destacado Navarro.

Omega IGF: “Aún queda incertidumbre como para ver una ligera depreciación de la libra a corto plazo”