eeuu

Muere Volcker, el hombre que ganó la lucha contra la inflación al frente de la Fed

Paul Volcker, el ex presidente de la Reserva Federal conocido por sus batallas contra la inflación a finales de los años setenta y principios de los ochenta, ha muerto a los 92 años.

11 DE diciembre DE 2019. 12:33H Cristina Rodríguez (Nueva York)

db2e1eb8a95f3713a6bad5234f028cb7.JPG

Volcker no pudo vencer otra batalla, la del cáncer de próstata contra el que luchaba desde hacía años. Considerado por algunos como “una de las personas estelares de su generación” Volcker era un hombre sencillo que vivía en un pequeño apartamento de Washington, llevaba trajes endebles y fumaba puros baratos. No fue hasta después de su 60 cumpleaños cuando recibió su primer gran salario de Wall Street. Le gustaba pescar con mosca y uno de sus mayores placeres era preparar la cena de Acción de Gracias todos los años.

Recordado por su “rara combinación de perspicacia económica y su capacidad para defender sus principios contra las críticas políticas feroces”, Paul Volcker se desempeñó como presidente de la Reserva Federal desde agosto desde 1979 hasta 1987. 20 años después fue nombrado por Obama como asesor económico tras la crisis financiera.

Después de conocerse su muerte ha sido alabado por su trabajo al frente de la Fed. Muchos han destacado su labor y hasta le han llamado “héroe económico de Estados Unidos” o “estrella del rock” de la economía.

El momento de liderazgo de Volcker llegó poco después de que en 1979 el presidente Jimmy Carter le designara como presidente de la Reserva Federal. Se trataba de un momento crítico. La economía estadounidense estaba en crisis. Había una combinación muy inusual de alta inflación y alto desempleo. Para abordar esa inflación en espiral, Volcker restringió drásticamente la oferta monetaria de la nación y permitió que los tipos de interés aumentaran a niveles sin precedentes. Los precios subieron un 11,8% respecto al año anterior durante su primer mes al frente del banco central y las tasas de una hipoteca convencional se dispararon a más del 18%. En el punto álgido (julio de 1981) la tasa efectiva de fondos de la Fed había alcanzado el 22,36%. El país sufrió varias recesiones desde enero de 1980 y el desempleo alcanzó un máximo del 10,8% a finales de 1982, la tasa más alta desde la Gran Depresión. En ese momento se culpó a Volcker de “hundir al país en recesión deliberadamente” y muchos dijeron que, además, arruinó las posibilidades de reelección de Jimmy Carter.

Sus amigos dicen que Volcker en privado se preocupó en ese momento por el impacto de sus políticas, pero que nunca flaqueó en sus convicciones. “En última instancia, la única forma en que creo que los tipos de interés bajarán y se mantendrán bajos es bajando la tasa de inflación”, dijo Volcker en una audiencia del Comité Bancario del Senado en 1981.

En dos años, su plan funcionó y su batalla contra la inflación fue un éxito. Paul Volcker fue reelegido en 1983 para liderar la Fed por el presidente Ronald Reagan, con el que se dice que no tuvo una buena relación. La tasa anual de aumento de precios había caído al 1,2% a finales de 1986, poco antes de que dejara el cargo. Y a excepción de un breve período en 1990, la inflación general no ha superado el 6% en Estados Unidos.

“Personificó la idea de hacer algo políticamente impopular pero económicamente necesario”, explicaba Ben Bernanke, presidente de la Fed de 2006 a 2014, tras conocer la noticia de su muerte. “Paul Volcker fue una inspiración para mí y para todos en la Reserva Federal”, dijo Janet Yellen, presidenta de la Fed de 2014 a 2018. Yellen añadió que los estadounidenses deben agradecer a Volcker la baja inflación y la estabilidad económica actual. “Él encarnó los valores que más apreciamos: la devoción al servicio público, el coraje para hacer el trabajo correcto”.

“Su vida ejemplificó los ideales más altos: integridad, coraje y un compromiso de hacer lo mejor para todos los estadounidenses”, expresó Jerome Powell, el actual presidente de la Fed. “Sus contribuciones a la nación dejaron un legado duradero. Mis colegas y yo en la Reserva Federal lamentamos esta pérdida y enviamos nuestras condolencias a su familia”.

El mandato de Paul Volcker como presidente de la Fed duró ocho años, hasta 1987. Fue reemplazado por Alan Greenspan.

Volcker regresó a Wall Street y luego a Washington como asesor del presidente Barack Obama después de la peor crisis financiera desde la Gran Depresión. Durante su tiempo trabajando con la administración de Obama, ayudó a redactar lo que se conoció como la ‘Regla Volcker’, que limitaba el comercio que los bancos podían hacer con sus propias cuentas privadas, buscando así reducir el riesgo que los grandes bancos representaban para la economía al frenar su capacidad de comerciar con sus propios fondos especulativamente. La implementación de la ‘Regla Volcker’ llevó años y se diluyó en el camino, pero fue aprobada como parte del proyecto de ley Dodd-Frank de reformas de Wall Street. Sigue siendo una de las medidas más controvertidas para los bancos y los republicanos y, por ello, en 2017 el presidente Donald Trump ordenó que se reescribiera dicha regla para suavizar su impacto. Los reguladores federales implementaron más cambios sobre la misma en agosto de 2019.

Evers: "Tenemos un peso del 10% en oro en las carteras moderadas"