pymes

“Queremos convertirnos en el gestor de accesos más grande del mundo”

No quieren un acuerdo con Airbnb. Ellos aspiran a ser un gigante de referencia en su ámbito. Akiles, que suena igual tanto en castellano como en inglés ('a key less'), lleva más de un año abriendo las puertas de apartamentos y espacios de oficinas en ciudades como Barcelona, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Milán o Dubái.

26 DE enero DE 2020. 09:03H Carmen Muñoz

530dc1bf4f3189684f12a7f1cf0650cf.JPG

¿De dónde proviene esta idea?

En la empresa en la que trabajaba anteriormente, el portal comunitario cobraba 42 euros por cada copia de llaves, algo que veía inviable. No entendía como la entrada a un edificio aún se realizaba con un invento tan antiguo. Por eso pensé en un proyecto que pudiera dar acceso a cualquier persona desde su dispositivo móvil.

¿Cómo funciona la aplicación?

En primer lugar, la llave se puede seguir utilizando, no se anula el sistema previo para entrar que existiera en el espacio, sino que se instala de manera paralela en el inmueble. Una vez que ya está operativo, el dispositivo sirve tanto para la puerta comunitaria del edificio como para la propiedad, por lo que el usuario solamente tiene que descargarse la aplicación y utilizarla. Hemos diseñado un panel de administración para el gestor de la vivienda con el objetivo de que pueda crear todos los accesos virtuales que quiera y compartir el permiso con terceros tanto de manera temporal como indefinida. Además, estos atributos los puede modificar cuando lo desee.

¿Akiles es segura?

Contamos con un sistema de clave pública-privada que utiliza blockchain, por lo que es más factible reventar la puerta de una patada que intentar saquear el dispositivo.

¿En caso de que se rompa el teléfono móvil o se quede sin batería?

Además de poder usar el sistema que estuviera previamente instalado en el espacio -las llaves u otro-, siempre se puede acceder a la cuenta de Akiles a través de cualquier otro dispositivo con acceso a Internet.

Vuestros clientes son principalmente espacios de trabajo flexible y empresas que gestionan apartamentos. ¿Tenéis pensado alcanzar algún acuerdo con Airbnb?

Estamos siendo duros de pelar porque no es lo que nos interesa en el corto plazo. Hay empresas que han perdido de vista su visión por cerrar acuerdos con un tiburón y han acabado sumisos a sus objetivos. Queremos convertirnos en el gestor de acceso más grande del mundo. Cuando eres cautivo de un cliente de tus características, pones en riesgo la viabilidad de tu compañía. Estamos interesados en un acuerdo y, de hecho, hemos realizado alguna colaboración, pero siempre manteniendo nuestra independencia y como un cliente más. Nuestra cartera es muy diversificada.

¿Qué error no volvería a cometer?

Es muy importante no confundir ser propietario con gestor. En ocasiones, se comete el error de asumir ambas funciones de manera conjunta, aunque el propietario de la compañía no sea el mejor administrador para ello.

Omega IGF: “Aún queda incertidumbre como para ver una ligera depreciación de la libra a corto plazo”