latam

São Paulo privatiza 21 aeropuertos e impulsa el mercado aéreo

En 2020 pasarán a la iniciativa privada 21 de los 30 aeropuertos que operan en São Paulo y los principales interesados son inversores japoneses y chinos, anunció el Gobierno. Líneas de bajo costo y la modalidad de stop-over comienzan a llegar allí.

25 DE octubre DE 2019. 14:55H Carlos Turdera

e8b418fa0a9fb3be888d2e02893cc943.jpg

Los viajes que el gobernador de São Paulo, João Doria, realizó este año a Asia podrían rendir resultados concretos ya en 2020 con la participación de empresas de Japón y China en la privatización de 21 de los más de 30 aeropuertos que operan en su estado.

Inversores de esos países tienen “enorme interés” en la licitación de los terminales aéreos que la administración del principal estado brasileño publicará en enero, dijo el propio político, que también recibió consultas de Alemania y Londres.

Los aeropuertos que irán a manos privadas (seis para vuelos regulares/comerciales y 15 para aviación general y ejecutiva) son hoy administrados por el Departamento Aeronáutico de São Paulo (Daesp), un organismo municipal autónomo.

Se suma a esa lista un aeropuerto (Guaratinguetá) que tiene potencial de atender a una buena parte de los 10 millones de turistas anuales que llegan por otras rutas a la región para participar allí de festividades religiosas.

Números en el aire

En lo que va de 2019, los ingresos operativos de esas unidades llegaron a 5,9 millones de euros, con un EBITDA de 290.000 euros y una inversión de 1,4 millones de euros, indica el reporte del segundo cuatrimestre del Daesp.

En ese período, hubo un aumento del 8% en el movimiento de pasajeros (1,5 millón) y de 14 % en el tránsito de aeronaves (95.300 llegadas y partidas), además de un incremento de 5 % en la cantidad de toneladas transportadas, según el mismo informe.

Entre las adecuaciones que la administradora está realizando para las concesiones de 2020, ya revisó el 64 % de los contratos con proveedores (obteniendo un ahorro de 184.000 euros) y aumentó 90.000 euros los ingresos mensuales por tarifas.

Revolución en vuelo

El plan de privatizaciones se ejecuta en un contexto de novedades para el mercado local como el stop-over (presentado por Azul en octubre), arribo de líneas de bajo costo (como Flybondi) y la expansión del uso de helicópteros en modalidad colaborativa.

El servicio stop-over -que permite a los pasajeros permanecer en la región por hasta tres días sin costo adicional- es una contrapartida a la reducción de 25 a 12 % en tributos que practicó el Gobierno. Otra es el aumento de 300 a 490 vuelos de esa línea.

En cuanto a las líneas de bajo costo, su llegada se enmarca también en el programa “São Paulo para Todos”, que se propone dinamizar el turismo interno con un potencial de generar 1.550 millones de euros en 12 meses y 40.000 empleos, calcula el Gobierno.

Por último, la flota Voom de helicópteros (Airbus) se asoció con Lufthansa para el uso de millas de pasajeros de esa compañía en el pago de transfers aéreos desde el aeropuerto internacional de la ciudad y descuento de 15 % en las reservas.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"