DIRIGENTES-PORTADA_ENERO24
Suscríbete a la revista
Lunes, 17 de junio de 2024
Últimas noticias
D
D

Tecnología

Biometría: ¿una cuestión de seguridad o experiencia de usuario?

¿Quién no ha desbloqueado su teléfono utilizando su huella dactilar? Probablemente sea la aplicación de la biometría más típica, pero a esta hay que sumar otras como son el reconocimiento facial, de iris o el vocal. Se trata de una tecnología más precisa que garantiza un nivel de infranqueabilidad y fiabilidad mayor por el hecho […]

Dirigentes Digital

20 may 2020

¿Quién no ha desbloqueado su teléfono utilizando su huella dactilar? Probablemente sea la aplicación de la biometría más típica, pero a esta hay que sumar otras como son el reconocimiento facial, de iris o el vocal. Se trata de una tecnología más precisa que garantiza un nivel de infranqueabilidad y fiabilidad mayor por el hecho de estar relacionado con el usuario. Las características biométricas son intransferibles. 

De un tiempo a esta parte, esta tecnología ha experimentado una expansión que se debe a que acarrea menos costes, mayor seguridad y una mejora en la experiencia de usuario. Estos puntos positivos hacen que cada vez más empresas, instituciones, entidades bancarias y servicios sanitarios incluyan este tipo de infraestructuras en su funcionamiento habitual. Por ejemplo, el reconocimiento de la huella es utilizado para el registro de jornada.

En el terreno de la pequeña y mediana empresa, está sembrado el desconocimiento. "La pyme está padeciendo de conformismo, está esperando a que esté muy extendido el sistema para planteárselo y lo que ocurre es que cuando uno es reactivo pierde competitividad", destaca el Director de desarrollo de negocio de Biometric Vox, Carlos Gavilán.

¿Prima la seguridad o la experiencia de usuario?

La legislación europea otorga importancia a la biometría. Una relevancia que se materializó en la normativa de pagos PSD2 que entró en vigor el pasado mes de septiembre. Estableció tres tipos de autenticación para validar la identidad de una persona y así securizar las transacciones online: 1) algo que se sabe (contraseña), 2) algo que se posee (una tarjeta de crédito) y 3) algo que se es, y es aquí donde la biometría cobra un especial protagonismo. 

Gavilán señala que "es más difícil que tengamos problemas en nuestro negocio cuando identificamos a alguien por su huella biométrica que cuando le pedimos un código, que no solo es susceptible de robo, sino que ante un problema, nosotros no podemos demostrar si nos robaron o no". 

Por su parte, el business manager de Biocryptology, Raúl Legaz, considera que las empresas están buscando soluciones que les aporten ese plus de seguridad "porque la delincuencia se está trasladando al ámbito online". Esto es así porque "cada vez se está moviendo más dinero hacia el entorno tecnológico y conforme va desapareciendo el efectivo y va gestionándose todo más a través de transacciones online, la delincuencia también aumenta". Pero también se van encontrando más formas de suplantación utilizando la biometría. Legaz incide en la idea de que las empresas no almacenen la biometría de los usuarios.  

No solo es un asunto de seguridad -que quizá muchas veces está implícita- también es una cuestión de experiencia de usuario. Pongamos de ejemplo una pyme que tiene una tienda online: ¿cuántas veces a un cliente se le ha olvidado la contraseña? Es un problema muy frecuente que al momento de pagar y tener que identificarnos se nos haya olvidado la clave de acceso. De hecho, Mastercard ha señalado que el 80% de las personas reconoce que le ha ocurrido esto en los últimos tres meses.  

"Para mí es muy potente es el no tener que recordar contraseñas o no tener que rellenar un formulario muy largo. Un valor añadido brutal tanto para la empresa como para el usuario y para muchos de ellos puede ser incluso hasta más valioso que la seguridad", dice Raúl Legaz. Cuantos menos pasos le pedimos al cliente para completar las acciones repercutirá en las ventas y en fidelizarle.

Otra aplicación de la biometría se encuentra en la rúbrica de documentos (contratos, permisos, etc). Actualmente, la firma digital está muy extendida y más en tiempos de coronavirus. Pero la firma vocal está un paso por delante y permite al firmante utilizar su propia voz para firmar a distancia. Con esto se ahorra tiempo y aceleran los trámites, se previene el fraude y, por supuesto, el consiguiente ahorro de papel. "Un contrato firmado por voz tiene plena validez jurídica", dice Carlos Gavilán. Pero es necesario contar con una herramienta que cumpla con el reglamento eIDAS (marco jurídico común para los servicios de confianza y medios de identificación electrónica en la UE). Por ejemplo, esta solución mejora la experiencia de usuario en el sector seguros. 

Salto de rana

"Estamos viendo cómo las grandes empresas están dando el siguiente paso respecto a la firma digital, y las pymes casi no la tienen. Aquí hay una posibilidad de "salto de rana" porque la pyme se puede meter en tecnología accesible y robusta. Tiene la suerte, o ha esperado tanto que se ha encontrado el siguiente ciclo, pues que se meta en firmas avanzadas y ya directamente estará en lo máximo posible", señala Carlos Gavilán.

Por su parte, el business manager de Biocriptology vaticina que los pagos tanto online como offline van a pasar por algún tipo de solución con biometría, es un futuro prácticamente inevitable. No obstante, por el momento continuarán coexistiendo muchas formas de pago ya que todavía hay un porcentaje nada desdeñable que utiliza el efectivo en sus compras. "Convivirán porque el mercado y el usuario final tardan en adoptar las tecnologías que van saliendo", concluye Legaz.

Artículos relacionados

Tecnología

La digitalización es clave para el futuro del tejido empresarial en España

El 81% de las pymes españolas que están llevando a cabo su transformación digital lo hacen para ser más eficientes
Tecnología

El centro de producción de Schneider Electric en Puente la Reina consigue ser Fábrica Cero CO2

La fábrica se ha convertido con el paso de los años en una Advanced Smart Factory, conectada y sostenible, que cuenta con la primera microgrid industrial de España
Tecnología

30 Centros Tecnológicos exhiben su potencial de innovación para transformar la sociedad española

Espumas que monitorizan la salud, bicicletas solares, lentejas de agua que transforman residuos en alimentos, un pavimento ‘circular’ para el tráfico rodado o textiles equipados con wearables son solo algunas de las paradas en la ruta meetechSpain por la tecnología transformadora.
Cargando siguiente noticia:


Suscríbete a nuestra newsletter para estar informado


Carlos González: "El value presenta una oportunidad histórica"


Nuestros podcasts. 
Todo sobre economía y sus derivados

Po


Lo + leído

© Piles Cincuenta S.L 2024 Todos los derechos reservados