las empresas hablan

Unicaja incrementa su beneficio casi un 13 por ciento

La entidad ha conseguido un beneficio neto de 172 millones de euros, un resultado que achaca al aumento del margen bruto

30 DE enero DE 2020. 09:50H Dirigentes

Al cierre del año 2019, la entidad Unicaja ha conseguido un beneficio neto de 172 millones de euros, una cifra que supone un incremento del 12,9%, en relación al pasado ejercicio, así lo ha comunicado este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Este hecho ha sido impulsado por el aumento del margen bruto, por el mejor desempeño de la aportación del negocio inmobiliario y en un descenso de los gastos de explotación, a lo que se une unas bajas necesidades de saneamientos de activos no productivos. 

En el comunicado, consideran que este resultado es “particularmente destacable” en la medida en que la entidad ha destinado 230 millones de euros a lo largo del año a la constitución de provisiones para la mejora de la rentabilidad futura, como parte del plan estratégico del último trimestre de 2019. Este “importante esfuerzo” ha sido posible gracias a la mejora del margen de explotación antes de saneamientos y a la contribución de plusvalías extraordinarias, tales como en la venta de la participación en Ausol, que la compañía anunció el pasado mes de junio.  

Por su parte, el margen bruto aumentó un punto porcentual en comparación a 2018 como resultado de los ingresos ligados a productos y servicios, a la mejora de la aportación del negocio inmobiliario, así como el alza de los dividendos. 

A esto se une la reducción de los gastos de explotación del 2%, en relación al pasado año, así como las reducidas necesidades de saneamientos. 

En lo que respecta a la actividad comercial de la compañía, el saldo de crédito no dudoso se ha elevado un 0,7%, mientras que las nuevas operaciones de crédito crecieron un 28%.

Unicaja Banco sintetiza que las “principales claves” del último ejercicio han sido la capacidad de generación de resultados sin perder terreno en mercados de origen como Andalucía y Castilla y León, el descenso de costes continuado, el incremento de la rentabilidad estructural futuro, la dilatada posición de solvencia, calidad crediticia y liquidez, además de la mejora de la remuneración a los accionistas.

Además, la entidad ha dado luz verde al Nuevo Plan estratégico y de transformación 2020-2022, cuyos 5 pilares son la diversificación del modelo de negocio, un favorable desempeño de la eficiencia, la gestión prudente y ágil de riesgos, el aprovechamiento del potencial del dato y de la analítica, así como la adopción de nuevas formas de trabajo y de cultura empresarial, con la mirada puesta en sus clientes. 

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"