economia

Arranca Fitur, la primera gran feria mundial de la nueva normalidad

El evento, que se celebrará de manera híbrida por primera vez en su historia, contará con reducciones de aforos y será obligatoria la presentación de una prueba de COVID-19 negativa para los visitantes profesionales.

19 DE mayo DE 2021. 08:32H Carmen Muñoz

Desde este miércoles y hasta el próximo domingo, todos los agentes de la industria turística tienen la mirada puesta en Madrid. Ifema celebra la 41º edición de la Feria Internacional del Turismo (Fitur), en un contexto que fuerza a la mezcla del formato presencial con el online, por primera vez en sus cuatro décadas de recorrido. 

Con el lema ‘Especial Recuperación del Turismo’ Fitur se alza como pionera de los grandes encuentros internacionales físicos desde el inicio de la crisis sanitaria, una vez que la campaña de vacunación masiva ha dado algo de tregua a la pandemia y parece estar más controlada. Tradicionalmente suele celebrarse en enero, por lo que el traslado de fecha busca servir como trampolín para el impulso de los viajes de manera segura, tras un ejercicio lleno de restricciones. En este sentido, el mercado español ha sido uno de los más perjudicados, con una pérdida interanual conjunta superior a los 116.000 millones de euros y una caída superior a los cinco puntos de PIB en 2020, después de representar el 13% de la economía en 2019.

Aunque al principio había serias dudas sobre su celebración, sobre todo, después de la tercera ola de contagios en España, que obligó a incrementar las restricciones, el recinto ferial acoge del 19 al 23 de mayo una de las citas de referencia para el turismo, con especial relevancia este año, al representar el punto de despegue de los desplazamientos desde la irrupción del coronavirus. Y lo hace con una participación lejos de la registrada en la vida pre-COVID. Los organizadores han reducido el número de países asistentes, pasando de los 165 de la edición anterior a los 55 en esta. A estos se suman otras 79 nacionalidades que se conectarán en remoto a través de LIVEConnect, una nueva plataforma digital en funcionamiento desde el pasado 5 de mayo al próximo 4 de junio, en el marco de la apuesta de Ifema por la digitalización de sus ferias que “permitan llegar a otros mercados”, al tiempo que refuerza la interacción entre la comunidad turística internacional, “más allá de las fechas de celebración de Fitur y la participación presencial en Madrid”.

También estarán presentes todas las comunidades autónomas, incluidas Ceuta y Melilla, en especial la Comunidad de Madrid, que acude como destino SOCIO FITUR 2021 y estará volcada en promocionar la capital como destino preferente para el turismo internacional bajo su nueva marca Greater Madrid’. Por su parte, la cantidad de empresas baja de 11.000 a 5.000 corporaciones. 

La previsión de asistencia está en torno a los 5.000 profesionales nacionales e internacionales entre el miércoles y el viernes, que deberán presentar una prueba negativa de COVID-19 o bien realizarse un test de antígenos antes de entrar a las instalaciones. Las medidas se relajarán en la jornada de puertas abiertas al público durante el fin de semana, cuando solamente se controlará el aforo -con un recorte del 50%- y se tomará la temperatura corporal.

Este recorte también queda reflejado en la extensión de la feria, muy lejos de los años en los que la palabra coronavirus no estaba generalizada. En concreto, Fitur tendrá una superficie de 46.000 metros cuadrados distribuidos en siete pabellones, frente a los casi 70.000 metros cuadrados netos que se repartían a lo largo de los diez pabellones del año anterior. 

El estricto protocolo sanitario también incluye el diseño del espacio teniendo en cuenta todas las medidas anticovid como, por ejemplo, la distancia de seguridad y el refuerzo de los sistemas de ventilación que permitan renovar el aire.

‘Escaparate global’ del turismo posCOVID

Entre las novedades de esta cita, que marca un punto de inflexión en la reactivación del sector, destaca la presentación de los corredores turísticos y del certificado digital verde. Según avanzó la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, el conocido coloquialmente como pasaporte COVID estará listo para el próximo mes de junio, a la espera de que la Comisión Europea de luz verde a este mecanismo, para que se pueda emplear de manera recíproca con otros países miembros de la UE. Por el momento, hasta diez destinos nacionales han solicitado aplicar un proyecto piloto para la puesta en marcha de este documento.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"