economia

Gortázar (CaixaBank): "2021 va a ser un año difícil"

El consejero delegado de CaixaBank advierte de que "hay motivos para tener confianza pero también para ser prudentes"

30 DE octubre DE 2020. 11:23H Mario Talavera

2a596d4928e6e67456f6fb9772073f35.jpg

Los bancos se apresuran a ponerse la venda antes que la herida. CaixaBank no es una excepción, ya que en el conjunto del año ha provisionado 1.161 millones de euros para afrontar posibles riesgos que se darán durante el año que viene, cuando se espera que la morosidad pueda afectar al negocio.

Gonzalo Gortázar, el consejero delegado del banco, defiende que las entidades financieras están mejor que en la anterior crisis, pero eso no evita que tengan que ser prudentes. Se da la circunstancia de que en el tercer trimestre descendió levemente la morosidad, pero Gortázar lo considera "un espejismo con respecto a lo que viene por delante".

"Las provisiones no las necesitamos ahora, están hechas en 2020 porque pensamos que el escenario va a ser mucho peor en 2021", advierte el dirigente. Dicha preocupación entronca con las reiteradas advertencias del Banco de España y del Fondo Monetario Internacional, que avisan de que una crisis financiera sería la puntilla para la delicada situación de la economía.

En ese sentido, Gortázar ha mostrado que hay "mucha preocupación por la pandemia", así como por la escalada de la segunda ola. De ese modo, cree que el impacto económico puede ser destacado, toda vez que la economía ya está debilitada. Sin embargo, señala que se vive una situación más sana, sin burbujas como la inmobiliaria en 2008, y que además los hogares y las empresas están menos endeudados. En todo caso, cree que "hay muchos motivos para tener confianza pero también para ser prudentes y seguir gestionando con la mayor atención".

La presentación de resultados ha servido también para despejar dudas sobre otros temas. CaixaBank da por hecho que tendrá que hacer un ajuste de plantilla para "reducir solapes y duplicidades en el nuevo grupo" una vez que Bankia y CaixaBank sean uno, pero se niega que haya nada decidido al respecto: "Todavía nos quedan muchos meses para que la fusión se complete".

Lo que sí percibe claramente el consejero delegado de CaixaBank es que se producirán nuevas fusiones porque "el sector no ha conseguido ser adecuadamente rentable" en los últimos años. Por ello, apuesta porque "deberá haber más consolidación", pero descarta que pueda producirse un problema de competencia. En todo caso, recuerda que las fusiones son una vía para sanear el sector.

Con respecto a las ingentes medidas que los organismos públicos están desplegando para estimular la actividad económica, Gortázar las considera necesarias. Es más, recomienda que haya "fuertes dosis" de políticas expansivas para evitar que la actividad económica pueda derrumbarse por completo. En lo que compete a su negocio, incide en lo anómalo que resultan los tipos de interés en negativo y reconoce que puede tener unas consecuencias secundarias: "A largo plazo nos genera inquietud".

En cualquier caso, anima a que se mantengan y extiendan algunas medidas que han funcionado, teniendo en cuenta que "las restricciones de la actividad se van a mantener más tiempo". Por ello, tanto los créditos avalados por el ICO como la extensión de los periodos de carencia deben formar parte de la estrategia para salir de la crisis.

RentaMarkets: "Es interesante apostar por compañías que se van a beneficiar de la reapertura"