economia

Nace una iniciativa para impulsar las franquicias en España

La consultora de inversión, Grupo PGS, pondrá en marcha este proyecto denominado ‘Invest in Franchises’

13 DE julio DE 2020. 08:30H Carmen Muñoz

c353c2fd579c18bde591793d30ed44ff.JPG

El sistema de franquicias en España está formado por 1.381 enseñas, repartidas en casi 78.000 establecimientos, según la Asociación Española de Franquiciadores (AEF). Esta cifra se traduce en un incremento del 0,36% a cierre del año anterior (el último dato disponible) y tiene como protagonistas a compañías de origen nacional.

En un escenario marcado por la recesión, la consultora Grupo PGS ha lanzado ‘Invest in Franchises’, un programa para impulsar la apertura de nuevos negocios bajo el modelo de franquicias. La idea pasa por poner especial énfasis en los centros comerciales, que ya han recuperado el 50% de su actividad habitual, según un informe de ShopperTrak del mes de junio. 

Para poner en marcha esta iniciativa, que persigue “ayudar a recuperar los niveles de actividad económica previos a la crisis” a través del autoempleo o la inversión, cuentan con el apoyo de Carmila o Activum SG. 

Por el momento, ‘Invest in Franchises’ comenzará a operar en ocho comunidades autónomas. Se trata de Andalucía, Galicia, Madrid, Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, La Rioja y Extremadura. Está previsto que se añadan más regiones hasta el próximo 30 de septiembre. DIRIGENTES charla con el presidente de Grupo PGS, Pablo Gimeno, para conocer más sobre esta nueva andadura en la que se ha embarcado.  

¿Qué se puede encontrar en ‘Invest in Franchises’?

Es una iniciativa de carácter nacional que pretender potenciar la implementación o la apertura de franquicias en diferentes provincias o comunidades autónomas de España. Para ello, cuentan con los principales agentes del sector del retail de las franquicias y de los centros comerciales. 

Está previsto que colaboren hasta 70 franquicias. ¿Alguna pista de cuáles son?

La semana que viene daremos a conocer la totalidad de los acuerdos que hemos cerrado. Tenemos desde cadenas de restauración hasta el sector de la estética. Todas son nacionales y hay muchas de carácter más económico basadas en modelos de autoempleo y otras más enfocadas a la inversión. 

En un contexto en el que la compra online ya no es una opción, la realidad es que hay que redefinir el concepto de centros comerciales centrándose más en la experiencia. ¿Cómo se puede conseguir esto?

Lo comparo con la música. Las personas se pueden descargar una canción, tienen infinitas posibilidades, pero no hay nada como ir a un concierto. Esto es insustituible. En relación con los centros comerciales, se refiere a facilitar al cliente todo aquello que mejore su experiencia. Pueden ser cosas tan sencillas como mejorar la posibilidad de aparcar cerca del centro comercial, facilitar servicios en su teléfono móvil como directorios o poder suscribirse a newsletters con información sobre el ocio vinculado a las ventas. La idea es que la gente vaya a comprar a un centro comercial en el que ocurran cosas. Que haya vivencias o entretenimiento que contribuyan a mejorar la experiencia vivida y no solamente haber ido a hacer la compra. Mejorar la experiencia también es poder probar lo que se va a comprar o interactuar con el propio centro comercial. Para eso es necesario que integren la tecnología de manera que guarden tus datos o te vinculen con las redes sociales. Hay muchas opciones para que el simple hecho de ir y volver a estos lugares se convierta en una aventura más completa. 

Uno de los objetivos de esta iniciativa es fomentar la apertura de nuevos negocios comerciales a través de la franquicia. ¿Cuáles son los sectores en los que busca enfocarlos?

Los dos pilares fundamentales sobre los que se asienta el retail y la franquicia en España son la restauración y la moda. Pero también hay otros sectores importantes como el fitness, las clínicas de estética y peluquería, así como servicios de telefonía móvil. Nosotros intentamos abarcarlo todo. Hay algunos con más demanda que otros, pero van a tener que reconvertirse por el tema de la COVID-19. Este proyecto está abierto a cualquier negocio susceptible de poder estar tanto en un centro comercial como a pie de calle. No obstante, preferimos el primero por las ventajas que ofrece. 

¿Cuáles son esas ventajas que cita?

En primer lugar, la afluencia al público que tienen, así como la enorme oferta de la que disponen. Suelen tener un gran supermercado, que es casi el principal motor, pero también cuentan con entretenimiento, sus instalaciones se pueden adaptar a cualquier estación del año, tanto el frío como el calor y un gran sistema de seguridad. Son motores que provocan que mucha gente quiera desplazarse. La afluencia de un centro comercial puede oscilar entre las 40.000 y las 50.000 personas al mes e, incluso, más. Esto es clientela asegurada para un operador. 

En cuanto a las perspectivas, se muestra optimista de cara al futuro próximo. ¿Sus estimaciones tienen en cuenta un escenario de rebrote?

La COVID-19 sigue estando presente, pero pienso que cada mes vamos a estar un poco mejor que el anterior. Se habla de un posible rebrote en otoño, pero ya están aquí y hay una carrera a contrarreloj para encontrar medicamentos y vacunas. Creo que en el último trimestre del año habrá una vuelta a la normalidad más rápida de la esperada. 

¿Cuál es el perfil de los centros comerciales en España?

Es muy dispar y hay una gran variedad. El de los supermercados es un ejemplo muy bueno sobre cómo han ido modelando sus tamaños en los últimos quince años. En el momento actual están más enfocados a la proximidad y son más pequeños en comparación con las enormes superficies que había antes porque cambian los hábitos de compra. Ahora la gente tiene menos hijos y realiza la compra con mayor frecuencia. La oferta de retail es muy amplia y hay cabida para todos. La parte online se va a potenciar mucho, pero son compras diferentes que hacen unos y otros. 

Si hablamos de una gran ciudad es verdad que los centros comerciales que tienen éxito son los grandes con ofertas muy completas. Luego hay otros más pequeños y dispersos en cuanto a su ubicación del centro que les está costando un poco más. Pero insisto en que depende de la zona porque España es muy diversa en todos los sentidos, desde hábitos de compra hasta clima. La clave radica en saber adaptarse a los factores geográficos.

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”