Últimas noticias | trabajo - hidrógeno - 5g - i+d+i

Nacional

Ayuso quiere hacer de Madrid una puerta de entrada para empresarios internacionales

La presidenta de la Comunidad insiste en una reunión con el Círculo de Corresponsales que dedicará los próximos años a mejorar las condiciones para empresarios en la región

22 DE marzo DE 2022. 08:30H Stefanie Claudia Müller

Barcelona era siempre la ciudad más diversa a primera vista, menos “pija” y más bonita para muchos visitantes internacionales. Reinaban la playa, la gastronomía y una cultura internacional en la ciudad condal. Esto ha cambiado con la pandemia. Barcelona ha decidido frenar el turismo mientras Madrid parece permitir entradas sin límite bajo el mandato de Isabel Díaz Ayuso que, además, invita personas a vivir e invertir en la ciudad cuyos precios inmobiliarios y alquileres ya están en las nubes.

Sin embargo, el gobierno de Barcelona restringe y frena estos flujos con el fin de mejorar la calidad de vida para sus propios habitantes. En un encuentro con el Círculo de Corresponsales en el cual Ayuso se demuestra mucho menos polémico con el gobierno nacional y más modesta en general, la presidenta insiste en que Madrid es una ciudad abierta para todos y que quiere ser la ventana de inversiones para España.

El sector de sanidad publica esta muy dañada en Madrid

Cuando un corresponsal la recuerda que bajar los impuestos es muy bueno, pero que la otra cara de la medalla es que la sanidad primaria está quebrada en Madrid, ella responde: “Hemos vivido una pandemia muy grave que sin duda ha hecho sufrir a todo el personal médico. Pero tenemos un plan para mejorar su situación laboral y también vamos a hacer del hospital Enfermera Isabel Zendal una referencia en todo el país.” Promete mejorar la lista de espera de los pacientes y dice que el “Zendal es ya el mejor hospital de pandemias del mundo”. Sin embargo, reconoce que faltan médicos en Madrid, aunque no cuenta cómo solucionarlo en concreto y con qué dinero. Solamente menciona que son necesarios más facultades de medicina y debería ser más fácil acoger médicos de fuera. Ayuso habla a los corresponsales de muchos planes en relación con la sanidad, pero no como se puede financiar o cuando se van a ejecutar.

Madrid centro de trabajadores, inversores y refugiados de todos partes

Sin embargo, deja claro que la ciudad está abierta para quien quiere trabajar. Estresa que es la cultura del esfuerzo que mueve Madrid y no la de subvenciones y ayudas. Se desmarca de Vox con un empeño en que también refugiados están bienvenidos en la ciudad: “Todos los que buscan otra oportunidad en la vida y los que han tenido que dejar su casa por fuerza ajena encuentran su nuevo hogar en Madrid.”

Con relación a su gestión de la pandemia, que ha sido muy criticada por muchos corresponsales extranjeros en el pasado, por ser demasiado laxa y no precisa, explica que siempre ha optado por no cerrar nada: “El cierre ha hecho mucho daño a mucha gente.” Sin embargo, su gestión más liberal había hecho que la ciudad ahora tiene más hoteles que antes, más musicales y espectáculos culturales y “que nos preguntan de todo el mundo como lo hemos logrado.” Con respeto a la supuesta corrupción en su gestión y problemas en su partido, deja claro que son necesarios reformas y que cree que Alberto Núñez Feijóo es “la persona ideal para ejecutarles”. Deja claro que su sitio está en la Comunidad de Madrid: “Solamente estoy aquí desde 2,5 años, me falta mucho por hacer.” Defiende que no hay nepotismo en su Gobierno y que no sabía del contrato de sanidad con su hermano y que ella como política nunca ha favorecido a nadie de su familia.

Con respeto a la inflación y los impuestos en alza, defiende otra vez que está en favor de una estrategia de bajar los cargos fiscales para los ciudadanos y sobre todo para las empresas, aunque no explica con detalle cómo quiere entonces financiar una mejora de servicios públicos como colegios y la sanidad primaria. Se limita a decir que no tiene previsto subir el precio del agua o del transporte público, pero ve necesario un cambio en el Gobierno nacional para que bajen los impuestos en general y vengan más emprendedores a la ciudad.

Lo que ella no menciona es que en los últimos diez años casi todos los grandes países de la UE han subido sus impuestos y tasas y que España está con un 34% de carga en relación al PIB en comparación con Alemania que llega a 38,2% y Francia a 46% en un nivel más bien bajo, según datos de la OECD de 2018. Basándose en 2019 es cierto que España con un tipo general de 25% de impuestos para empresas está en el segmento más elevado, pero los impuestos están todavía mucho más bajos que potencias económicas y de bienestar como Alemania y Francia.  

Blindaje fiscal de Ayuso en la Comunidad de Madrid

Ayuso y Almeida reivindican el papel de Madrid como referente del turismo internacional

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"