Nacional

La cuenta atrás para las comunicaciones por internet

El director general de NFON en España, David Tajuelo, augura que los teléfonos IP sustituirán a los actuales en 10 años

13 DE marzo DE 2020. 07:20H Mario Talavera

Las empresas europeas dan uso a 135 millones de extensiones telefónicas a diario. Solo considerando esa cifra se puede tener una idea de la magnitud del mercado de las comunicaciones en Europa. Sin embargo, estas comunicaciones se realizan en su mayor parte a la manera tradicional, por lo que un avance en la tecnología puede poner patas arriba el mercado.

Esto es lo que está empezando a suponer la tecnología en la nube que, por resumir, permite realizar comunicaciones utilizando internet. En esa línea, hay que decir que las posibilidades de esta tecnología superan las llamadas tradicionales, hasta ofrecer otros servicios como mensajería instantánea, entre otros, de modo que un solo aparato permite utilizar diversas opciones.

De momento, la telefonía en la nube supone una pequeña parte de las extensiones que mantienen las empresas, en torno al 11%, por lo que el margen de crecimiento aún es importante. De hecho, la compañía alemana NFON pretende avanzar en la adopción de este tipo de servicios y llevar su tecnología al mercado europeo hasta situarse como líder en el segmento.

Su evolución hasta ahora ha permitido llevar desde las 253 mil extensiones en 2017, hasta cerrar el año pasado con un total de 449 mil. La consecuencia es que sus ingresos se dispararon el año pasado un 33%, hasta los 57 millones de euros, mientras que este 2020 se espera que crezcan entre un 20% y un 24%.

Aunque la penetración es escasa todavía, los responsables de la compañía no dudan de que “ese cambio va a suceder”, en referencia a la sustitución de las líneas tradicionales por las IP (digitales). El responsable de la compañía en España, David Tajuelo, comenta en un encuentro con periodistas que esta década resultará clave: “De aquí a 10 años todos los teléfonos serán IP”.

No obstante, como asegura el CSO de la empresa, César Flores, el peso de España en los resultados de su compañía, así como en el mercado en general, aún es reducido, y de ahí que tres cuartas partes de la cifra de negocio procedan de Alemania. Por ello prevé que el mercado ibérico (también Portugal) tienen un gran margen de crecimiento. La manera de abordarlo es mediante un programa de partners que lleva por nombre Ngage.

Esta estrategia de NFON persigue trabajar con clientes locales que ayuden a la compañía a implantar su tecnología. En particular, el foco de la paneuropea alemana está en las pymes, puesto que el 80% de las extensiones telefónicas del continente se encuentran en empresas con menos de 200 trabajadores.

Desde la perspectiva de la tecnológica, dos de los principales segmentos que van a apostar por este tipo de herramientas son el turístico y hotelero, así como el de los business centers como coworkings y centros de trabajo flexible. De hecho, se calcula que la adopción de la comunicación en la nube en este último sector crecerá un 63% en los próximos años.


Artículos relacionados

Telefonía en la nube, un negocio por explorar en España
Un tercio de los europeos utiliza la nube
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"