economia

Propuestas de los economistas para abordar el reto del envejecimiento

Los expertos reclaman una mayor coordinación en las políticas económicas para ofrecer soluciones globales a la longevidad para la economía, ya que afecta a gastos como sanidad, pensiones y dependencia

28 DE septiembre DE 2020. 08:29H Alexandra Gheorghiu

15da568894b627d10aff004ffc445bfb.PNG

España ya es el segundo país más longevo del mundo, solo superado por Japón. Este hecho se convierte en un reto al que hay que dar respuesta desde una perspectiva integral, según sostiene el último estudio elaborado por el Consejo General de Economistas (CGE). De esta forma, consideran que es posible establecer reformas a largo plazo, estableciendo los incentivos adecuados para todas las partes, tal y como advirtió el presidente del CGE, Valentín Pich. 

Asimismo, en la presentación de este análisis, se ha incidido en que el coronavirus, con los consiguientes efectos que ha tenido sobre las vidas humanas, el empleo y la actividad económica en poco tiempo, ha "colocado al envejecimiento como uno de los campos de estricta y urgente intervención", no solo durante la pandemia sino cuando finalice. 

En palabras del economista y coordinador de este estudio, Javier Santacruz: "En una sociedad donde tenemos personas más envejecidas, en situación de dependencia y que, además, se encuentran solas en un alto porcentaje, nos lleva a una 'bolsa' de personas en una posición extraordinariamente precaria y es de aquí de donde arranca nuestra reflexión". 

Una mirada integral

Este reto del envejecimiento se traduce en términos financieros implicando unas necesidades mayores de gasto y de inversión. Santacruz indicó dos opciones. Actuar de manera parcial con determinados "parches que solucionan cuestiones de corto plazo, pero no el largo plazo, sino que en muchas ocasiones agravamos los problemas" o hacerlo de manera global. 

Para ello dice que hay que asumir una necesidad de financiación, no solo del sistema público de pensiones, sino de la dependencia y de la sanidad. En este sentido, apunta a cuatro palancas que permiten encontrar esa financiación y tomar las medidas adecuadas. Estas son el ahorro público y privado, incrementar el stock de capital, la productividad y la "cuña fiscal".

Además, Santacruz pone sobre la mesa dos datos que reflejan las diferencias entre España y el resto de Europa en esta materia. Primero, el país "está muy atrás" en términos de gasto per cápita en dependencia y, en segundo lugar, recalca que en España un 90% de los programas de salud y dependencia están financiados con cargo al presupuesto público y solo un 10% del sector privado, una situación que no se da en otros países del entorno. 

Entre las propuestas para afrontar de forma global este problema se encuentran potenciar la "jubilación activa" y desincentivar el retiro temprano. Por otro lado, habla de una cuestión de productividad y de convertir "el factor trabajo y, especialmente, el capital humano en aquel que pueda seguir generando rendimientos a pesar de la edad".

Para eso, hay medidas como la digitalización de la economía, la introducción de un sistema de formación profesional de transferencia de conocimiento y experiencia de los más mayores a los trabajadores más jóvenes y mejorar la flexibilidad del mercado laboral. Por último, habla de reducir la 'cuña fiscal', es decir, la presión fiscal efectiva sobre los costes laborales, "porque tenemos una de las más altas de Europa" para destinar más recursos a planes de empleo.

Además de estas propuestas, Santacruz habla de la necesidad de crear "colchones anticíclicos" en épocas de bonanza económica. Se trata de generar bolsas de ahorro tanto en el sector público como privado para que eso sea "un auténtico ahorro anti-ageing, un ahorro frente al envejecimiento y, por tanto, una suficiencia financiera que nos haga menos dependientes de un endeudamiento exponencial". Por otro lado, señala que hay que revisar el marco fiscal que premia relativamente el consumo y castiga el ahorro, "necesitamos darle la vuelta a esto". También necesita un desarrollo "más a fondo" de los planes de empleo y mecanismos de conversión en liquidez de los activos inmobiliarios. 


Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa

En la presentación del estudio participó la presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, quien, en línea con lo anterior, lamentó que el sistema de bienestar social y de pensiones, en concreto, es "uno de los más opacos del mundo" y reitera que hay que poner cierto énfasis porque "con esa transparencia ganaremos mucho". E igualmente insistió en la idea de no ver el envejecimiento como una amenaza, sino como una oportunidad, "porque la van a aprovechar aquellos que sean capaces de crear un sistema sostenible y suficiente". "La economía que lo consiga está apuntalando una competitividad en el largo plazo y creo que así debemos observar este fenómeno, como un reto de competitividad de nuestro país", concluye.

Por su parte, la presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, habló de la necesidad de quitar el foco al corto plazo y dedicar tiempo a buscar soluciones al medio y largo plazo. "Es esencial analizar cómo hacer compatible el crecimiento económico y la sostenibilidad del sistema de la Seguridad Social sin olvidar los criterios de suficiencia y equidad intergeneracional" recalca. Aboga por traspasar al Estado determinados gastos de carácter no contributivo en el corto plazo y trabajar en unas medidas para hacer que el sistema de pensiones sea sostenible en el largo. 

Cuatroochenta: "BME Growth será una vía más de financiación para la compañía"