bolsas y mercados

El temor por el coronavirus chino marca la semana en Wall Street

La semana ha estado marcada por el dato del PIB en Estados Unidos y la decisión de la Reserva Federal de mantener los tipos de interés. Y los inversores han seguido muy atentos a la evolución del coronavirus chino y su impacto en la economía global.

31 DE enero DE 2020. 22:36H Cristina Rodríguez ( Nueva York)

La expansión económica de EEUU continúa, pero más lenta de lo esperado y aclamado por Donald Trump en muchas ocasiones. 

En el cuarto trimestre, el PIB estadounidense creció un 2,1%, según datos de la Oficina de Análisis Económico, y se mantiene en línea con los meses precedentes. El sector exterior aportó 1,48 puntos a ese crecimiento del 2,1%.

Pero en todo 2019 la economía se desaceleró hasta el 2,3% desde el 2,9% registrado en 2018. Se trata del dato de expansión más débil desde 2016. La caída en 2019 se debió a que disminuyeron los gastos de consumo personal, las inversiones y las exportaciones por las tensiones comerciales, según apunta el Departamento de Comercio. Además las importaciones se desplomaron un 8,7%. “Si bien los mercados de vivienda y trabajo han sido particularmente positivos, el automotriz ha estado cayendo y la volatilidad de este mercado ha planteado algunos desafíos” apunta Steve Rick, economista jefe en CUNA Mutual Group.

Además la renta real disponible creció un 1,5% en el cuarto trimestre, menos que en los tres meses anteriores. Esto podría tener un impacto en el consumo, que es la columna vertebral de la economía estadounidense.

Además la Reserva Federal decidió tras su primera reunión de política monetaria del año que mantiene los tipos de interés como están, entre el 1,5% y el 1,75%. “El crecimiento del empleo ha sido sólido y la tasa de desempleo se ha mantenido baja”, dijeron en su comunicado. La tasa actual es la apropiada para apoyar la expansión sostenida de la actividad económica”. La inflación sigue hacia el objetivo del 2% del Banco Central estadounidense. Poco antes de que la Reserva Federal tomara la decisión, el presidente de EEUU, Donald Trump, volvió a instar a Fed a rebajar los tipos de interés. Según él, “van ya dos años tarde”, y si los bajaran esto “amortizaría y refinanciarla la deuda”. 

Atentos al virus chino

Los mercados también se han mostrado tensos por la rápida evolución del virus de Wuhan de China, que se ha extendido por varios países. De hecho, el Comité de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud decidió que el virus constituye una emergencia internacional. 

Según los expertos, es probable que esto afecte al gigante asiático y desacelere su crecimiento económico, al menos a corto plazo, (algunos expertos apuntan a que le costará 62.000 millones de dólares), y podría perjudicar a sus socios comerciales en todo el mundo.

De hecho, las acciones mundiales caían a su nivel más bajo en dos semanas debido a la creciente preocupación por el impacto económico del coronavirus. De hecho el indicador “del miedo” en Wall Street, el índice de volatilidad CBOE, saltó a su nivel más alto desde el 10 de octubre. 

A principios de semana el Dow Jones registró su mayor caída en un día desde octubre y cayó hasta eliminar las ganancias promedio del año y el viernes se dejaba otros 400 puntos. El S&P 500 descendió un 1,6% rompiendo sus 74 sesiones consecutivas sin una disminución del 1%. Y el Nasdaq Composite llego a sufrir su peor día desde agosto, bajando casi un 2%. 

Estados Unidos ha pedido a sus ciudadanos que no viajen a China. Todo esto está afectando además a distintas empresas, muchas de ellas estadounidenses. Algunas de las que tienen una mayor exposición al mercado de consumo del gigante asiático y cuyo crecimiento está impulsado por los consumidores chinos han tomado decisiones que sin duda les repercutirá en sus resultados en el próximo trimestre. Entre ellas la marca de ropa vaquera Levi’s que ha cerrado la mitad de sus tiendas en China por brote de coronavirus. También McDonald’s o Starbucks ya cerraron muchos de sus establecimientos en territorio chino en respuesta al brote, lo que llevó a los analistas a preocuparse por sus ingresos a corto plazo. En concreto Starbucks ha echado el cierre a 2.000 cafeterías, más de la mitad de las que tiene en el país. 

Además, las compañías aéreas han decidido cancelar o reducir los vuelos a China por temor a la propagación del virus. 

Las acciones de las líneas aéreas United y Delta cayeron más del 3,3%. United Airlines ha suspendido algunos vuelos entre EE.UU. y China a medida que se propaga el coronavirus. Y American Airlines cuyas acciones se dejaron un 5% ha sido demandada por el sindicato de pilotos de la compañía para que se “detengan inmediatamente” los vuelos entre EE.UU. y China por “la amenaza sanitaria” del coronavirus.

Los hoteles también se están viendo afectados y así se ha reflejado en Wall Street. Las acciones de Las Vegas Sands y Wynn Resorts bajaron un 6,8% y 8,1%, respectivamente. MGM Resorts cayó un 3,9% y los títulos de Marriott International retrocedieron al menos 2,1%. 

Las empresas minoristas con exposición a China como Apple, Disney, Nike y Estee Lauder recortaron al menos un 1,8%. Estee Lauder y Nike generan el 17% de sus ingresos cada año en China.

Por su parte el precio de barril de petróleo retrocedía más de un 2%, tocando mínimos de varios meses por temores a la reducción de la demanda. En el mes de enero el 'oro negro' acumula una caída cercana al 20% desde los máximos de principios de año.

El barril de referencia en el Mar del Norte, el Brent, bajaba durante la semana un 3%, registrado su peor lectura desde principios de noviembre, y situándose a final de semana por debajo de los 57 dólares y el West Texas de Estados Unidos caía otro 3% hasta niveles de octubre, quedándose por debajo de los 52 dólares. 

Este brote en China ha llevado a los inversores a apostar por valores seguros como es el oro, cuyos precios tocaron el lunes máximos de dos semanas situándose la onza en los más de 1.500 dólares, su valor máximo en seis años. 

Otro que ha subido es el Bitcoin debido a la preocupación por el coronavirus ha sido la criptomoneda de referencia se estabilizó cerca de 9.300 dólares durante las sesiones comerciales de Asia y Europa. 

Esta semana también se publicó la confianza del consumidor estadounidense de The Conference Board que aumentó en enero más de lo esperado por el consenso de analistas. Subió hasta los 131,6 puntos enero desde los 126,5 registrados el mes anterior. Esto supone un incremento en máximos de cinco meses. 

Resultados empresariales

Además esta semana ha sido importante en resultados empresariales. Entre ellos los de Apple que ha ganado más de un 11% en su primer trimestre fiscal, aupado sobre todo por las ventas del iPhone, cuyos ingresos para el trimestre aumentaron un 8% respecto al año anterior, situándose en 55.960 millones. Aún así no se sitúa como líder de ventas. Huawei ha superado a Apple y se convierte en el segundo máximo vendedor de teléfonos móviles en 2019. Samsung sigue siendo el número uno, con el control del 20 por ciento del mercado mundial. Además los buenos datos de Apple fueron impulsados por las empresas de servicios como Apple TV + e iCloud.

Amazon superó las estimaciones de los analistas sobre los ingresos del cuarto trimestre de 2019 con unas ventas netas que de 87.440 millones, esto es un aumento del 21%, y cierra 2019 con unos beneficios netos de 11.588 millones, un 15 % más que en 2018. Esto se debe sobre todo a sus esfuerzos por acelerar las entregas. Sus acciones se dispararon cerca de un 12% en el 'after hours' de Wall Street tras comunicar sus resultados. El patrimonio neto de Jeff Bezos aumenta en más de 12.000 millones después del gran trimestre de Amazon. 

También le fue muy bien a otra tecnológica, Microsoft, con ganancias mejores de lo esperado gracias sobre todo al crecimiento en el negocio de la nube. En concreto se hizo con un beneficio de 20.245 millones de dólares, un 29% más. 

Por su parte los ingresos, la compañía de Elon Musk, Tesla, facturó 7.380 millones de dólares, por encima de lo esperado por los expertos y esto supone un 2,1% más de las ventas que obtuvo en el mismo periodo del año anterior. Se trata de sus segundos resultados consecutivos con beneficios. Las acciones de Tesla se disparan un 10% en Wall Street. 

También han registrado buenos datos McDonalds cuyas ventas han crecido un 6% en 2019 superando los 100.000 millones. En 2019 la cadena de comida rápida obtuvo 6-025 millones, un 2% más.

Los beneficios trimestrales de Visa aumentan un 10 %. Verizon ganó 17.458 millones en 2019, un 24,1% más. Muy buenas cifras también para Coca-Cola que obtuvo en 8.089 millones en 2019, un 39% más. Y General Electric se hizo con un aumento del 10,32% por ganancias más fuertes de lo previsto. 

Mucho peor le ha ido a Facebook que ganó 18.485 millones de dólares en 2019, un 16 % menos que en 2018. Y Boeing que sigue sumida en la crisis del 737 Max. La compañía ha registrado su primera pérdida anual en dos décadas ya que los costos del 737 MAX se duplicaron a casi 19.000 millones. 

Previsiones

Los próximos días tendremos que estar pendientes de varios datos de interés. El más destacado será la tasa de desempleo del mes de enero, que podría quedarse como está, en el 3,5%. Además se conocerá la balanza comercial de diciembre y se publicará el crédito al consumo de diciembre, el PMI servicios de enero o el PMI manufacturero del mismo mes que que está en 51 con 7 puntos. Y pendientes también de como siguen reaccionando los mercados a la propagación del coronavirus en China. 


Artículos relacionados

Nike, Marriott o McDonalds entre las compañías afectadas por el coronavirus
El oro y el Bitcoin se disparan por el coronavirus
"El coronavirus puede afectar al PIB de China y de EEUU"
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"