jueves, 21 junio 2018
ZONA PREMIUM
Hemeroteca

La gestión de activos abre la puerta a Silicon Valley

13 de marzo de 2018. 09:00h
  • La gestión de activos abre la puerta a Silicon Valley

El sector de la tecnología empieza a asomar la cabeza en el mundo de la gestión de activos. Igual que empezó a dar sus pasos en la banca, ahora parece que amenaza al conjunto de la industria de los fondos de inversión. Eso se deduce de un último informe elaborado por la agencia de calificación credicitia, Moody's,  titulado "La segunda ola de disrupción será digital". En el estudio se destaca que la entrada de la digitalización será un factor que transofromará el sector aún más relevante, con posibilidades de que nuevos competidores entren en escena en la gestión de activos. La agencia de calificiación crediticia y de riesgos afirma que las gestoras tradicionales están teniendo carencias en la innovación, por lo que hace que aumenten las probabilidades de que entren en juego nuevos competidores digitales. De hecho, lo ejemplifica con el auge de los Robo-Advisors, principalmente en Estados Unidos, que han conseguido en algunos casos tener más flujos de entrada que la gestión activa. "Los gigantes tecnológicos de Estados Unidos (Amazon, Apple o Google) no entrarían probablemente en el sector de la gestión de activos sólo por las comisiones de gestión, pero sí para facilitar la recopilación de datos de sus clientes y mantenerlos en los ecosistemas de las compañías", destacaba Moody's en el citado informe. En este sentido, ¿cuáles serían los principales actores que la industria tradicional tendría que seguir de cerca? Principalmente, los grandes conglomerados como Amazon, PayPal y Square, puesto que habrían comenzado a utilizar "sus analíticas de datos y sus canales de distribución para lanzar plataformas de direct lending (financiación a compañías)". Con todo, este tipo de compañías hasta ahora han tenido recelos a la hora de embarcarse en el sector de los fondos de inversión. Y es que Moody's sostiene que "el potencial de crecimiento del sector de la gestión de activos es mucho más pequeño que el de otras industrias en las que las compañías tecnológicas están intentando ser disruptivas, como la automovilística, la sanitaria o la energética". La agencia añade que "a pesar de que las gestoras de fondos, de manera global, no han sido rápidas en su adaptación al entorno tecnológico, , Fidelity y BlackRock han dado pasos importante en su crecimiento digital". Moody's confirma las grandes inversiones de las dos gestoras norteamericanas para mejorar la interacción digital con sus clientes y los servicios personalizados a través de su página web. En cuanto a BlackRock, destaca la creación de la plataforma de gestión de riesgos Aladdin y sus últimas compras e inversiones en el área de tecnología.