pymes

Los autónomos tiemblan ante el coronavirus

Las pymes y autónomos se encuentran a la espera de las decisiones que se tomen en el próximo Consejo de Ministros, ya que van a ser uno de los colectivos empresariales más afectados por esta situación

16 DE marzo DE 2020. 07:20H Carmen Muñoz

f1ea9ad95a8bb7907f3284cc3c16e834.JPG

En un tejido empresarial como el español, cuyo grueso lo componen pymes y autónomos, el parón de la actividad económica puede lastrar, y mucho, sus cuentas. A la espera de un nuevo plan tras decretar el estado de alarma, el Gobierno aprobó el pasado jueves una batería de medidas económicas con el objetivo de paliar los efectos derivados del coronavirus. Sin embargo, estas decisiones no contentaron a las asociaciones más representativas de este colectivo. "Las medidas anunciadas por el Gobierno en materia sanitaria nos parecen acertadas. En cambio, las de materia económica son claramente escasas. Muy alejadas del S.O.S que los autónomos lanzan. Esperemos que en la reunión de agentes sociales cambie la situación", expresó el presidente de ATA, Lorenzo Amor, en su cuenta de Twitter.

En concreto, el decreto ley contempla el aplazamiento de los pagos de impuestos para pymes y autónomos, entre los que se encuentran el IRPF, las cuotas repercutidas de IVA o el pago fraccionado del impuesto de sociedades. Todo ello por valor de 30.000 euros y durante un periodo de seis meses. Asimismo, se ha habilitado una línea de préstamos ICO de 400 millones, enfocada a los más afectados, como son el turismo, la hostelería y el transporte.

En este sentido, desde la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) han expresado su malestar y han tachado de "cortas" las decisiones adoptadas. "Nos venden como inyección de liquidez de 14.000 millones de euros un aplazamiento tributario insuficiente", asevera la secretaria general de UATAE, María José Landaburu, al tiempo que ha remarcado que "parece que el Gobierno no es consciente de la magnitud del impacto económico de este país". De igual modo, ha recordado que sectores como el de la educación no reglada, la agricultura, el pequeño comercio o los espectáculos no vayan a verse beneficiados de estas líneas.

Al margen del mito de que los autónomos nunca enferman, hay que añadir la considerable merma de los ingresos que pueden sufrir. La Unión de Trabajadores y Profesionales Autónomos (UPTA) estimaba, antes de decretarse el estado de alarma en España, en un 24% la pérdida de renta que puede registrar un trabajador por cuenta propia a raíz de la pandemia y un 8% de sus ventas anuales. Por lo que esta cifra podría incrementarse. En declaraciones a Europa Press, Amor cuantifica la pérdida entre los 16.000 y los 18.000 millones de euros. "Las previsibles consecuencias económicas que se desprenderán por causa del coronavirus en las próximas semanas y meses, hace más necesario que nunca una verdadera coordinación entre las distintas administraciones", señalan desde UPTA.

En este contexto, las tres organizaciones citadas emitieron el pasado viernes un comunicado conjunto que con medidas que consideran "extraordinarias y urgentes" con el objetivo de "evitar el impacto tanto humano como económico de la epidemia de coronavirus". Este documento ha sido enviado a la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá y a la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, con el propósito de que sean aprobadas el próximo martes en el Consejo de Ministros, en el que se debatirá un plan económico para hacer frente al Covid-19.

En concreto, se trata de iniciativas que "pueden ayudar a paliar la crítica situación en la que se están viendo inmersos muchos autónomos". Entre ellas, destaca la prestación por cese de actividad para aquellas personas que se vean obligadas a tener que cerrar su negocio. Argumentan que se trata de una causa de fuerza mayor. En el momento actual, existe el denominado 'paro de los autónomos'. No obstante, para poder acogerse a la medida, se ha de cumplir una serie de requisitos. Una cuestión en la que Amor se ha mostrado tajante al respecto y ha asegurado que, si el Gobierno no la garantiza y no aprueba la suspensión de la cuota de autónomos durante los próximos dos meses, pedirá a este colectivo que cause baja y no vuelva a dar alta hasta que mejore la situación, informa EP.

"Desde ATA venimos alertando de que estamos en un momento de excepcional gravedad, donde los autónomos nos vemos doblemente afectados por las pérdidas que esta situación nos está provocando pero también hacemos un llamamiento a la responsabilidad y a la tranquilidad”, constata Amor. Esta asociación ha recibido desde el miércoles más de 15.000 consultas de atención y seguimiento, según recoge Europa Press.

NN IP: “Nuestro fondo de Clima y Medioambiente renta más del 16% este año”