las empresas hablan

Las ventas de Adolfo Domínguez se desploman un 67%

Más del 90% de los establecimientos de la firma permanecieron cerrados en su primer trimestre fiscal, que abarca de marzo a mayo

16 DE septiembre DE 2020. 16:54H Dirigentes

e90ca160de98cc5fa7b5184918322ee5.jpg

Adolfo Domínguez contabilizó pérdidas de 8,1 millones de euros en su primer trimestre fiscal, correspondiente al periodo marzo-mayo, como consecuencia de la expansión de la pandemia. Según ha remitido la compañía textil a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta cifra agrava el resultado negativo obtenido en el mismo periodo del año anterior, cuando fue de -1,4 millones de euros. En este sentido, las ventas totales cayeron un 67,3%, hasta los 6,7 millones tras permanecer más del 92% de las tiendas cerradas durante esos meses y pese al repunte del canal online. En concreto, estas experimentaron un repunte del 52,3%. "La firma continúa reforzando sus inversiones en innovación y tecnología, con la renovación de su (página) web, que incluye ahora inteligencia artificial y personal shopper online para adaptar su oferta a las compras de los clientes", comentan desde Adolfo Domínguez.

Para hacer frente a esta situación, el grupo ha reducido sus gastos operativos en más de un 34%, así como también ha acometido ajustes temporales de empleo (ERTE) y ha buscado financiación extraordinaria.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) ha sido de -4,6 millones, frente a los 1,1 millones generados en las mismas fechas de 2019.

Por zonas geográficas, los ingresos han bajado en todos los mercados en los que opera, con Europa a la cabeza. En concreto, en el Viejo Continente el descenso se ha situado en el 80,6%, seguido de Japón (-59,4%) y México (-15,5%). En España el grupo ha perdido un 35% de sus ventas acumuladas entre enero y mayo.

Nueva página web

La compañía ha avanzado el lanzamiento de su nueva web a finales de mes de septiembre en Europa, México y Estados Unidos. Entre las novedades, se encuentra la posibilidad de personalizar la experiencia del cliente en función de sus compras y está pensada para el acceso desde el dispositivo móvil. Esta nueva plataforma incluye un servicio de permite seleccionar y enviar prendas a casa de los clientes a partir de un proyecto de inteligencia artificial asistido por estilistas del grupo.

En los últimos tres años, el comercio electrónico se ha convertido en una palanca de crecimiento para la compañía, con un aumento acumulado del 158% de las ventas.



“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"