economia

Cómo sortear las subidas de la luz

La eficiencia energética y el uso responsable pueden aportar un importante ahorro en la factura

06 DE septiembre DE 2021. 08:30H Mario Talavera

45d283dda8cfa45da31ea4da497de121.jpg

Los continuos bamboleos en los precios de la luz ponen en riesgo la eficiencia de las empresas, su capacidad para afrontar inversiones y también la sostenibilidad de las cuentas, incluidas las de los hogares. Con unos precios de la electricidad disparados en máximos que se incrementan día a día, se hace imprescindible optimizar el consumo y apostar por la eficiencia energética.

Tener en mente el gasto de cada acción resulta clave. Por ejemplo, el uso eficiente en calefacción eléctrica revierte directamente en la factura. Por cada grado adicional que se incrementa la calefacción, el gasto aumenta un 7%.

Esos son los cálculos que hacen los especialistas de Haverland. La temperatura ideal se encuentra entre los 19 y los 21 grados por el día, mientras que por la noche basta con no sobrepasar los 16 grados. Para mantenerse en estos parámetros, además de regular la temperatura de los radiaores, se recomienda contar con un buen aislamiento, dado que los cristales hacen perder el 25% del calor.

"La eficiencia energética es una de las claves para ahorrar en la factura eléctrica", comenta Antonio Mora, responsable de Atención al Cliente de Haverland. Esto se puede conseguir con emisores térmicos ecoeficientes de bajo consumo, que disminuyen la factura de la luz a la vez que aumentan el confort. A diferencia de otros sistemas de calefacción eléctricos, los emisores térmicos consumen menos energía y distribuyen el calor de una forma más homogénea y constante.

Las alternativas para la climatización de espacios se encuentra en fuentes de energía renovables, como son la geotermia, aerotermia o la energía solar. Para Mora, "se han incorporado en el sector empresarial, hoteles, hospitales, etc. pero aún queda recorrido hasta que llegue masivamente al consumidor particular". Desde su punto de vista, "en estos momentos los plazos de amortización son altos debido al elevado desembolso inicial".

Con el paso del tiempo y el avance de la tecnología, los electrodomésticos funcionan de una forma más respetuosa con el medio ambiente, lo que también repercute en su eficiencia. En el caso de los radiadores, Mora explica que "incorporan tecnologías que nos ayudan a reducir nuestro consumo energético".

También hay que tener en cuenta que el punto diferencial es el uso que se hace de las diferentes alternativas. "No importa el tipo de calefacción que elijas", comenta el especialista de Haverland, sino que el espacio concreto esté bien aislado. "De este modo no será necesario mantener la calefacción encendida durante demasiado tiempo, lo que se traducirá en un ahorro en tus facturas", concluye.

Además de la climatización, desde Haverland apuntan a más aspectos: "El sector empresarial no debería descuidar la gestión de los costes variables importantes como la climatización e iluminación de sus instalaciones". "Ahorrar energía en nuestras empresas nos va a proporcionar mejoras tanto económicas como ecológicas", aconseja Mora.

Por otro lado, apuntan dos errores principales que impiden ahorrar en el coste energético relacionado con la temperatura. El primer "y gran error" es no realizar un estudio o cálculo adecuado del sistema de calefacción o potencia necesaria. El segundo gran error es tener encendida la calefacción durante todo o gran parte del día.

La inflación en la zona euro se dispara a su máximo en 10 años

El 95% de los inversores institucionales creen que la inflación aumentará más de lo esperado

Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"