economia

El impacto de la luz se traslada a la cesta de la compra

Los productos básicos nos costarán más caros por la subida de los precios de la energía y de los carburantes, según la OCU

30 DE septiembre DE 2021. 08:02H Natalia Obregón

9fc6134e01ad0c1ca4201727298698ce.JPG

Cada vez nos gastamos más en la cesta de la compra, la principal partida en los gastos mensuales del hogar. De media, en este 2021, exactamente según la OCU, la Organización de Consumidores y Usuarios, nos gastamos 5.491 euros al año en esta partida. Si tenemos en cuenta que el salario mensual más habitual en España es de 1.701 euros al mes, a la compra dedicamos cada 30 días el 27% de esta remuneración.

Lo mejor, que el estudio de la OCU nos dice que, en toda España, el ahorro medio puede superar los 1.073 euros, un 10% por encima del pasado año. Y en el caso concreto del lugar donde hay más oferta, en este caso Madrid, podría llegar a los 3.532 euros cada año, en cifras de este 2021. Esto evidencia la importancia no solo de lo que compramos para comer sino, también de dónde lo hacemos.


EL EFECTO LUZ EN LA ALIMENTACIÓN

Los precios de consumo, que acaban de alcanzar un peligroso 4%, su mayor nivel en 13 años en los datos adelantados de septiembre, podrían mantenerse en el tiempo. Y lo peor es que ya están impactando, según este estudio, en la cesta de productos básicos, como la leche, los huevos y en especial, las carnes, por encima del 5%.

Constatan además que en este otoño y en el invierno seguirá teniendo impacto ese traslado del incremento de los precios de la energía a la cesta de la compra, desde el efecto transporte a su preparación. Se da la circunstancia de que hablamos de productos básicos, de aquellos que el consumidor no puede dejar ni de comprar ni de consumir.

De hecho, un 55% de los productos analizados han subido de precio. Los que más, los aceites, refrescos y los zumos azucarados por el aumento del IVA que se ha trasladado a su coste en los establecimientos. Red Bull, el kétchup y la Coca-cola, entre lo que más sube.

En el segmento de bajadas, limones, naranjas, mostaza, coliflor y sardinas recortan su precio un 10%, así como los productos de droguería. La OCU señala que debemos evitar aquellos que han reducido sus tamaños con una rebaja de precio.


LAS CADENAS MÁS CARAS Y BARATAS

Como es tradicional, entre lo más llamativo se encuentran las cadenas de alimentación más baratas. Dani, que opera especialmente en Granada, es la más económica, mientras que, si hablamos de cadenas nacionales, la que tiene los precios más bajos es Alcampo, que gana a Mercadona en cinco ciudades. A ellas se suma Family Cash, una cadena de origen valenciano que está adquiriendo locales de Eroski y de E. Leclerc. Entre las más caras, Sánchez Romero, Sorli Discau y Supermercado Plaza.

Si buscamos dónde han subido los precios, en qué cadenas de alimentación, encontramos que solo ha ocurrido en cuatro de ellas: E. Leclerc, Más y Más, la Plaza de Día y Día Maxi. En el resto, los precios han bajado. Y los establecimientos que más han abaratado sus precios son Consum y el Corte Inglés.

Las ciudades de España en las que resulta más barato comprar son Jerez de la Frontera, Almería o Castellón, frente a las más caras como Las Palmas de Gran Canaria, Getxo o Palma de Mallorca. Por Comunidades, Valencia y Murcia son las más económicas y las menos, Baleares y Canarias. En los lugares en los que más se puede ahorrar en la cesta de la compra nos encontramos a Madrid capital, Alcobendas, Barcelona y Badalona, por encima en todos los casos de los 2000 euros al año, si sabemos dónde llenar el carro. En los que menos, en Puertollano, Ciudad Real y en Getxo, donde el máximo ahorro anual puede llegar a los 478 euros.

¿Cómo puede afectar la subida de precios a nuestra recuperación?

¿Cómo sortear las subidas de la luz?




Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"