jueves, 21 junio 2018
ZONA PREMIUM
Hemeroteca

Ryanair ya cobra por el equipaje de mano

15 de enero de 2018. 09:00h
  • Ryanair ya cobra por el equipaje de mano

Ryanair no permite desde hoy maletas de mano a bordo de los aviones de forma gratuita. Si los pasajeros quieren seguir llevando consigo el equipaje de mano tendrán que adquirir un billete con embarque prioritario o un billete Plus o Flexi Plus, por cinco euros. El resto de pasajeros se verán obligados a dejar que sus maletas vayan en bodega a la hora de embarcar. Es a partir de este 15 de enero cuando entra en vigor la nueva política de Ryanair sobre equipajes. Las maletas que vayan a bodega, etiquetadas en la puerta de embarque, irán facturadas sin coste adicional para el pasajero. En el caso de que algún viajero se oponga a esta nueva normativa y no quiera separarse de su equipaje de mano la aerolínea se reserva el derecho de negarle el embarque. En cuanto a las medidas, éstas se mantienen como hasta ahora. Para la maleta de mano las dimensiones no pueden superar los 55 cm × 40 cm × 20 cm y un peso de 10 kilos. Y para el bolso pequeño que siempre se podrá subir al avión independientemente del billete que se adquiera, las dimensiones son 35 cm × 20 cm × 20 cm. Así, las 90 maletas que los pasajeros llevaban de forma gratuita a bordo del avión hasta ahora podrán seguir subiendo sólo en el caso de pagar por el servicio. Las limitaciones sobre la cantidad de bultos que caben en cabina siguen siendo las mismas, lo que significa que cuando se alcance dicha cantidad a bordo el resto de equipaje tendrá que bajar a bodega de forma gratuita. Pero la compañía no sólo es noticia por las novedades en su política sobre equipajes. También lo es por la posibilidad de que cambie su importante hub en Bélgica de la ciudad de Charleroi a la ciudad de Lieja. Aún no hay confirmación por parte de la aerolínea pero ambas ciudades han entrado en una batalla por albergar los vuelos de la low-cost. Tanto mantener su hub en Charleroi o cambiarlo a Lieja supone que la región de Valonia seguiría contando con el grueso de vuelos de Ryanair. Lieja parece tener posibilidades de acoger vuelos de la compañía irlandesa cuando ésta decida cambiar operaciones desde Reino Unido tras el Brexit. Por ahora el único contrato que existe entre la aerolínea y el aeropuerto es para que Ryanair pueda utilizar el aeropuerto en el caso de tener problemas en Charleroi o Zaventem. Pero precisamente ese convenio permitiría poder empezar a desarrollar nuevas actividades. La ciudad ardiente ofrecería a los pasajeros una buena conexión no sólo en Bélgica, con Bruselas a una hora en tren, sino también a importantes ciudades de otros países, como pueden ser Maastricht en Holanda, a apenas media hora en coche, o Aquisgrán, en Alemania, a unos 40 minutos. También podría caber la posibilidad de que Ryanair mantuviera sus vuelos desde y hacia Charleroi y abriera nuevos vuelos en Lieja, para servir desde allí al sur de Holanda y al oeste de Alemania.