economia

Las compañías ferroviarias huelen el aumento de demanda

Más de 500 millones de viajeros utilizaron el tren para desplazarse en 2018

07 DE enero DE 2020. 07:42H Mario Talavera

3c31869ee36f2a7ea60043ed213de4c5.jpg

2020 apenas acaba de comenzar pero ya es un año que marcará un hito en el sector de transporte. En diciembre los viajeros podrán optar por alternativas distintas a Renfe, una vez que el transporte ferroviario de personas se ha abierto a la competencia.

El operador español se encuentra entre los mejor valorados del mundo, y representa una referencia para el resto del mundo. Sin embargo, la luz verde que dio Adif a la competencia en julio de 2019 puede suponer un acicate para que el servicio se preste en condiciones aún mejores.

Según la CNMC, la liberalización puede suponer un aumento de la oferta, de la calidad y una reducción de los precios, además de optimizar el uso de la infraestructura ferroviaria, que desde sus inicios ha sido explotado por una única compañía.

A simple vista, podría observarse que el monopolio de Renfe es capaz de asustar a los rivales más atrevidos, pero lo cierto es que ya hay varias compañías dispuestas a entrar en el negocio. Entre ellas se encuentran nombres españoles como Acciona, Globalia o Alsa, y también empresas extranjeras como la francesa SNCF o la británica Virgin, entre otras. En total, Adif comunicó la presentación de hasta seis solicitudes distintas, lo que consideraba "un gran éxito" y daba cuenta del "enorme interés que suscita la red española para las empresas ferroviarias".

En concreto, las empresas que obtuvieron el visto bueno de Adif como preadjudicatarios fueron Rielsfera, filial de SNCF, Renfe e Ilsa, participada por la valenciana Air Nostrum y la italiana Trenitalia. En ese sentido, Renfe tratará de aprovechar que ya se encuentra explotando el mercado para sacar ventaja, antes de una previsible guerra de precios.

Renfe anunció a mediados de diciembre que pondrá en marcha un nuevo servicio de alta velocidad entre Madrid y Barcelona a menor precio que el que presta habitualmente. AVLO compensará la bajada de precios (costarán entre 10 y 60 euros) aumentando las plazas de los trenes en un 20%.

El creciente interés tanto de empresas nacionales como extranjeras tiene su razón de ser en que la demanda de transporte ferroviario no deja de crecer. En concreto, la CNMC cuantifica en 507 millones las personas que viajaron en tren durante 2018. Asimismo, los servicios comerciales generaron ingresos de 1.459 millones de euros, un 3,8% más.

No obstante, hay que explicar que no todas las líneas resultan tan apetitosas. Como se puede ver en el gráfico inferior, la que más demanda tiene es la que une Madrid y Barcelona, que fue utilizada por más de cuatro millones de personas. A continuación se sitúan Madrid-Sevilla y Madrid-Valencia, ambas con más de 2,5 millones de viajeros.

IEB: "La Banca Privada debe reinventarse hacia un mejor servicio y hacia economías de escala"