las empresas hablan

El CSIC convierte la investigación en soluciones contra la pandemia

El organismo asiste al Foro Transfiere de Málaga para presentar nuevos test serológicos, mascarillas con nanofibras, esprays nasales y materiales antivirus

14 DE abril DE 2021. 09:48H Dirigentes

6f65f03edbbc647fe31d129cf5a768b5.jpg

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cumple un año de investigación intensiva sobre el SARS-CoV-2, durante el que ha logrado convertir la ciencia básica en innovaciones como nuevos test serológicos, mascarillas sanitarias elaboradas con nanofibras, junto a esprays nasales y nanopartículas de cobre para bloquear el coronavirus.

A través de la Vicepresidencia Adjunta de Transferencia del Conocimiento, la investigación del CSIC también se ha concretado en nuevos telescopios ópticos, sistemas de monitorización de aguas, y nuevos circuitos fotónicos para tecnologías de comunicación. El CSIC ha vuelto a situarse un año más como el primer solicitante español de patentes europeas, según cifras de la Oficina Europea de Patentes. Es, además, el primer solicitante de patentes nacionales, según la Oficina Española de Patentes y Marcas y la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual. El organismo mostrará este trabajo el 14 y 15 de abril en el 10º Foro Transfiere de Málaga, la cita de referencia en innovación en España.

Entre las nuevas tecnologías para hacer frente a la pandemia de covid-19 destacan:

El CSIC también ha desarrollado tecnologías en otras áreas, como, por ejemplo:


  • Un nuevo telescopio óptico para la obtención de imágenes astronómicas y con aplicaciones en las telecomunicaciones. Ha sido desarrollado por un equipo del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).
  • Un sistema automatizado para la monitorización de la calidad del agua que facilita la gestión medioambiental de ríos, arroyos o canalizaciones urbanas. Ha sido desarrollado por un equipo del Instituto de Óptica (IO-CSIC).
  • Tecnología para procesar el orujo húmedo, o alperujo, un residuo muy contaminante de la producción del aceite de orujo. El nuevo método mejora su carácter biodegradable y hace la producción más sostenible. Ha sido desarrollador por el Instituto de la Grasa (IG-CSIC).
  • Tomates resistentes a entornos con alta radioactividad. Una nueva tecnología permite que las plantas de tomate puedan crecer en entornos con elevados niveles de cesio y que los frutos no tengan semillas, útiles en la producción de zumos. Ha sido desarrollado por un equipo del CEBAS-CSIC.
  • Tecnología de circuitos fotónicos integrados con aplicaciones en el sector de la informática, telecomunicaciones y detectores. Ha sido desarrollada por un equipo del Instituto de Óptica (IO-CSIC) y producida por la empresa tecnológica Alcyon Photonics.
  • Nuevo método y tecnología para tratar el temblor esencial, un síndrome que se manifiesta con temblor postural. Es un proyecto en desarrollo liderado por un equipo del Instituto Cajal (IC-CSIC).

En el Foro Transfiere de Málaga, el CSIC participará en mesas de debate a todos los niveles. El vicepresidente de Investigación Científica y Técnica del CSIC, Jesús Marco, debatirá en una mesa redonda titulada ‘Fondos Europeos Next Generation: Plan de recuperación para Europa: Ministerio de Ciencia e Innovación’ en la que se expondrá el programa de fondos para ayudar a reparar los daños económicos y sociales causados por la pandemia del coronavirus, con principal atención a la Investigación y la Innovación que jugarán un papel muy destacado en dicho plan.

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"