liderazgo

Las nuevas herramientas para la realidad pospandemia

Los supervisores reclaman unas reglas basadas en la calidad en lugar de la cantidad para cuando la recuperación se asiente

01 DE octubre DE 2021. 08:51H Mario Talavera

d4acbb790a280aa06be12f6c8dc5613e.jpg

El mundo ha sufrido sacudidas inmensas en el principio del tercer milenio. Por eso, los expertos se preguntan si las reglas que se usaban hace veinte años siguen siendo útiles en un entorno tan cambiado y cambiante. El Foro la Toja 2021 ha reunido a todo tipo de personalidades del ámbito político y económico que proponen cambios en la manera de conducir el mundo.

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, defiende que "hay aspectos de lo antiguo que es fundamental que permanezcan". Entre otras cosas, nombra las reglas fiscales, que ponen límites a la actuación de los estados, mientras que la política fiscal ha tenido las suyas propias. No obstante, los shocks económicos y la evolución natural de la economía han traído nuevas realidades que tienen sus propias consecuencias.

De Cos nombra la baja productividad, la demografía y la desigualdad como aspectos estructurales a tener en cuenta a la hora de elaborar nuevas normas. El gobernador del Banco de España señala los tipos de interés como uno de los elementos que han cambiado a causa de ese nuevo escenario. "Los economistas pensábamos que el 0 era el límite de los tipos de interés", pero como no es así, el Banco Central Europeo se plantea una revisión de su política monetaria.

A la vez, esa política monetaria tiene consecuencias sobre la política fiscal. Desde el punto de vista de de Cos, "la política fiscal no puede dejarse solo en manos de las autoridades nacionales". Eso significa que debe habilitarse, en este caso a la Unión Europea, para que tenga "la capacidad de poder activar un instrumento más potente". Por otro lado, lamenta que "en las épocas de bonanza no se han generado los márgenes necesarios para que en las recesiones se pudiera tener ese papel estabilizador".

En su turno, la presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, señala la necesidad de poder modificar las reglas fiscales si se necesita, como se ha hecho en la pandemia. No obstante, se puso la condición de que las medidas que se tomaran durante esa suspensión debían ser "oportunas, selectivas y temporales". Como el gobernador, Herrero, aboga por crear márgenes fiscales, dado el elevado nivel de deuda que tiene España, en particular.

No obstante, Herrero considera que la definición de las reglas del juego debe tener una aproximación diferente. Eso significa que "cuando se habla de reforma del marco fiscal no debe considerarse de manera aislada, a valores cuantitativos sino que tiene que tener un concepto más amplio". En resumen, que la capacidad de fiscal no atienda solo a cifras y límites concretos, sino a la salud general de las cuentas públicas de los estados.

En este contexto, cree que la Comisión Europea "podría hacer una cierta reinterpretación" de las reglas actuales pero, como mínimo, "se va a abrir un debate" sobre dichas reglas. Además, apoya la reelaboración de unas nuevas normas en el caso concreto de España, que además necesita otras reformas en el terreno laboral, tributario, de pensiones y de financiación.

Por último, Ángel Ubide, consejero delegado de Citadel LLC, indica que "estamos en el momento de invertir". "El momento de ahorrar se ha terminado, es el momento de asumir riesgos" dice Ubide. Asimismo, apoya las ideas de los otros dos panelistas, en tanto que cree que "hay que dejar de obsesionarse con la cantidad de la política fiscal y centrarse en la calidad", tanto en lo que atañe a las inversiones como a las normas. Por ejemplo, se refiere al objetivo de deuda del pacto fiscal europeo, marcado en el 60% del PIB.

29,9 millones de euros: es lo que nos toca a cada español en deuda pública

¿Qué retos tendrá España cuando pase la pandemia?

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"