asia

China y Rusia toman el relevo en Afganistán

Se abre una nueva era en el país marcada por las dificultades económicas y el ascenso de la pobreza

01 DE septiembre DE 2021. 08:26H Mario Talavera

14bb34a76be1403a0239a9373f02541d.jpg

La retirada de Occidente de Afganistán deja un país de cerca de 40 millones de habitantes abandonado a su suerte. Los talibanes vuelven al poder y, aunque la economía mejoró sustancialmente durante la ocupación estadounidense, los datos siguen mostrando la falta de desarrollo que impera.

En 2002, las primeras cifras desde los años 80 elevaban el PIB en 4.000 millones de dólares, que fue mejorando paulatinamente hasta 2013, cuando alcanzó su máximo de 20.000 millones de dólares. Los últimos registros reducen la producción afgana a 19.000 millones en 2019, basada en gran medida en la agricultura, según recoge el Banco Mundial.

Si bien el sector primario es el que menor peso tiene en la producción, alcanza un 21%, muy por encima del 3,5% de media que supone en la economía mundial. Mientras, la industria representa el 23%, y los servicios, un 56%, frente al 65% de media mundial, tal y como recoge la ficha del Ministerio de Asuntos Exteriores español.

El elevado peso de la agricultura denota el subdesarrollo de la economía afgana. Sus principales exportaciones son opio y frutos secos, además de lana, algodón, pieles, cueros, piedras preciosas y alfombras. Mientras, el país requiere maquinaria y bienes de equipo del exterior, así como alimentos, textiles y petróleo.

La cercanía marca las relaciones comerciales del país, ya que Pakistán (42%) e India (40%) acaparan el 82% de las exportaciones afganas. Sin embargo, China se cuela entre los principales proveedores del país. Así, el 17% de las importaciones tienen origen iraní, el 15,7% proceden de China y Pakistán aporta el 14,7%.

La región proporcionaba hasta ahora las relaciones más fructíferas para Afganistán, a pesar de la presencia de tropas de la OTAN. Así, esa tendencia puede acentuarse a raíz de la retirada, sobre todo en el caso de China y también de Rusia, que han mostrado su intención de continuar relacionándose con Afganistán bajo el nuevo liderazgo talibán.

El gobierno ruso se muestra partidario de participar en el diálogo que sirva para constituir un gobierno representativo. De hecho, la Embajada rusa en Kabul continúa funcionando "a plena capacidad", según la portavoz del Ministerio de Exteriores del Kremlin. Con respecto a las relaciones económico-comerciales futuras, desde Rusia se considera prematuro hacer pronósticos, pero se espera que puedan mejorar a las que ya existían: "No tenemos fundamentos para suponer que no se les confiera un nuevo impulso después de que sea ordenado el funcionamiento del sistema institucional y restablecida la calma en la sociedad afgana".

En China ha habido una recepción positiva de las declaraciones de intenciones de los talibanes afganos. Dichas declaraciones han ido destinadas al respeto de valores como la igualdad y el respeto a los derechos de todas las personas, en especial de las mujeres. Asimismo, una portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores acusó a Estados Unidos de dejar "numerosos problemas difíciles de resolver". Asimismo, llama a Occidente a "aprender algunas lecciones" sobre lo sucedido. Por su parte, las autoridades chinas confirman que han mantenido contacto y comunicación con los talibanes afganos.

Estas declaraciones por parte de Rusia y China contrastan con las de los países europeos y Estados Unidos. Sin ir más lejos, España aseguró que no reconocerá un Gobierno impuesto por la fuerza. En las últimas semanas, la Unión Europea ha condenado "de manera enérgica las violaciones de derechos humanos y del derecho internacional humanitario".

Desde 2001, Afganistán ha vuelto a formar parte de los principales tratados internacionales y es miembro de diferentes organismos, si bien el rechazo occidental a los talibanes puede dar al traste con ese creciente papel en el panorama global. Cabe considerar el contrapeso de China y Rusia, que pueden ser claves en ese aspecto.

China supera a EE.UU. y Europa en las cadenas globales de valor

Hacia una nueva relación comercial e industrial de América Latina con China

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"